¿Qué pasó con Pdvsa?

196

Eleazar Díaz Rangel |

¿Cuál es la imagen que Ud. ha tenido durante años de Pdvsa? Es posible que sea la misma o bastante parecida a la que yo me he formado de esa empresa. Es decir, que ha estado bien gerenciada, que producía y refinaba los combustibles que necesitábamos, y que los excedentes eran vendidos en el exterior a precios internacionales, y generaban los dólares que el país necesitaba (hasta que hubo la reducción de precios), y suponíamos que esos dólares eran bien administrados sin que se derrochara ninguno.

Es más, confiamos en que si hubo hechos de corrupción, fueron excepcionales, como el caso de los hermanos Parada, conocidos y enjuiciados por denuncias de personas afectadas, y, años antes, recordarán el caso de los petroespías, llevado al cine, donde aparecían mecanismos de la empresa capaces de detectar a los responsables.

De manera que suponíamos que allí no solo contaban con altos niveles directivos y gerenciales, y que todos quienes la han dirigido han sido gente honesta, que antes que nada se preocuparon por administrarla bien y conservarla como la empresa estatal más importante, la joya de la corona. Era igualmente lógico creer que, en Pdvsa, la inmensa mayoría de sus empleados y obreros son gente honesta, capaz, diligente, preocupada por echarla adelante y de preservarla de las amenazas externas.

Esa imagen que había sido reforzada con el éxito de Venezuela en el convenio para reducir la producción mundial de petróleo se vino abajo.

Desafortunadamente, esa realidad era otra, seguramente nada parecida a la sesgada discusión en la Asamblea Nacional sobre la empresa. Pero se recordó el dicho… cuando el río suena, piedras trae.

Fue el propio presidente Nicolás Maduro quien nos sacó del engaño. Sorpresivamente, anunció la designación de una nueva junta directiva. Pocas veces ha sido tan categórico en sus intervenciones como ahora cuando se refirió a la corrupción en el seno de la empresa petrolera. Confiado como estaba en que estos directivos serán capaces de descubrir tales hechos y en establecer las sanciones, tal como se hizo hace poco con la presidencia de Mariven.

El país queda a la espera de esa gestión, y que así como el Presidente hizo tan graves denuncias le estará informando del proceso de investigación y revelará los nombres de los corruptos.

Precios

Sigue siendo incontrolable el alza exagerada de los precios de todo… comenzando, por supuesto, con los productos alimenticios. Si la Gran Misión Abastecimiento Soberano y Seguro ha tenido éxito en organizar la distribución, y si los Clap lentamente están asistiendo necesidades de millones, queda por resolver el grave problema que se expresa en las colas, que no disminuyen, y en los abusivos, especulativos y escandalosos precios sin un organismo capaz de enfrentarlos con la suficiente fuerza.