Cuba se solidariza con Correa ante planes desestabilizadores

16

Hispantv

Cuba reiteró el lunes su total solidaridad con el presidente de Ecuador, Rafael Correa, que se enfrenta a una semana de protestas opositoras.

“Cuba expresa su firme e irrestricta solidaridad y apoyo con el hermano pueblo ecuatoriano, con el gobierno de la Revolución Ciudadana y con su líder”, dice la nota del Gobierno cubano.

Cuba expresa su firme e irrestricta solidaridad y apoyo con el hermano pueblo ecuatoriano, con el gobierno de la Revolución Ciudadana y con su líder”, dice una nota del Gobierno cubano.
Durante la última semana se llevaron a cabo varias manifestaciones y concentraciones en el país suramericano para rechazar las iniciativas del Gobierno de Quito y exigir la renuncia del mandatario ecuatoriano. Durante estos días, también un gran número de personas han salido a las calles para expresar su respaldo a Correa.

El comunicado de La Habana después de recordar los últimos acontecimientos en Ecuador, aseguró que estos hechos parecen seguir el mismo “guión de desestabilización”, utilizado para otros gobiernos progresistas de la zona.

En una nota publicada en el sitio Web Granma, Cuba pidió a todos los ecuatorianos que respeten el ordenamiento jurídico de su país y rechacen todo tipo de injerencia extranjera en los asuntos internos de Ecuador.

Además, denunció “esta nueva intentona golpista” contra Correa y el movimiento que lidera su persona Alianza País, pues estos delatan que los recientes acontecimientos en Ecuador estarían recibiendo apoyos desde el exterior.

Ecuador es escenario de movilizaciones tanto a favor como en contra del Gobierno de Correa, después de que el 5 de junio presentara un proyecto de ley a la Asamblea Nacional, denominado «Ley de Herencias o Redistribución de la Riqueza».

Este texto sirve para cargar la riqueza (herencias) y las ganancias extraordinarias (plusvalía) con nuevos impuestos: iniciativa que ayudará, de acuerdo con la Administración de Correa, a combatir los niveles de pobreza extrema.

Sin embargo, ante estos hechos, el presidente Correa, anunció el retiro temporal de la Ley de Redistribución de la Riqueza, y prometió “abrir un gran debate, invitar a un gran debate nacional”, con el fin de evitar que los grupos derechistas provoquen una mayor violencia.