Evo en la Asamblea de la OEA: discurso completo

Discurso completo del Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, en la apertura de la 42a Asamblea de la OEA en Cochabamba, Bolivia. 

Diario Cambio

Hermano Álvaro García Linera, Vicepresidente del Estado Plurinacional; hermano Miguel Insulza, Secretario General de la Organización de Estados Americanos; hermano Canciller de Bolivia, a todas y a todos cancilleres y representantes de los Estados de Abya Yala, ahora llamada América; a todo el equipo de trabajo del Secretario General de la OEA, a países observadores, a organismos internacionales; a todas las autoridades de la estructura del Estado Plurinacional, las embajadoras, embajadores, al Mando Militar, al Mando Policial; agregados militares, policiales; a los movimientos sociales del campo y de la ciudad, obreros, originarios, estudiantes (APLAUSOS), a todas las fuerzas sociales de Latinoamérica.

Bueno, primero, sorprendido por la gran visita de la comunidad internacional a esta 42 Asamblea Ordinaria de la Organización de Estados Americanos, bienvenidos a Tiquipaya, Cochabamba, Bolivia.

Quiero decirles brevemente que este evento es histórico e inédito, porque hace 33 años, 1979, en la primera Asamblea de la OEA en Bolivia, que por imposiciones externas y por obediencia interna le recibía y le despedía a la OEA con tanques, fusiles, mediante el golpe militar fascista que se produjo en aquellos tiempos. Ahora el pueblo boliviano, especialmente los movimientos sociales, les recibe con mucha alegría, fiesta y esperanza a este organismo internacional de América.

Como siempre, tenemos diferencias, seguro algunos pequeños grupos sienten con mucha nostalgia las dictaduras de la década del 70; son nuestras diferencias, se respeta esos aspectos.

Quiero brevemente informar a la comunidad internacional sobre las profundas transformaciones que lleva adelante el Gobierno Nacional, acompañado por los movimientos sociales. Las víctimas del liberalismo de aquellos tiempos, del militarismo, y en los últimos años del neoliberalismo, nos hemos organizado en un programa de Gobierno con principios y valores, por tanto un instrumento político de liberación del pueblo boliviano. En este proceso hemos garantizado la revolución democrática cultural con voto y no con bala mediante la Asamblea Constituyente.

Una Asamblea Constituyente que permita hacer profundas transformaciones al Estado colonial para llegar al Estado Plurinacional como una expresión de la diversidad que tiene el pueblo boliviano.

Unos aspectos importantes, cómo pasar de la democracia representativa a una democracia participativa, comunitaria y decisiva para el accionar del Gobierno, las distintas estructuras del pueblo boliviano.

Acá se decide no solamente con voto, no solamente con referéndum, también con consultas; inclusive para los sectores más marginados, como el movimiento indígena de las zonas amazónicas, la elección de sus autoridades a la Asamblea Departamental por usos y costumbres. De esta manera se garantiza la participación. Se han creado circunscripciones especiales para la participación del movimiento indígena que no tiene mucha población en sus regiones de toda Bolivia.

Un ejemplo, un diputado de una circunscripción de la ciudad de El Alto, que sus votantes son como 170 mil, y ese diputado gana con 110 mil; frente a un hermano indígena que puede ser diputado con 300, 400, 500 votos, pero tiene los mismos derechos y los mismos deberes como asambleísta nacional para prestar un servicio al pueblo boliviano.

Al margen de eso, las permanentes reuniones con los sectores sociales, desde el año pasado hemos creado el Encuentro Plurinacional, para escucharnos, para informarnos, de esta manera también decidan mediante estas reuniones de carácter nacional, el Estado Plurinacional con los movimientos sociales.

Pero algo más importante, así como en los sindicatos, hay una rendición de cuentas de los dirigentes hacia sus bases, hemos creado también desde el Ministerio de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción todas las autoridades de las estructuras del Estado Plurinacional, incluidos nuestros comandantes de la Policía y de nuestras Fuerzas Armadas tienen que rendir cuentas al pueblo mediante encuentros permanentes, a pedido de cualquier sector social a fin de transparentar la administración del Estado Plurinacional; es lo que dijo el Subcomandante Marcos, “mandar obedeciendo al pueblo”. Estamos en la etapa de cómo garantizar esto de “mandar obedeciendo al pueblo”.

También quiero decirles, en toda la historia los más marginados, los excluidos, eran las mujeres de las distintas estructuras sociales, y el movimiento indígena. Ahora las mujeres y los hermanos indígenas son los actores y protagonistas de estas profundas transformaciones para liberar al pueblo boliviano.

Algunos avances en lo social:

Reducción de la pobreza moderada de 67 por ciento a 48 por ciento

De la extrema pobreza, de 45 por ciento a 24 por ciento

Reducción de desigualdades, antes de 1 a 70, ahora de 1 a 35; es decir, antes, de cada dólar que tenía el más pobre, el más rico tenía 70 dólares; ahora de cada pobre que tenía un dólar, ahora el más rico tiene 35 dólares, esta es una forma de cómo reducir las profundas asimetrías de familia a familia o de persona a persona.

Antes los ingresos se concentraban en pocas manos, ahora se distribuyen en bonos y rentas al pueblo boliviano.

Antes se privatizaba la riqueza y se socializaba la pobreza, y ahora una distribución de la economía al pueblo boliviano mediante bonos y rentas.

Quiero también brevemente informar sobre el desempeño económico algunos datos de organismos internacionales, porque de acuerdo a los datos nos demuestran que somos el primer país de América Latina en reservas internacionales como porcentaje del PIB. Es decir, nuestras reservas internacionales constituyen el 50 por ciento del PIB, porque el 2005 teníamos apenas 1.700 millones de dólares de reservas internacionales, y este año estamos llegando a 13.000 millones de dólares de reservas internacionales. Un cambio profundo en la economía del pueblo boliviano.

Incremento del ingreso per cápita, antes 900 dólares, ahora 2.200 dólares.

La participación del Estado en la economía, antes sólo participaba con 14 por ciento y ahora llegamos a 34 por ciento de participación del Estado en la economía nacional.

Nuestra empresa más grande, YPFB, antes se considerada como residual, yo entiendo que viene residual de residuo, basura, así estaba considerada nuestra empresa, YPFB. El 2005 sus ingresos eran apenas de 300 millones de dólares, y el año pasado renta al pueblo con 3.150 millones de dólares. Este año se estima que recibirá 3.500 millones de dólares, un cambio profundo.

Inversión: En 2005 eran apenas 600 millones de dólares, para este año está programado, estimado llegar a más de 5.000 millones de inversión.

Quiero acá expresar mi respeto, mi admiración a todos los movimientos sociales de Bolivia, durante los últimos 20 años luchamos esta generación de dirigentes, de bases acompañado de los distintos sectores sociales, no solamente para dignificarnos, no solamente para la atención de las reivindicaciones sociales, sino sobre todo para recuperar nuestros recursos naturales.

Como Gobierno recibimos un mandato, el mandato es nacionalizar nuestros recursos naturales, y el Gobierno cumple ese mandato ante el pueblo boliviano, y nacionalizamos los recursos naturales.

Por eso este profundo cambio en la economía nacional, la nacionalización de los hidrocarburos es la base material de la liberación del pueblo boliviano, en corto tiempo hemos empezado a transformar Bolivia, y ahora quiero reafirmar, hemos pasado del Estado colonial mendigo, al Estado Plurinacional digno, y eso es Bolivia por ahora.

Con respeto a todos los cancilleres, con respeto a todos los países observadores y a la comunidad internacional, esta pequeña experiencia de trabajo, de gestión de seis años y medio, me obliga a recomendar, a sugerir a los países de América Latina y el Caribe y al mundo a recuperar sus recursos naturales para el bien de todos los pueblos del mundo.

Quiero expresar nuestra admiración y respeto a la OEA por aceptar que en esta Asamblea con prioridad se debata la seguridad alimentaria con soberanía.

¿Por qué seguridad alimentaria con soberanía? Por supuesto tenemos la obligación de exportar, de importar productos; pero siento que es importante que los gobiernos que representan Estados mínimamente deben garantizar alimentos básicos, llamados alimentos de la canasta familiar.

Y aquí tenemos una mala experiencia, esta mañana o al mediodía brevemente comentaba a los compañeros de los movimientos sociales, algunas importaciones a título de cooperación mediante donación se ha convertido en una dominación y sometimiento a nuestro pueblo, a Bolivia.

Les comento, era conocido, muy conocido en Bolivia el Programa PL 480, ¿en qué consistía el Programa PL 480? Que Norteamérica donaba a los gobiernos trigo para harina, por tanto para el pan, aquí los gobiernos monetizaban, era donación. Esta donación nunca permitió que los bolivianos produzcamos trigo para el pan. Cuando llegamos ya no ha habido donación, ya no hay cooperación, y por tanto faltaba pan y el pueblo echaba la culpa al Presidente, al Gobierno Nacional, y ahí nos dimos cuenta que un Presidente, un Gobierno, un pueblo si no se somete a las imposiciones del Gobierno de Estados Unidos, pues es castigado con esta clase de políticas.

Por tanto, las donaciones que venían, esta llamada cooperación era sinónimo de donación, Bolivia hasta ahí sólo producía el 20 por ciento del mercado interno; pero esto nos obligó a mejorar la producción, y ahora estamos acercándonos al 50 por ciento aproximadamente del trigo.

Y ¿cómo salvamos? ¿Cómo nos hemos defendido en ese momento cuando había una arremetida?, por supuesto, si falta pan quién no va a protestar; pero son mecanismos, son cooperaciones bien planificadas, y ahí de verdad quiero saludar y agradecer a la compañera Cristina Fernández, Presidenta de Argentina, que oportunamente nos vendió, desvió sus ventas de trigo a otros países, eso es lo que decimos comercio de complementariedad y así nos hemos defendido, creo que es importante cómo implementar comercio de complementariedad antes de que sea de competitividad.

Estas experiencias nos obligan a pensar, todos los países debemos garantizar alimentos con soberanía en algunos productos básicos, repito, siempre habrá importaciones, exportaciones, es una obligación; pero si en tema de alimento, que es la vida misma de nuestros pueblos, pues cómo pensar.

Dentro de esta llamada garantizar alimento para el pueblo, hemos desarrollado algunas políticas importantes, por ejemplo la democratización al acceso de la tierra, aquí se garantiza tierra para el pequeño productor, Tierras Comunitarias de Origen, bueno, contarles los datos es harto, y sabe el pueblo boliviano.

Hemos creado un crédito agrícola con el cero por ciento de interés para algunos productos importantes como maíz, arroz, soya y trigo en especial, que nunca antes había. Este crédito con cero por ciento de interés es para incentivar la producción de estos productos, que es lo más básico.

Antes sólo había crédito del sector privado para comercio y para servicios, no para temas productivos, esos créditos además de eso eran inclusive con más del 30 por ciento de interés anual. Nosotros también hemos creado un Banco de Desarrollo Productivo con un interés de 6 por ciento anual para incentivar la producción en Bolivia.

Subvención en la compra de productos agrícolas básicos y deficitarios, especialmente a los pequeños productores. Hemos implementado un sistema de pirhuas y qollqas del Estado.

¿Qué es pirhuas y qollqas? Son las reservas de alimentos a cargo del Estado, a cargo del Gobierno Nacional, para enfrentar emergencias, pero también para evitar especulación de productos agropecuarios. ¿Por qué para evitar la especulación? El 2008, dentro de esa batalla económica, lamentablemente algunos, no todos los comerciantes y empresarios, han preferido vender el arroz fuera de Bolivia en menor precio, y en Bolivia era más caro e hicieron faltar el arroz.

Yo digo felizmente ha habido eso, si no hubiera habido ese sabotaje seguramente nunca hubiéramos retomado las formas de cómo tener reservas en alimentos mediante pirhuas y qollqas.

Eso nos obligó a prepararnos, momentáneamente inclusive hemos contratado silos, hemos empezado a construir silos en dos departamentos, este año vamos a continuar con más silos para que haya una reserva de alimentos que evite la especulación como también emergencias si hay algún problema. El resultado, ahora es que no nos falta arroz, el 2010, y lo mismo ha pasado con el azúcar. Ahora nos sobra arroz y azúcar y hemos aprendido y por eso es tan importante que el Estado participe para tener reservas de alimentos para atender oportunamente a sus pueblos si se presentara algún problema.

Pero también queremos expresar una inversión intensiva en sistemas de riego, hemos creado un programa llamado MiAgua, Más Inversión para el Agua, por lo menos en algunos municipios, muy pocos por cierto, municipios de las áreas rurales, los alcaldes me dicen: con este programa ya el 100 por cien de su población tiene agua potable, es un avance muy importante.

Pero en tema de riego nuestro Gobernador del departamento de Cochabamba ha escuchado, los asambleístas de este departamento, las semanas pasadas hemos recibido los proyectos para el Programa Mi Agua, y un alcalde qué nos decía, además de eso un alcalde opositor, no era del partido en función de Gobierno, decía: gracias al Programa Mi Agua que ahora nuestros hermanos que viven en Estados Unidos, que viven en Europa están retornando a sus tierras, para producir, porque hay riego en su comunidad. Gracias a este Programa, los migrantes a la ciudad ahora están retornando al campo para producir.

Conoce nuestro alcalde de la ciudad de Cochabamba, hemos escuchado, y con mucha alegría son algunos resultados; por lo tanto quiero agradecer en esta oportunidad a algunos organismos internacionales que nos apoya, nos financia mediante créditos el Programa Mi Agua, Más Inversión para el Agua.

Pero también apoyamos la producción de alimentos orgánicos, y ante todo los alimentos ancestrales. Apoyamos también lo que nos dijo el compañero, nuestro Canciller David Choquehuanca, papalisa, estamos apoyando papalisa compañero David.

Si estos son resultados de una gestión en Bolivia, y siento que hay países que se liberan en Latinoamérica, en el Caribe, siento que es importante en esta Asamblea debatir, respetando nuestras diferencias, sobre las estructuras, sobre las cartas constitutivas y cartas democráticas de esta organización más grande y más antigua, más antigua yo diría de América, la OEA.

Y un poquito para refrescar la memoria, o para informar a las nuevas generaciones, cuándo y cómo y para qué nació la OEA. Por lo menos de acuerdo a información que tenemos, la OEA nació en plena época de la Guerra Fría, ¿y qué era la Guerra Fría? Las potencias de entonces se han distribuido a todo el mundo, y como qué, América llamado “para los americanos”, y por tanto la OEA nació como un Ministerio de Colonias de Estados Unidos y el Caribe con el lema “América para los americanos”. Yo eso veo que América Latina y el Caribe para los Estados Unidos, para eso ha nacido la OEA.

Y en esta reflexión, un poco estuvimos revisando, la mayor parte de las acciones de esta organización, saludamos algunas acciones beneficiosas para los pueblos en América Latina y el Caribe, pero en la mayor parte han sido para intervenir naciones, para encubrir dictaduras militares, hasta para impulsar a las dictaduras, para reprimir y escarmentar a los movimientos sociales que luchan en pos de su liberación. Era fundamentalmente para combatir al socialismo; por tanto no solamente a los movimientos sociales sino a los partidos políticos de tendencia antiimperialista, anticapitalista, anticolonial.

En resumen, la OEA era para perpetuar la hegemonía de los Estados Unidos. Si eso era la situación o el origen de la OEA, pues estamos en la obligación ahora cómo podemos cambiar esa situación.

Por ejemplo me recordaban algunos hermanos, las intervenciones a Panamá, a Guatemala, a Granada, a Cuba. Ahora estamos en otros tiempos, eso tiene que desaparecer.

Además de eso la OEA ha creado otros instrumentos, instrumentos de dominación, como el Tratado Internacional de Asistencia Recíproca, TIAR. Si realmente hubiera el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca todos estaríamos con Argentina para que Malvinas sea de Argentina y será para Argentina.

Saben ustedes que están presentes acá, sabe el mundo entero que hay países que se oponen. Si es (APLAUSOS Y VITORES ¡MALVINAS ARGENTINAS! ¡MAR PARA BOLIVIA!)… Muchas gracias compañeras y compañeros, por supuesto si es Malvinas para Argentina es mar para Bolivia, agradecemos.

Quiero aprovechar esta oportunidad, Bolivia nació en 1825 con mar sobre el Océano Pacífico, que Bolivia, el pueblo boliviano jamás renunció, jamás renunciará el retorno al mar con soberanía, y saludamos la solidaridad de casi todos los países, de los movimientos sociales de Latinoamérica, del mundo, porque las guerras ni invasiones otorgan derechos, eso es un principio universal; por lo tanto, si estamos en la etapa de integración y desarrollo, este problema histórico debe ser resuelto y saludamos el acompañamiento.

De verdad quiero decirles que tal vez algunas delegaciones pueden pensar que este sentimiento del pueblo de Bolivia y de Latinoamérica puede ser bien organizado, falso.

Yo me acuerdo, hace seis años atrás, cuando por primera vez visité Chile, me invitaron a un coliseo, y ahí todos los hermanos, no todos, los dirigentes de los movimientos sociales de Chile estaban gritando ¡Mar para Bolivia! ¡Mar para Bolivia! Me sorprendió. Por eso quiero saludar a los hermanos chilenos, a los movimientos sociales argentinos, de todos los sectores por esa gran solidaridad con el pueblo boliviano (APLAUSOS Y VITORES ¡MAR PARA BOLIVIA! ¡MAR PARA BOLIVIA! ¡MAR PARA BOLIVIA! ¡MAR PARA BOLIVIA!) Muchas gracias hermanas y hermanos.

Pero también tenemos otro instrumento como es la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Yo me pregunto, y nos preguntemos, ¿de qué derechos humanos se ocupa la Comisión Interamericana de Derechos Humanos? Solamente ver el problema de los derechos humanos en algunos países donde el Presidente, el Gobierno no comparte las políticas del Gobierno de Estados Unidos. ¿Por qué no se dedica también de los derechos humanos en Estados Unidos? Es importante preguntarnos seriamente para evaluar esta clase de instrumentos que son de dominación y de sometimiento.

Hermanas y hermanos, si hay profundas transformaciones en Bolivia, en Latinoamérica, ya no estamos en tiempo de la Guerra Fría, es nuestra obligación cómo cambiar a la OEA; por tanto para la OEA hay dos caminos: muere al servicio del imperio o renace para servir a los pueblos de América (APLAUSOS).

Yo quiero plantearles, con mucho respeto a las delegaciones, refundar, refundar a la OEA, y para refundar a la OEA por supuesto planteo la eliminación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, TIAR, el TIAR debe desaparecer.

Si queremos que la OEA esté al servicio del pueblo de América pues también tiene que eliminarse la Junta Interamericana de Defensa, tiene que eliminarse el Colegio Interamericano de Defensa; pero algo más, yo saludo a muchas fuerzas sociales, eliminaron la llamada Escuela de las Américas. Sin embargo todavía sobrevive con el nombre de Instituto Hemisférico de Cooperación en Seguridad, la ex Escuela de las Américas, tiene que eliminarse. También ese Instituto Hemisférico de Cooperación en Seguridad.

Con las disculpas necesarias, si de verdad Latinoamérica y el Caribe merecen respeto, merecemos respeto, tiene que acabarse con todas las bases militares de Estados Unidos en América Latina y el Caribe (APLAUSOS).

Y también podemos reafirmar desde acá que sin bases militares (VITORES, ¡EL PUEBLO, UNIDO, JAMAS SERA VENCIDO! ¡EL PUEBLO, UNIDO, JAMAS SERA VENCIDO!) en Bolivia estamos mejor que antes, es el resultado de cerrar las bases militares en Bolivia.

En esta refundación de la OEA es importante la universalización de la jurisdicción de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para supervisión o para supervisar la vigencia de los derechos humanos no solamente en Latinoamérica sino también en Estados Unidos, y si no quieren cuidar los derechos humanos en Estados Unidos, mejor que desaparezca la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Pero siento también que reconocer el trabajo del compañero José Miguel Insulza y todo el equipo por impulsar la Carta Social, es un gran avance, respaldamos y apoyamos. Siento que mañana va a ser aprobada, pero también es importante constituir otros organismos para defender los derechos de la Madre Tierra, para defender los derechos de los pueblos indígenas, cómo implementar políticas de complementariedad en el tema de comercio, una serie de propuestas para la refundación de la OEA.

Hermanas y hermanos de los movimientos sociales, autoridades que vienen de toda América, de Europa, organismos internacionales, siento que es el mejor momento, el momento para refundar a la OEA para que esté al servicio de los pueblos de América.

Reconocemos que la antigua organización de América, antes llamada Abya Yala, por eso esta propuesta con mucha humildad, siempre pensando que los beneficios sean para los pueblos de América. Muchas gracias y muchas felicidades, bienvenidos nuevamente a Bolivia. (APLAUSOS y VITORES ¡EL PUEBLO UNIDO, JAMAS SERA VENCIDO).

Cochabamba, 3 de junio de 2012

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*