Misión AgroVenezuela: el campesino en el aparato productivo nacional

33

«La Gran Misión AgroVenezuela más que un programa social, es un programa que incluye a quienes  históricamente fueron excluidos, que visibiliza a los históricamente invisibilizados y que da voz a los que siempre fueron callados. Es una misión que reivindica a los pequeños y medianos productores agrícolas», indicó Omar Oviedo, vocero del Fundo Zamorano Aracal, ubicado en el municipio Urachiche del estado Yaracuy.

AVN

El también beneficiario de la Misión AgroVenezuela, recordó que en años anteriores los campesinos, pescadores y acuicultores eran vistos como unos peones que no tenían derecho a trabajar tierras, tener cuentas en bancos, recibir créditos, recibir capacitación y manejar maquinaria de última tecnología. «Pero ahora la historia es otra, contamos con una misión que nos acompaña en todo el proceso de siembra, cosecha y arrime de los alimentos para alcanzar la anhelada soberanía alimentaria».

El mencionado programa social fue creado el pasado 29 de enero de 2010, con el objetivo de fortalecer la producción nacional de alimentos, mediante el suministro de apoyo técnico, financiero y logístico a pequeños, medianos y grandes productores

El objetivo es concentrar esfuerzos en rubros específicos entre los cuales destacan: el Vegetal (maíz, arroz, soya, girasol, hortalizas, para, caña de azúcar, café y cacao) Pecuario (carne de pollo, huevo, cerdo, leche, caprinos, ovinos y carne de bovino) así como pesca y acuicultura (atún, camarones y acuicultura).

Además, busca estimular el crecimiento de la frontera agrícola a través de la siembra de alimentos en los grandes sistemas de riego tales como Diluvio-El Palmar en el estado Zulia; Las Majaguas en Portuguesa; Río Tiznados y Río Guárico del estado Guárico; Abreu e Lima situado en Anzoátegui y Eje Aragua-Carabobo, mientras que fortalece la agricultura urbana en las principales ciudades y centros poblados.

Para alcanzar estas metas, la misión registró durante el primer trimestre de 2011 a más de 600 mil pequeños, medianos y grandes productores, quienes participaron en asambleas agrarias parroquiales, para coordinar y concretar las acciones necesarias con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los trabajadores del campo e impulsar la producción de rubros estratégicos.

Inclusión financiera y crediticia

«La Misión AgroVenezuela me permitió no sólo optar por primera vez a un crédito sino que me brindó acompañamiento y asesoría técnica, detalle fundamental para garantizar el éxito de la producción», manifestó Erick Gorrochotegui, floricultor del municipio Rivas Dávila del estado Mérida.

El también vocero de la Red Nacional de Floricultores, detalló que el Fondo para el Desarrollo Agrario Socialista (Fondas) le entregó un crédito por más de cuatro mil bolívares para la reestructuración y acondicionamiento de un invernadero de 1.300 metros cuadrados, donde se cultivan lirios.

«A mí nunca nadie me había dado ningún crédito porque la banca exige muchos papeles, documentos, tasas de interés muy altas y cortos plazos para cancelar. En cambio la misión confió en mí y en mis ganas de trabajar. Tengo seis meses de gracia, tres años para cancelar y lo mejor de todo es que pago con mis flores», dijo Gorrochotegui.

En ese sentido, tanto el Fondas como el Banco Agrícola de Venezuela (BAV) entregaron 127.334 créditos a 206.362 productores con un monto de 5 mil 671 millones 361 mil 917 bolívares, según cifras publicadas por el Ministerio de Agricultura y Tierras (MAT).

Crecimiento en la producción de alimentos

Asimismo, funcionarios de los organismos adscritos al MAT brindaron asesoría, capacitación, insumos y semillas que permitieron el crecimiento de 41 rubros agrícolas.

Entre los rubros que reportaron incremento destacan el sorgo, el cual se elevó en 4%, al pasar de 472.630 toneladas en 2010 a 491.478 en 2011, de acuerdo a cifras publicadas por el MAT a través de su cuenta en Twitter @prensamat.

Lo mismo ocurrió con la caraota, la cual pasó de 34.475 toneladas en 2010 a 40.376 en 2011, lo que representa un incremento de 17%. La producción de arroz pasó de 701.168 toneladas en 2010 a 845.254 toneladas en 2011, lo que reflejó un aumento de 17%.

Asimismo, la producción de pollo se incrementó 8%, el beneficio de carne de bovino en 6% y porcina en 9%. En el caso de los frutales se incrementó en 33%, alcanzando la cifra de 547.901 toneladas; la cebolla registró un crecimiento de 8% al alcanzar las 363.361 toneladas, mientras que el pimentón llegó a las 160.387 toneladas en 2010, lo que significa un incremento de 20% con respecto al año anterior.

El MAT también detalló que la producción de zanahoria se incrementó en 6%, alcanzando las 203.500 toneladas; el girasol creció un 23% con 67.870 toneladas y el ajonjolí se elevó este año en 65% con respecto a 2010 alcanzando una producción de 25.327 toneladas. Mientras tanto, la producción de leguminosas (caraotas, frijoles, lentejas, arvejas y quinchoncho) alcanzó las 5.504 toneladas en 2011.

Vialidad agrícola a toda marcha

Por otra parte, el Plan Cayapa logró rehabilitar 5.680 kilómetros de vialidad agrícola, lo que representa un aumento de 88% en relación con los 3.029 kilómetros adecuados al cierre de 2010.

El referido plan, contemplado dentro de la Misión AgroVenezuela, tiene como propósito lograr que los productores tengan acceso para movilizar y comercializar su cosecha, además de garantizar que los alimentos salgan del campo y evitar las cadenas especuladoras (cavas, camiones y distribuidores) que encarecen el precio final de los alimentos.

Las adecuaciones viales corresponden a reparación de cunetas, puentes, alfastado de vías principales y alternas, así como mantenimiento de carreteras, por un monto que asciendió a los 113 millones 602 mil bolívares en 2011.

Adicionalmente, durante el transcurso de 2011 se perforaron 338 pozos de agua, los cuales sirvieron de reservorio de agua para los productores agrícolas durante la época de sequía. De esta cantidad de pozos perforados, 233 corresponden a pozos artesanales, mientras que el resto 105 son pozos profundos.

Alimentos cultivados en la ciudad

«Vivir en Ciudad Caribia y tener la oportunidad de aprender cosas nuevas y trabajar en el cultivo de alimentos sanos y libres de tóxicos es una experiencia única y, si a eso le sumamos que esos alimentos que yo cultivo los consumirá mi comunidad la satisfacción es mayor», manifestó Víctor González, participante de la agricultura urbana.

La agricultura urbana y periurbana, contemplada en la misión AgroVenezuela, surge con la finalidad de aprovechar los espacios ociosos dentro de las ciudades para la producción de cultivos hortícolas, frutales, medicinales y ornamentales a pequeña escala, a fin de promover el autoabastecimiento y la micro economía familiar y comunitario.

Durante el transcursos de 2011, se constituyeron 11.780 Unidades de Producción Agrícola (UPA), de las cuales 3.376 están completamente activas y 8.404 en proceso de consolidación. De dicha cantidad 10.672 son familiares, 345 comunitarios, 668 escolares y 95 institucionales, de acuerdo a cifras publicadas en el portal prensamat.blogspot.com.

En estos espacios se cultivaron alimentos de primera necesidad, entre los que destacan: cebollín, vainitas, lechuga (romana, americana y criolla) ajoporro, nabos, pepino, calabacín, tomate, cebolla, espinaca, calabacín, remolacha, zanahoria, albahaca, perejil y cilantro, así como una gran variedad de plantas medicinales, libres de agroquímicos y fertilizantes.

Asimismo se atendieron a 12.306 agricultores urbanos de todo el país, de los cuales 6.412 son mujeres y 5.894 hombres, quienes fueron formados a través de 1.812 actividades de capacitación y 4.574 acompañamientos socioproductivos, realizados por la Fundación de Capacitación e Innovación para Apoyar la Revolución Agraria (Ciara).

Perspectiva para 2012

El titular de la cartera agrícola, Juan Carlos Loyo, informó que para 2012 la misión AgroVenezuela avanzará principalmente en la planificación del cultivo de rubros alimenticios que mayor demanda tienen en la población.

«El Gobierno hará una oferta, por ejemplo en en los pueblos del sur de Mérida, allí ofrecemos tantas hectáreas a los agrovenezoanos para que trabajen la tierra y produzcan raíces y tubérculos, es decir, perfeccionar la planificación del cultivo de alimentos», dijo Loyo

En ese sentido, detalló que equipos del ministerio y entes adscritos se desplegarán por todas las parroquias de los estados para determinar las hectáreas donde se podría cultivar los alimentos con más demanda en el mercado (cereales, ganadería doble propósito, leguminosas, hortalizas, raíces y tubérculos).

Paralelamente,  hasta el próximo 10 de febrero se realizarán asambleas parroquiales «para que la planificación venga de la bases agrícola», detalló Loyo.

De la misma forma, destacó que harán énfasis en apoyar a los pequeños agricultores (agricultura familiar). «Este año estamos empeñados a en trabajar fuertemente con este sector productivo»

Agregó que la gran misión AgroVenezuela tiene entre sus objetivos atacar aquellos factores que estructuralmente han incidido en la disminución del crecimiento de la frontera agrícola y, por ende, impulsar un mayor rendimiento en la producción de alimentos.