Twitter censura Question

La red social con sede en Estados Unidos, Twitter, suspendió la cuenta de este medio por difundir información sobre la demanda que se adelanta en la India contra referentes de la Organización Mundial la Salud (OMS), por la controversia por el uso de la Ivermectina como posible agente para prevenir infecciones por la COVID-19.

Marcos Salgado

208

Twitter, servicio de microblogueo, con sede en San Francisco, California, Estados Unidos, decidió «limitar de forma temporal algunas funciones» de la cuenta @questiondigital, de este medio.

¿Qué ha pasado? Se preguntan ellos, en negrita, casi en tono novelesco, y se contestan enseguida: «determinamos que incumplió las reglas de Twitter» por «incumplir la política relativa a divulgar información engañosa y potencialmente perjudicial en relación con la COVID-19».

Según Twitter, este medio contradijo «de forma directa las pautas provenientes de fuentes autorizadas de información sobre salud pública a nivel local y global». Enseguida aclaran que la contravención (?) es por haber difundido el artículo titulado: «Demandan a jefa científica de la OMS por ocultar efectividad de la Ivermectina en prevención y tratamiento de COVID-19 en la India”.

La nota reseña las acciones legales de la Asociación de Abogados de la India contra la científica en jefe de la OMS, Soumya Swaminathan, porque, afirman, desinformó sobre la efectividad del uso de Ivermectina para tratar la COVID-19.

El artículo explica que la asociación envió un aviso legal a Swaminathan el 25 de mayo, alegando que ella estaba “difundiendo desinformación y desorientando a la gente de la India, con la finalidad de cumplir con su agenda” en la OMS”. Hasta allí el artículo que Twitter dice, es “engañoso y potencialmente perjudicial”.

A juicio de los editores de Question, el artículo señalado, firmado por el articulista venezolano Alejandro López González, solo recoge un hecho puntual (la demanda de abogados indios) sobre un tema controversial: el posible uso de un antiparasitario probado, barato y con décadas en el mercado, la ivermectina, contra la COVID-19.

Por eso, los editores no entendemos el mote de “engañoso y potencialmente perjudicial” que se le endilga al artículo.

Aquí comienza otro problema. Y es que cuando en Question, un “territorio libre para el pensamiento crítico” como lo asumimos y lo postulamos, no entendemos algo, nos da por averiguar más.

Suponemos que nadie en las oficinas de Twitter en San Francisco está pendiente de leer Question (si no es así, les pedimos ayuda y consejos para mejorar la velocidad de nuestro servidor), concluimos entonces que fuimos presa de un algoritmo, que bien puede contener solo “OMS” y “Swaminathan”, pero enseguida entendemos que no, porque ese algoritmo así, solito, contendría montones de respuestas y montones y más montones de suspensiones de cuentas. Creemos entonces, de puros desconfiados, que la palabra clave puede ser “ivermectina”.

O no. Es que sobre el tema ya publicamos un artículo anterior, del mismo articulista: “Ivermectina: ¿la historia de éxito contra la COVID-19 más saboteada del mundo?” que, en términos generales, era más crítico que el censurado por Twitter, y se hacía más preguntas sobre por qué el establishment de la pandemia no se aviene a considerar a la ivermectina como una forma barata y eficaz para controlar la pandemia. ¿Falló el algoritmo? Tal vez sí, tal vez no. Hay que tener en cuenta que este artículo no nombra ni una vez a la OMS, ni a la doctora Swaminathan.

Lo cierto es que la Ivermectina se está usando para prevenir o para tratar la COVID-19 en varios países del mundo, que podrán pronto poner sobre la mesa (algunos ya lo están comenzando a hacer) sus resultados. Desde abril de este año, comenzó una baja sostenida en los casos de COVID-19 en la India, luego del uso masivo de Ivermectina e Hidrocloroquina (esto es lo que Swaminathan ignora y por eso la denuncia en su contra, que Twitter censura).

Así se está utilizando la Ivermectina en los tratamientos contra la COVID-19 en el mundo

En México, una investigación de la Agencia Digital Mexicana para la Innovación Pública, la Secretaría de Salud de México y el Instituto Mexicano del Seguro Social, indicó que las hospitalizaciones por COVID-19 se redujeron hasta en un 76%, luego de implementar el uso de Ivermectina.

En la provincia de La Pampa, en Argentina, se realizó un estudio controlado administrando Ivermectina a pacientes con COVID-19, dentro de los cinco días de iniciada la infección. En los primeros resultados, se concluye que la tasa de ingresados a terapia intensiva se reduce en un 40 por ciento entre los que fueron tratados con Ivermectina. El río suena, y tal vez sea hora de dejar de ignorar un medicamento de 1 dólar la cajita como una llave efectiva para avanzar en el freno global de la pandemia.

Nosotros desde Question, mientras tanto, intentaremos dejar planteadas las dudas y las contradicciones y llegaremos, en la medida que se pueda, a algunas conclusiones. Pensamiento crítico. Si esto es demasiado para Twitter, el servicio de microblogueo con sede en Estados Unidos, rogamos procedan a clausurar en forma definitiva la cuenta @questiondigital que, ahora, entendemos, era de ustedes y no nuestra.