Jimmy Moreno, del Comité de Paro de Colombia: “Seguir en las calles es símbolo de dignidad”

El 15 de junio mañana las redes sociales y titulares de distintos en Colombia medios aseguraron que el Comité Nacional de Paro había suspendido temporalmente las movilizaciones. Sin embargo, se trata de una noticia falsa, pues diversas organizaciones y actores que hacen parte del Comité no fueron tenidas en cuenta en el planteamiento de esta postura.

Colombia Informa

264

«Teniendo en cuenta que el Comité Nacional de Paro convocó para el 28 de abril un paro nacional, se decide en el marco del mismo, interrumpir temporalmente las acciones periódicas», señala la declaración publicada después de la rueda de prensa que se realizó hoy a las 9:00 a.m. Este espacio fue convocado por diversas centrales obreras y de pensionados que confluyen en el Comando Nacional Unitario, más no representan a la totalidad del Comité de Paro.

Conversamos con Jimmy Moreno, vocero del Congreso de los Pueblos, una de las organizaciones que hace parte del Comité de Paro y que no comparte las declaraciones emitidas en la mañana de hoy.

Colombia Informa: ¿Quiénes convocaron a la rueda de prensa hoy? ¿Están presentes todas las organizaciones que hacen parte del Comité Nacional de Paro?

Jimmy Moreno: La rueda de prensa realizada el día de hoy fue convocada por el Comando Nacional Unitario (del que hacen parte las centrales obreras y de pensionados), y no por el Comité Nacional de Paro -CNP-. En el primero además se sumaron otras organizaciones que responden a las fuerzas y actores que vienen planteando el llamado a levantar el paro nacional.

Este tema no se ha debatido en el CNP, por lo que las declaraciones de hoy dejan en evidencia la falta de democracia y deliberación en estos escenarios que hacen parte del movimiento en paro.

En ese sentido, lo que se dijo hoy no es postura del Comité, por eso las demás organizaciones que no compartimos esa visión hemos planteado que se debe aclarar ante el país lo sucedido en la rueda de prensa y cómo los medios han reproducido que se trata de una decisión del CNP. Esto no es real en tanto no se han usado los mecanismos de decisión colectiva que lo han constituido, además de que el movimiento en paro ha sobrepasado este Comité, por lo que esta instancia se debería ajustar a esa realidad y convocar a una unidad basada en la acción política y el cambio de prácticas organizativas de los movimientos históricos.

¿Cómo dialoga este escenario con lo que se definió en la declaración política de la Asamblea Nacional Popular -ANP-?

La ANP es un proceso que busca fortalecer el Paro Nacional y todas las expresiones de movilización que han surgido en el país y que han permitido este levantamiento popular. En ese sentido, la Asamblea continúa fortaleciéndose en los territorios con miras a fortalecer la movilización y los ejercicios de construcción de poder popular.

Entendemos que las organizaciones tenemos diversas visiones, lecturas de momento y formas de construcción, pero el mensaje es a seguir trabajando en la unidad y que las acciones e iniciativas que se desarrollen tengan como actor principal la juventud, las barriadas, los puntos de resistencia, las mujeres, diversidades, y todas las personas que han aportado a este momento histórico.

Le puede interesar: Paramilitares disparan a campesinos movilizados en el Catatumbo

¿Es necesario mantener las acciones de movilización activas? ¿Por qué?

El Paro Nacional nos ha demostrado que la acción de calle y carretera, la dignidad y la resistencia del pueblo son las mejores maneras de defendernos de este modelo criminal, despojador de los derechos, de la vida y los territorios. La principal fortaleza del Paro es esa rebeldía que hoy se expresa, y por eso es fundamental entender que las comunidades van construyendo sus propias formas de encontrarse, de reconocerse y de mantener la movilización en toda su diversidad.

Seguir en las calles es símbolo de dignidad, de seguir buscando la verdad y la memoria ante las victimas del Terrorismo de Estado. Sabemos que este gobierno criminal y mafioso no va a cumplir acuerdos, que va fortalecer su aparato de guerra contra el pueblo y, en ese sentido, se debe sostener la movilización como la fuerza de expresión de ese pueblo que sueña y añora un país para la vida digna construido al calor de la lucha popular.

¿Lo que ocurrió hoy refleja una ruptura al interior del CNP?

Aún no hemos valorado esa posibilidad, pues la unidad implica ejercicios de crítica y auto critica. Sin duda alguna esa actuación de hoy, que evidencia los intereses de ciertos sectores políticos, son una afrenta al CNP y en sus espacios de debate y deliberación se deben plantear esos temas para buscar salidas. Esto entendiendo que el CNP es una expresión más del movimiento y que el Paro lo ha sostenido y fortalecido el pueblo en las barricadas, los bloqueos, en las calles y carreteras; en ese sentido ese planteamiento de suspender el Paro no afecta los escenarios de lucha sostenidos por la gente que se cansó del empobrecimiento y saqueo del sistema.

¿Cómo cree que va a responder la base social que se ha mantenido en movilización permanente frente a este anuncio?

Las bases sociales vienen configurando otros espacios de convocatorias, de fortalecer el Paro y, si bien el mensaje emitido hoy por el Comando Nacional Unitario genera indignación, las comunidades van a continuar actuando en las calles y carreteras, pues las condiciones no han cambiado y cada día se fortalece el aparato de guerra contra el Paro. El Paro no para, el paro sigue porque nuestra apuesta son de transformaciones profundas para la dignidad del pueblo.

¿Podría ser el momento de posicionar nuevos liderazgos que abanderen las reivindicaciones y exigencias del Paro? ¿Cómo se podría lograr esto?

La dinámica del país ha mostrado nuevos sujetos sociales protagonistas de la historia, por lo que es clave que nuestros procesos y el país permitan posicionar y dar voz a esa juventud que exige cambios y que se reconozca a los pueblos que luchan: reconocer sujetos colectivos que tienen propuestas y visión de país es el sustento más importante.

Necesitamos buscar formas de protección del movimiento, no podemos quedarnos inactivos mientras sigue el Terrorismo de Estado, necesitamos proteger esos acumulados, esas voces que gritan dignidad y que son el aguante del Paro.

Por otro lado, se debe llamar a las organizaciones a replantear sus formas, sus visiones de democracia y de toma de decisiones, reconociendo que este es un país diverso y lleno de cultura, de arte, vida, sueños; una fuerza juvenil y un pueblo que defiende sus derechos en las calles.