Campesinos paraguayos rechazan la expansión del cultivo de soja

26

Los representantes de la Federación Nacional Campesina de Paraguay, que cuestionan la expansión del cultivo de soja, rechazaron un acuerdo con empresarios y el gobierno para proseguir con las fumigaciones de las plantaciones en la zona de Curuguaty.

Télam

Esa postura fue la que originó, en parte, los incidentes del último sábado en Colonia Maracaná, cuando los productores se opusieron a la fumigación de un sojal, lo que motivó una intervención policial y la detención de cinco campesinos.

Después hubo otro incidente en el que resultaron heridos de bala dos campesinos y un policía golpeado, cuando los detenidos eran llevados a una comisaría y hubo un intento de sus pares para liberarlos, según el informe de las autoridades.

Dirigentes de la FNC citados por la agencia Ansa justifican su oposición al cultivo de la soja con el argumento de que ponen fin a las pequeñas colonias agrícolas y que las fumigaciones con agroquímicos contaminan el medio ambiente, además de causar  enfermedades entre los campesinos y matar animales domésticos.

Hoy hubo una reunión entre las partes con presencia de autoridades del Ministerio de Agricultura, pero los dirigentes campesinos rechazaron la propuesta de realizar las fumigaciones con presencia de técnicos de la institución gubernamental.

Los campesinos hicieron ayer una manifestación en Asunción para reclamar la libertad de sus compañeros detenidos.

La que sí dio resultado fue la reunión de la Liga Nacional de Carperos (LNC) con el titular del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), Justo Cárdenas, encuentro que tendrán carácter mensual.

«Esta mesa de diálogo que hemos establecido con el Indert es para hacer un seguimiento de todos los expedientes que tenemos acá. Queremos que se revisen y se hagan las gestiones que corresponden”, afirmó José Rodríguez, de la Liga Nacional, a la estatal agencia IPP.

Reseñó el dirigente que existen varios litigios por resolver, entre ellos la disputa por las tierras ubicadas en el distrito de Mariscal López, departamento de Caaguazú.

Explicó que una de las preocupaciones de la organización e sla actitud de algunas fuerzas, sea Policía Nacional o Fuerzas Armadas, que ingresan a los predios y terminan con el desalojo y la destrucción de las casas y de las plantaciones.

«Esta situación, con la anuencia de la Fiscalía y con conocimiento del ministro del Interior, se desaloja a los compañeros, en forma patoreril, no haciendo caso a lo que dice la Ley», sostuvo Rodríguez.

La Liga acordó con el Indert una mecánica de reunión mensual para revisar expedientes relacionados con litigios de tierra.

Finalmente, el inorgánico grupo de «indignados» que ayer protagonizó una multitudinaria manifestación contra la impunidad, hará mañana un foro en una plaza para analizar la coyuntura política, social y económica, reseñó la agencia Prensa Latina.

El anuncio lo hizo Carlos López, uno de los organizadores de las protestas, que explicó que se decidirán entonces los próximos pasos. «La ciudadanía debe sentarse a analizar las decisiones a tomar alternativamente con el fin de producir cambios estructurales», expresó.