Annan renunció a la mediación y criticó a las potencias mundiales

14

El enviado de las ONU para Siria, Kofi Annan, anunció que renunciará a ese cargo a fines de este mes, tras criticar duramente el fracaso y la falta de apoyo de las potencias mundiales para lograr una posición común que permita terminar con el baño de sangre en el país árabe.

Telam

«Sin una presión internacional resuelta y unida» dijo Annan en una improvisada rueda de prensa en la ciudad suiza de Ginebra, «me es imposible, como lo sería para cualquier otra persona, forzar al gobierno sirio y a la oposición a dar los pasos necesarios para iniciar un proceso político», explicó.

Aunque las gestiones de paz de Annan nunca dieron frutos, su renuncia es otra señal del deterioro de la situación en Siria y deja al desnudo una vez más la inacción mundial producto de las divergente visión sobre cómo frenar el conflicto entre Estados Unidos y sus aliados, por un lado, y Rusia y China, por otro.

Mientras en Siria seguían este jueves los combates, las reacciones a la renuncia de Annan volvieron a expresar este enfrentamiento, ya que Washington achacó la dimisión a China y Rusia y Moscú apuntó a los países que más apoyan a la oposición siria: Estados Unidos, Francia, el Reino Unido, Qatar, Arabia Saudita y Turquía.

En Siria, el gobierno expresó su «pesar» por la renuncia mediante un comunicado de la Cancillería, mientras que la oposición, que siempre objetó la misión de Annan, dijo que el alejamiento del ex enviado muestra el fracaso de las gestiones de paz internacionales y que el país se encamina a la guerra civil total.

El conflicto en Siria comenzó en marzo de 2011 con protestas mayormente pacíficas contra el presidente Bashar Al Assad rápidamente reprimidas. La crisis se tornó más violenta con la aparición de una insurgencia armada apoyada, financiada y en parte armada por Turquía, Qatar y Arabia Saudita.

Visiblemente conmovido, Annan citó la «evidente falta de unidad» dentro del Consejo de Seguridad de la ONU y el hecho de que el conflicto de ya casi 17 meses sea llevado adelante con recursos cada vez más bélicos como las razones para que le «fuera imposible» ejercer con éxito su mandato.

«Mientras la población siria exige desesperadamente hechos, en el Consejo de Seguridad continúan culpándose mutuamente», criticó Annan, que había asumido ese cargo en febrero de 2011, según informó la agencia de noticias Europa Press.

Durante el período en que Annan fue enviado especial para el prolongado conflicto, Estados Unidos y sus aliados europeos no lograron imponer su criterio y se encontraron con una fuerte cortapisa en China y Rusia, que rechazan tajantemente la más mínima posibilidad de intervención extranjera en el país árabe.

A diferencia de las potencias occidentales, que consideran al gobierno sirio principal responsable de la crisis y piden su renuncia, Beijing y Moscú tienen fuertes cuestonamientos hacia la oposición armada y no quieren una repetición en Siria de la campaña militar lanzada el año pasado por la OTAN en Libia.

Para Annan, ex secretario general de la ONU, este enfrentamiento en el Consejo de Seguridad se tradujo en «falta de apoyo» y en la consecuente imposibilidad de realizar la misión que el mismo organismo le encomendó.

Como prolongación de este enfrentamiento, el gobierno de Estados Unidos culpó este jueves a Beijing y Moscú de la sorpresiva renuncia de Annan, la que -según dijo el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney- «pone de relieve el fracaso chino y ruso para apoyar resoluciones» contra el presidente Al Assad.

Con estas palabras, el portavoz aludió a las tres ocasiones en que estas naciones bloquearon resoluciones de condena al gobierno sirio presentadas en el Consejo de Seguridad por Estados Unidos, otras potencias occidentales o estados árabes.

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que lamentaba mucho la decisión de Annan.

Alexei Pushkov, presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara baja (Duma) del Parlamento ruso, acusó a Occidente del fracaso del plan de Annan.

«Lamentablemente, los llamados Amigos de Siria, encabezados por Estados Unidos, han alenado a la oposición y buscado ejercer presión sólo sobre el gobierno sirio. Esa fue la razón detrás del fracaso del plan de Annan», dijo, citado por la agencia de noticias rusa Ria Novosti.

La Cancillería china dijo en un comunicado que lamentaba la salida de Annan y respetaba su decisión.

Annan había visitado recientemente Moscú, donde recibió el claro apoyo de Putin, que defendió el plan de paz del mediador como «la única posibilidad» de detener el baño de sangre que en 17 meses costó la vida a entre 10 mil y 20 mil personas, según estimaciones de la ONU y de opositores sirios.

El Kremlin aboga por prolongar la misión de la ONU en el país árabe y por darle mayores facultades políticas para negociar sobre el terreno la retirada de Ejército y los rebeldes de las ciudades.

En Siria, en tanto, insurgentes atacaron este jueves un aeropuerto militar ubicado unos 30 kilómetros al noroeste de la de Alepo, cuyo control podría ser clave para los combates que se libran en ese ciudad, la mayor del país, desde hace 13 días, informó el grupo opositor Observatorio Sirio de los Derechos Humanos.

Los alzados contra el presidente Al Assad, cuyo partido está en el poder desde hace casi medio siglo, utilizaron para el ataque un tanque tomado a las fuerzas gubernamentales, de acuerdo a las mismas fuentes, según la agencia de noticias DPA.

La misma agencia precisó que la información no pudo ser confirmada en fuentes del gobierno o allegadas.

En el aeropuerto militar de Minag se encuentran los helicópteros con los que las fuerzas del gobierno atacan posiciones de los rebeldes en la norteña ciudad de Alepo, señalaron los opositores.

You might also like