87% de los muertos por la policía brasileña fueron afrodescendientes

128

Juraima Almeida

El 87,4% de las personas asesinadas por la Policía en Río de Janeiro, San Pablo, Bahía y otros cinco estados de Brasil en 2022, durante el gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro, eran afrodescendientes, según un estudio sobre el racismo vinculado a la violencia policial en el país. El número de personas asesinadas por la policía en solo ocho de las 27 unidades federativas brasileñas llegó a 4.219 en 2022.

De este total, 2.700 eran consideradas negras (la categoría, en Brasil, abarca a las personas de piel negra y parda o marrón) por las autoridades policiales, es decir, el 65,7% del total. Si se consideran solo aquellos casos en los que se informa el color/raza (3.171), la proporción de negros alcanza el 87,4%.

Por que a polícia segue matando jovens negros? - Esquerda OnlineEl coordinador del Centro de Estudios de Seguridad y Ciudadanía (Cesec), Pablo Nunes señaló que “los negros son la mayoría de los asesinados por agentes de Policía. Cuando se comparan estas cifras con el perfil de la población, queda claro que hay muchos más negros entre los asesinados por la policía que entre la población. Este factor se explica fácilmente por el racismo estructural y el consentimiento que tiene la sociedad en relación a la violencia que se practica contra las personas negras”, dijo.

Nunes también señaló que hay una falta de preocupación por registrar el color y la raza de las personas asesinadas por la policía en estados como Maranhão, Ceará y Pará. “La dificultad de ser transparente con relación a estos datos también revela otra cara del racismo, que es que no se trata con la debida preocupación que debería. Si no tenemos datos que demuestren el problema, ‘no tenemos’ el problema y, si ‘no hay’ problema, no es necesario diseñar políticas públicas”.

La violencia letal contra las poblaciones de las periferias por parte de la Policía Militarizada es uno de los temas de la agenda de gobierno del presidente  Lula da Silva, quien nombró al abogado Silvio Almeida, un teórico del racismo estructural en Brasil, como su ministro de Derechos Humanos.

Los datos surgen del estudio “Pele Alvo: a Bala não Erra o Negro”, realizado por la Red de Observatorios de Las madres que dicen «no al asesinato» en las favelas | Nueva SociedadSeguridad, del Centro de Estudios de Seguridad y Ciudadanía (CESeC), y divulgado el pasado jueves 16, con base en estadísticas proporcionadas por las policías de Río de Janeiro, São Paulo, Bahía, Pernambuco, Ceará, Piauí, Maranhão y Pará, con base en la Ley de Acceso a la Información (LAI).

De estos ocho estados, solo Maranhão no informó el color/raza de ninguno de los muertos. En los estados de Ceará y Pará hay un gran número de muertes sin identificación de color/raza: el 69,7% y el 66,2% del total, respectivamente.

Los datos muestran que la policía de Bahía fue la más letal el año pasado, con 1.465 muertes (1.183 reportaron el color/raza). De este total, 1.121 eran negros, es decir, el 94,8% de los casos en los que se informan el color/raza, muy por encima de la proporción de negros en la población total del estado (80,8%), según la investigación, realizada con datos de el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

De hecho, lo mismo ocurre en los siete estados que informaron el color/raza de algunas de las víctimas. En Pará, por ejemplo, el 93,9% de los muertos con color y raza identificados eran negros, mientras que el porcentaje de negros en la población es del 80,5%, según el estudio.

Según el estudio del Cesec, en 2022 hubo 3.171 personas afrodescendientes entre los 4.219 muertos a manos de la policía en los estados de San Pablo, Río de Janeiro, Bahía, Ceará, Pernambuco, Maranhao, Piauí y Pará, en base a los datos obtenidos por la Ley de Acceso a la Información Oficial y cotejados con el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).La impune brutalidad policial en Brasil no para de matar pobres y negros | AGEPEBA

En los estados de Ceará y Pará hay un gran número de muertes sin identificación de color/raza: 69,7% y 66,2% del total, respectivamente. La policía del estado de Bahía fue la más letal el año pasado, con 1.465 muertos, de los cuales 1.121 eran negros, es decir, el 94,8% de los casos por raza reportados. Brasil tiene el 54% de su población afrodescendiente y el estado de Bahía el 80,8%.

En el amazónico Pará, por ejemplo, el 93,9% de las muertes fueron de personas identificadas como de raza negra, mientras que el porcentaje de negros en la población es del 80,5%, según el estudio. Los demás estados presentaron las siguientes proporciones de muertes de afrodescendientes a manos policiales: Pernambuco (89,7% y 65,1%, respectivamente), Río de Janeiro (87% y 54,4%), Piauí (88,2 % y 79,3%), Ceará (80,43% y 71,7%) y San Pablo (63,9% y 40,3%).

De acuerdo con la estatal Agencia Brasil, el estudio también mostró que en lo que va 2023 Bahía superó a Río de Janeiro en el total de muertes (1.465 contra 1.330).  

El informe de AI

Según Aministía Internacional, en 2022 el racismo seguía alentando la violencia estatal. Los homicidios en masa a manos de agentes de las fuerzas de seguridad eran frecuentes y afectaban en un grado desproporcionado a la población negra de los barrios marginados. Las mujeres cisgénero y transgénero, sobre todo las negras, fueron objeto de diversas formas de violencia.Brasil y el enquistado racismo que sigue asolando las bases de su sociedad

Fue un año electoral, donde la difusión de declaraciones y noticias falsas por el presidente Jair Bolsonaro instigó violencia de motivación política, hizo peligrar las instituciones del Estado y menoscabó el funcionamiento de las instituciones judiciales. Quienes ejercían el periodismo y defendían los derechos humanos eran frecuentemente víctimas de amenazas y homicidio, añadió el informe.

AI señala que la inacción histórica del Estado para hacer frente al racismo estructural durante el gobierno ultraderechista de Jair Bolsonaro seguía provocando que los pueblos indígenas y las personas afrodescendientes sufrieran de forma desproporcionada la insuficiencia de las medidas y acciones institucionales.

Racismo

Mayoría de víctimas mortales de policía en Brasil son negros - Prensa LatinaSegún la Red de Observatorios, la cuarta edición del estudio demuestra el creciente nivel de letalidad policial contra las personas negras. “En cuatro años de estudio, una vez más, el número de negros muertos por la violencia policial representa la inmensa mayoría. Y la persistencia de esta cifra, año tras año, enfatiza la estructura violenta y racista en el trabajo de estos agentes de seguridad en los estados, sin que se apunte a ninguna perspectiva de un cambio real en este escenario”, afirma Silvia Ramos, investigadora de la red.

Ramos señaló que es necesario entender este fenómeno como una cuestión política y social. “Las muertes en acción también traen pérdidas a las corporaciones que las producen. Necesitamos asignar recursos que garanticen una política pública que efectivamente lleve seguridad a toda la población”, añadió.

Repercusiones

La Secretaría de Seguridad de São Paulo informó que los procedimientos de la Policía Militar cumplen con los parámetros técnicos regulados por la ley que creó la División de Ciudadanía y Dignidad Humana y señaló que, además, ofrece cursos para cumplir mejor su trabajo: en cursos de formación, los agentes estudian acciones antirracistas.

La Policía Civil de São Paulo busca “establecer lineamientos y parámetros objetivos, racionales y legales, sin ningún tipo de discriminación o prejuicio por motivos de raza, color, etnia, origen, donde actúa el policía civil, en el ejercicio de su actividad”, añadió. Operativo policial deja 18 muertos en Río de Janeiro, Brasil | Noticias | teleSUR

Por su parte, la Secretaría de Seguridad Pública y Defensa Social de Pará informó que, de enero a octubre de 2023, el estado logró una reducción del 22% en las muertes por intervención de agentes del Estado, en comparación con el mismo período de 2022, cuando fueron registraron, respectivamente, 440 y 569 casos en todo Pará. Para ellos el campo “raza/color” no es obligatorio, siendo la información de carácter declarativo por parte de los familiares o de la víctima al momento del registro.

En Río de Janeiro, la oficina de prensa de la Secretaría de Estado de la Policía Militar informó que, en todos los cursos de formación y perfeccionamiento de oficiales y suboficiales, la corporación incluye en el currículo disciplinas como derechos humanos, ética y derecho constitucional y leyes especiales como prioridad absoluta.

La cuestión racial atraviesa, de manera muy incisiva, todas estas doctrinas en la formación del personal de la corporación, añadió, tras señalar que fue la primera corporación en ofrecer a las personas negras una carrera en el Estado, y hoy más del 40% de su plantilla está formada por personas afrodescendientes.

*Investigadora brasileña, analista asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)