Rusia apunta a Ucrania por el asesinato de Daria Dugin

139

Mariela López | 

A seis meses del comienzo de las operaciones rusas en territorio ucraniano y justo cuando parecían avanzar algunos canales de comunicación entre Moscú y Kiev, un atentado cerca de Moscú complica esos acercamientos.

Daria Duguin, periodista y politóloga, hija del filosofo y activista antioccidental ruso, Alexander Duguin, murió cuando estalló el vehículo que conducía, una Land Cruiser Prado, cerca de la localidad de Bolshie Viaziomy a unos 40 kilómetros de Moscú, en la noche del sábado. Dugin está considerado como uno de los filósofos y pensadores más famosos de la Rusia moderna.

Alexander Dugin y su hija, Daria, en un foto tomada el mismo día del crimen.

El Comité de Investigación de Rusia confirmó a través de un comunicado que fue un atentado “premeditado y hecho a medida”. “Quedó establecido que fue colocado un artefacto explosivo en la parte inferior del automóvil, en el lado del conductor. Daria Dugin murió en el acto”, dice el comunicado.

La vocera de la Cancillería rusa, Maria Zajarova, dijo que los investigadores siguen una “pista ucraniana”, según la cual el ataque podría haber sido cometido por el Gobierno ucraniano. “Si se confirma la pista ucraniana, estaremos hablando de terrorismo de Estado por parte de Kiev”, dijo Zajarova.

Poco después del asesinato, el jefe de la República Popular de Donetsk, Denís Pushilin, escribió en Telegram que detrás del ataque están “terroristas del régimen ucraniano” que intentaban matar a Alexander Duguin.

Maria Sajarova, portavoz de la cancillería rusa, dijo que los datos iniciales del atentado contra Daria Dugin apuntan a la responsabilidad de Ucrania. (Cancillería Rusa)

Desde Ucrania, Mijailo Podoliak, asesor del presidente Volodimir Zelenski desmintió que el gobierno de su país esté relacionado con el asesinato de Daria Duguin e insinuó que la mujer fue asesinada por “ultrarradicales” rusos.

Podoliak agregó  que “un mecanismo de represalia” se ha puesto en marcha “dentro del país agresor” y que Rusia comienza a “desintegrarse internamente”. “Los ultrarradicales, a los que perteneció el mismo Duguin, están involucrados en esta monstruosidad”, agregó el vocero en la televisión estatal.

Todavía se desconoce quién era el objetivo del atentado. Daria Duguin regresaba a Moscú tras haber asistido a una intervención de su padre en el Festival Tradición celebrado al suroeste de Moscú.

Uno de los músicos que participaron en el evento, el violinista Piotr Lúndstrem, aseguró en su canal de Telegram que Alexander Duguin y su hija se irían en el mismo vehículo, pero Duguin cambió de idea en el último momento.

“¿A quién iban a matar? ¿A ella? ¿O se equivocaron de automóvil? ¿Dónde le pusieron la bomba? Una tragedia monstruosa”, escribió Lúndstrem.