Petro dice que es «victoria democrática» la suspensión de su destitución

23

El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, consideró como una victoria democrática la suspensión temporal del fallo en su contra, que emitió la Procuraduría General de Colombia el 9 de diciembre pasado y que lo destituía e inhabilitaba durante 15 años.

AVN

A través de @petrogustavo, el burgomaestre escribió: «Tenemos una victoria democrática transitoria pero valiosa. La Justicia y la Multitud detienen la Tiranía. Viva la Paz y la Democracia».

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Colombia, dejó sin efecto de manera transitoria la destitución e inhabilitación política del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, emitida por la Procuraduría General en diciembre pasado.

El mencionado tribunal acogió dos recursos de amparo introducidos por ciudadanos de Bogotá a favor del burgomaestre.

Los fallos que suspenden la destitución de Petro fueron dictados por los magistrados Juan Carlos Garzón y José María Armenta.

El primer recurso fue introducido por el abogado José Gotardo Pérez, quien alegó que con la inhabilitación del burgomaestre se le violaba su derecho a elegir y ser elegido. La segunda acción de tutela la introdujo la ciudadana Marisol Gamboa.

En total, el tribunal recibió 36 recursos de amparo en defensa del alcalde.

En los fallos, los magistrados argumentaron que el control disciplinario no limita el ejercicio político de la revocatoria del mandato y considera que la Procuraduría General de la Nación «desplazó al elector porque en el acto de destitución no analizó la conducta disciplinaria, sino que cuestionó políticas públicas».

La decisión del tribunal suspende la destitución pero esta podría ser impugnada por la Procuraduría. En tal caso, pasaría a revisión del Consejo de Estado.

Prensa Latina informó que la Sala Tercera del tribunal cundinamarqués dejó firme, en segunda instancia, tres de las acciones de tutela (protección de derechos) interpuestas en esa instancia por igual número de ciudadanos y ordenó a la Registraduría Nacional que convoque a consulta popular con vistas a la revocatoria del mandato del alcalde mayor de Bogotá.

Los magistrados coincidieron en que la procuraduría no ponderó razonablemente los argumentos que procuraban la muerte política de Petro, tras señalar lo que consideraron una violación del debido proceso.

Según replicó la Registraduría, la consulta popular se realizará, como estaba previsto, el 2 de marzo venidero para que sean los bogotanos quienes decidan, con el libre ejercicio de su voto en las urnas, la permanencia, o no, de Petro en su cargo.

Por su parte, la procuraduría anunció que impugnará el dictamen del Tribunal de Cundinamarca, para lo cual dispone de tres días hábiles, si bien la última palabra la dirá el Consejo de Estado, al que corresponde avalar o no el fallo a favor de Petro, dentro de un plazo de 20 días hábiles.

El procurador colombiano, Alejandro Ordóñez, tomó la decisión de destituir a Petro en diciembre pasado, tras la puesta en marcha de un nuevo esquema de aseo en la capital colombiana durante la gestión del alcalde.

El burgomaestre creó la empresa municipal Aguas de Bogotá, que dependía de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá para recoger la basura.

La Procuraduría consideró que Aguas de Bogotá «no tenía la experiencia suficiente» para realizar la tarea. Asimismo, consideró que Petro violó, presuntamente, la norma de libre empresa, al impedir que firmas privadas realizaran la recolección de basura.

El fallo también alegaba que supuestamente se usaron volquetas (camiones volteo) como compactadoras en las labores de aseo de la ciudad, cuestión «que pudo violar las disposiciones constitucionales y legales frente a la protección del medioambiente».