Perú: No hablan, ladran

98

Los “analistas” de Willax y los voceros de la ultraderecha dentro y fuera del Congreso; no hablan, ladran. Eso lo puede constatar quien haya seguido elementalmente el sugerente escenario nacional en los últimos días. Este asoma tan escabroso, que podría ser objeto de un robo adicional: el del título de un libro de García Márquez, para aludir al laberinto en el que se ha metido –“sin querer queriendo”- un General del Ejército Peruano, que ahora asume la Presidencia del Congreso de la República por votación de sus iguales.

Nos referimos, a José Williams Zapata ungido titular de la Mesa Directiva de la Cámara, para completar el periodo de la destituida, y deberá estar en ese cargo, si nada cambia, hasta el 26 de julio del 2023. La elección que lo elevó a ese cargo, tuvo aristas que vale comentar:  Su candidatura unió a la ultra derecha hasta ese entonces dividida, y sumó a los conglomerados de Hernando de Soto, López Aliaga, Keiko y hasta Cesar Acuña. Eso le permitió alcanzar 54 votos en primera vuelta en tanto que Luis Aragón, de Acción Popular, logró 21. 

En segunda vuelta, la abstención de unos, y el desbande de otros, frustró una victoria que habría sacado de quicio a la “Prensa Grande”. La ambición y la mezquindad, tornó imposible el hecho, y AP obtuvo sólo 41 votos. En la segunda vuelta, Williams subió su estimado con 13 adhesiones y acumuló 67 votos, los suficientes para ganar.

El “nudo” estuvo en manos de Perú Libre, que resolvió “no votar por nadie de la derecha”. La explicación del liderazgo de PL fue curioso: no querían que ganara Acción Popular. Para el Partido del Lápiz la concertación Neonazi, era mejor.  Aunque a diferencia de Montoya y Cueto -los otros uniformados- el General-Presidente, no ladr, Prefiere la discreción, y hasta el silencio; pero  tampoco es, una pera en dulce. Vaya que se las trae.

En agosto de 1985 –inicio del primer gobierno de García- la Fuerza Armada dispuso un operativo militar en la serranía, comprometiendo a las localidades de Accomarca, Llocllapampa y  San Rosa. Las Brigadas “Lobo”, “Tigre” y “Lince”, incursionaron en la zona arguyendo buscar terroristas. No encontraron a ninguno, pero si a 69 campesinos entre hombres, mujeres y niños. A los hombres los torturaron salvajemente; a las mujeres, las violaron una a una; y a los niños, los martirizaron con particular crueldad. Después, juntaron a todos, los metieron en una cabaña, los ametrallaron y les lanzaron bombas incendiarias para quemarlos vivos. La masacre de Accomarca guarda el nombre del congresista José Williams  Zapata - Wayka

El “Operativo” en esta circunstancia, fue el Sub teniente Thelmo Hurtado; pero el Jefe de los “Lince”,  era José Williams Zapata. El caso conmovió al país y remeció incluso a la flamante Célula Parlamentaria Aprista. Javier Vallerriestra denunció los hechos, y prometió sanciones. Pero ellas, no llegaron. Los familiares de las víctimas clamaron justicia, pero más pronto que la justicia, llegó la impunidad.

El tema perduró e incluso hace poco: en mayo del 2018, el Juez Walter Castillo Yataco ordenó la detención de Williams y 28 militares comprometidos. Tampoco prosperó la iniciativa. Manos poderosas torcieron el accionar de la ley y “el caso”, fue archivado. Es que ya en ese entonces, el general aludido, era un Héroe Nacional. Había sido el Jefe Supremo del Batallón que liberó los rehenes de la residencia nipona, en abril del 97, en la “Operación Chavín de Huántar”.

Como se recuerda, allí actuaron 140 Comandos de élite que sometieron y aniquilaron a 14 noveles combatientes del MRTA, entre ellos, dos muchachas, una de las cuales estaba embarazada. Después se comprobaría que hubo capturados con vida, y ejecutados después.  Integrando las huestes militares en esa circunstancia, operó un Comando Especial clandestino ideado por el Servicio de Inteligencia Nacional –el SIN- denominado “Los Nazis”, que actuó ciertamente con conocimiento del Jefe de la Operación, el hoy Presidente del Congreso de la Republica.

Para los comicios del 2021 Hernando de Soto, impúdicamente uso un “vientre de alquiler”, –“Avanza País” registrado por el difunto Pedro Cenas. Como no tenía Partido, ni registro Electoral, se valió del membrete aludido y favoreció a algunos, entre ellos a José Williams, quien fuera electo para la función que hoy desempeña.

Pareciera que el general-parlamentario, olvidó el patriotismo, la dignidad nacional y la soberanía. Hizo mutis en el foro cuando don Hernando informó al país que se iba a Washington a pedir al Departamento de Estado yanqui una intervención militar para enfrentar al “gobierno comunista de Castillo”. Pareciera que Williams vio desembarcando a los marines, y aplaudió

Eso explica que, adicionalmente, suscribiera la “Carta de Madrid”, documento elaborado por VOX, El Partido Neo Nazi de Abascal, en España que llama a “cerrar el paso” al Foro de Sao Paulo y al Socialismo de Siglo XXI. En la firma, estuvo también Keiko y, como no, el ex canciller Tudela, preciosa joya de la cantera fujimorista.

El jueves pasado, al debatirse el “permiso” para que el Jefe de Estado concurra a la Asamblea General de Naciones Unidas, los parlamentarios de “la mayoría”, ladraron a su gusto con el mismo entusiasmo que Philip Buttther y Aldo M. sin argumentos ni razones. Clamaron al cielo para que cayera Castillo. Y en el extremo de su ira, celebraron que a Lady Camones le diera un “premio consuelo”: la Presidencia de la Comisión que verá las  acusaciones contra Castillo y Dina Boluarte. Así, habrán de ladrar mejor. ¿Ladrará ahora este general metido en su laberinto? Lo veremos.

(*) Del Colectivo de Dirección de Nuestra Bandera.