Paraguay: reprimen vigilia por libertad de los presos de Curuguaty

24

El segundo día de una vigilia pacífica, realizada frente a la sede del Ministerio Público de Paraguay por la liberación de los campesinos presos, a quienes acusan injustamente de la masacre de Curuguaty, culminó con una arremetida policial y ocho heridos en Asunción, la capital del país.

AVN

Cuatro de los 12 campesinos detenidos por la masacre, ocurrida el pasado 15 de junio, están en huelga de hambre desde hace 58 días en reclamo de justicia y por su detención ilegal.

«A las cuatro de la madrugada, aproximadamente, llegaron dos pelotones de cascos azules y policías con un comisario diciendo ‘no queremos violencia, pero vamos a limpiar el lugar'», relató Rosana Encina, una de las organizadoras de la vigilia.

En una declaración a la Agencia Venezolana de Noticias, Encina detalló que los agentes arremetieron contra el campamento sin presentar orden de desalojo ni dialogar.

«Unas personas nos sentamos como forma de resistencia pacífica y una muralla de cascos azules roció gas pimienta, luego de que otros ya destruían las carpas a su paso», agregó.

El miércoles, en una carta pública, Fernando Lugo, derrocado en junio pasado por un golpe de Estado parlamentario, responsabilizó a su sucesor, Federico Franco, por la suerte de los campesinos en huelga de hambre.

En la misiva, Lugo recordó: «El caso Curuguaty es parte de la conspiración de los golpistas, que condujo a la parodia de juicio político que terminó con mi destitución».

De acuerdo con el informe médico presentado el lunes, los cuatro campesinos ya entraron en la fase tres del proceso de huelga de hambre, momento en el que «el cuerpo empieza a utilizar algunas reservas y empieza a afectar algunos órganos vitales como el riñón, el corazón y el cerebro».