Maduro anuncia una nueva “ofensiva económica” y llegar al abastecimiento pleno

10

El presidente de Venezuela anunció que el martes próximo dará a conocer el “plan para el abastecimiento pleno” que constituirá una “gran ofensiva” económica y tendrá características diferentes de las medidas que puso en marcha en noviembre pasado.

Télam

Ese anuncio precedió a la segunda reunión que dirigentes del oficialismo y la oposición se aprestaban a mantener esta noche, con tres cancilleres extranjeros y el nuncio apostólico como “testigos de buena fe”, en busca de solucionar la crisis política que vive el país por las protestas cotidianas iniciadas a principios de febrero.

“Dentro de una semana, el próximo 22 de abril, vamos a iniciar una ofensiva especial, una ofensiva por la producción, el crecimiento, el abastecimiento pleno y los precios justos”, afirmó Maduro durante una reunión de gabinete celebrada en el palacio presidencial de Miraflores.

El mandatario aclaró que “el equipo económico tendrá que preparar esa ofensiva porque tiene características distintas a la que hicimos en noviembre”, informó la agencia noticiosa estatal AVN.

“Vamos a la ofensiva todo el gobierno y todo el pueblo, no hay batalla que se gane sin el pueblo, no hay batalla en revolución que no se gane sin la participación del pueblo”, subrayó Maduro.

Poco más tarde, en un acto con sus ministros y simpatizantes partidarios para celebrar el primer aniversario de su triunfo electoral, Maduro reiteró ese anuncio y agregó que también prepara una “revolución fiscal” con el objetivo de “ensanchar la base de recaudación de impuestos”.

También insistió en que el económico, junto al de la inseguridad, son los dos problemas que el gobierno y la oposición deberían encarar juntos, “sin politiquería”.

Venezuela, cuya producción nacional sólo satisface una pequeña proporción del consumo cotidiano -el vicepresidente, Jorge Arreaza, dijo semanas atrás que apenas 40 por ciento-, sufre desde hace años altos índices de inflación y desabastecimiento, debido a la escasez de divisas.

La inflación, que registró una tasa anual de 56,7 por ciento en 2013, tuvo marcas mensuales de 3,3 por ciento en enero y 2,4 por ciento en febrero, según el Banco Central de Venezuela (BCV), que aún no publicó el índice de marzo.

“Vamos a la ofensiva todo el gobierno y todo el pueblo, no hay batalla que se gane sin el pueblo, no hay batalla en revolución que no se gane sin la participación del pueblo” Mientras tanto, el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM) informó que el costo de la canasta alimentaria, que mide todos los meses, aumentó 11,7 por ciento en marzo después de haberse incrementado 4,1 por ciento en febrero.

En cuanto al desabastecimiento, que el BCV mide todos los meses desde marzo de 2003, saltó de 22,2 por ciento en diciembre a 28 por ciento en enero, último índice publicado. En marzo fue de 31,03 por ciento, según Cendas-FVM, o de 60,2 por ciento, según la encuestadora privada Datanálisis.

En noviembre pasado, Maduro ordenó operativos militares en comercios de varios rubros, a los que obligó a rebajar hasta 70 por ciento los precios, lo cual generó liquidaciones de stocks que no pudieron ser repuestos debido a la escasez de divisas, y en enero promulgó la “ley de precios justos”, que limita la rentabilidad empresarial.

El domingo último, en una entrevista publicada por el diario Ultimas Noticias, Maduro afirmó que lo que el gobierno estaba dispuesto a conceder a la oposición era “avanzar hacia un modelo económico que los incluya aun más”, para que “se involucren directamente en el proceso de crecimiento y desarrollo económico”.

Esa entrevista se produjo después de que el martes pasado Maduro y otros 10 dirigentes del oficialismo y 11 de la oposición se reunieran en Miraflores con el nuncio apostólico, monseñor Aldo Giordano, y los cancilleres de Brasil, Colombia y Ecuador – Luiz Alberto Figueiredo, María Ángela Holguín y Ricardo Patiño- como “testigos de buena fe”.

You might also like