Licencia de EEUU a Trinidad y Tobago ¿Una manzana dorada?

251

Leopoldo Puchi

El gobierno de Estados Unidos otorgó una licencia a Trinidad y Tobago que le permite hacer negocios con el gobierno venezolano y con Pdvsa para desarrollar el yacimiento de gas Dragón ubicado en aguas territoriales venezolanas.

De acuerdo a las informaciones difundidas por los medios, un funcionario estadounidense le habría dicho a Reuters que a Venezuela “no se le permitirá recibir ningún pago en efectivo por ese proyecto” y que “todas las sanciones estadounidenses restantes continúan en vigor y sin cambios”.
En Cerro Dragón estamos aplicando técnicas del no convencional" •  EconoJournal
El permiso se otorga en el marco de las necesidades de nuevos suministros de gas para el mercado occidental, como consecuencia de la guerra de Ucrania y de las sanciones a Rusia. Los requerimientos del mercado han puesto a Venezuela en la agenda mundial por sus reservas probadas (201 billones de pies cúbicos) de gas natural, cifra que la ubica en el octavo lugar a escala mundial.
Chaguaramas
Al conocerse la noticia de la licencia, de inmediato el primer ministro de Trinidad y Tobago mostró su satisfacción. No era para menos, desde 2016 Keith Rowley no ha desmayado un día en el esfuerzo por sellar un acuerdo con Venezuela para explotar de forma conjunta los campos fronterizos, porque ya se conocía que la producción de su país era decreciente y que pronto se verían obligados a parar unidades de la planta Atlantic NLG.
La importancia de la licencia para Trinidad y Tobago ha sido resaltada por el columnista Roy Mitchell en un artículo publicado en el Daily Express, en el que indica que para Trinidad y Tobago el haber logrado “la suspensión parcial temporal de las sanciones contra Venezuela” representa un “hito trascendental” comparable con la devolución de la península de Chaguaramas en 1963, que había sido cedida por el Reino Unido a Estados Unidos.
Manzana dorada
A indústria do gás natural na Venezuela: analisando a experiência recente |  Blog InfopetroEn realidad, la licencia no solo es importante para Trinidad y Tobago sino también para Venezuela, que encuentra una oportunidad para vender su gas y obtener ingresos que se necesitan para impulsar la actividad económica y cubrir gastos de atención social.
Ahora bien, la licencia se ha dado con una condición: se prohíbe que Venezuela reciba pagos monetarios. Un informe de TFI Global sobre la licencia sugiere que esta circunstancia pudiera impedir que se concreten acuerdos de explotación del yacimiento Dragón, lo que a su vez afectaría las relaciones bilaterales y daría lugar a fricciones entre los dos países.
Desde esta óptica, la licencia contendría lo que los abogados denominan un vicio oculto o sería una suerte de manzana dorada, la que en los cuentos mitológicos aparece como un obsequio que se ofrece para generar discordias que conducen a rupturas y enfrentamientos.
Opciones
Keith Rowley - Wikipedia, la enciclopedia libreEs probable que sea así, una manzana de la discordia, con la que se busca que se agríen las relaciones entre los dos países. El primer ministro Rowley ha dicho que los pagos pudieran realizarse como un intercambio por alimentos y medicinas. El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha calificado la prohibición de relación colonial.
Sin embargo, no necesariamente se está en un callejón sin salida y pueden explorarse diversas opciones. Ya existe un acuerdo firmado en 2018 que representa la base para las nuevas conversaciones. Para entonces, ya se habían fijado los términos de un entendimiento entre NGC, Shell y Pdvsa para llevar gas natural a través de un gasoducto hasta la plataforma Hibiscus, en Trinidad y Tobago. Solo estaba pendiente la formalización de algunas cláusulas, pero el proyecto se paralizó cuando en 2019 Donald Trump decretó las sanciones a Pdvsa. Ahora habría que estudiar nuevas e ingeniosas modalidades.
Güiria
Por otra parte, habría que considerar que el único punto de importancia en las negociaciones no es lo relativo al pago, sino que hay que mirar también hacia las posibilidades de utilizar parte de ese gas venezolano en Venezuela. En este sentido, Reinaldo Quintero, expresidente de la Cámara Petrolera, ha señalado que ya existen en Güiria las instalaciones para el acondicionamiento del gas y para su conexión con la red nacional.
Pdvsa instala seis tamices moleculares en planta de acondicienamiento de gas  en GüiriaHaría falta completar el tramo desde Dragón a Güiria, que estaría en el orden de $300 millones. Varios empresas nacionales e internacionales han expresado su disposición a realizar esa inversión. Un acuerdo que incluya este proyecto de desarrollo es posible en el marco del permiso otorgado a Trinidad y Tobago para llegar a acuerdos con Pdvsa. En los negocios, cada quien debe poner de su parte.