La barrida rojita

10

ELEAZAR DIAZ RANGEL|Como otras veces, la oposición andaba eufórica, confiados en que ganarían las elecciones, y estaban convencidos de que irían mas allá, que harían una barrida. No vieron necesidad ni de presentar programas de trabajo en los municipios.

Últimas Noticias

Esa convicción los llevó a darle un carácter plebiscitario a las votaciones del 8-D. Se trataba de otra confrontación entre el jefe nacional de su campaña, HCR, y el presidente Maduro, cuyos días parecían contados, y esa imagen la transmitieron al exterior las agencias de noticias. La mayoría de los medios se encargaron de multiplicarla. Después de las elecciones, “O el gobierno cambia, o el pueblo le pasará por encima”, tronó HCR.

ven maduro y dedito eleccEn la distribución de tareas en la cúpula oposicionista, a varios les asignaron la tarea de denunciar fraude apenas recibieran la señal, otros fomentarían disturbios, y a Antonio Ledezma le dieron como tarea cerrar la campaña de promoción de la consulta plebiscitaria tratando de hacer creer que estas elecciones no eran para escoger 335 alcaldes, sino de otra confrontación. “EL 8D SERÁ UN PLEBISCITO” a toda página. “OK, ese es buen título ¿Cuáles pueden ser los subtítulos?

“Los venezolanos van a castigar al gobierno…” les dijo que “la oposición aspira triunfar tanto en número de alcaldías como en los totales de votos”, y que “esa votación aclarará lo que verdaderamente ocurrió el pasado 14 de abril”. Cumplida su tarea, el periódico lo destacó en su edición del 1° al 8-D.

Los resultados están a la vista, sus pronósticos por el suelo. Si la votación fue un plebiscito, el gran perdedor fue HCR como jefe de campaña nacional. El Psuv y aliados obtuvieron 5.833.942 votos contra 4.841.149 de la MUD, casi un millón de diferencia, el 10%, 54% a 45% y en cuanto a alcaldías, el Polo Patriótico ganó 240, a las que deben sumársele los electos fuera de sus listas que se adhirieron al frente para sumar 250 contra 75.

Con la excepción de Táchira, en los otros 23 estados obtuvo mayoría el chavismo. De 24 capitales de estado, el GPP ganó en 15, y entre las 40 ciudades más pobladas, 30 fueron votos chavistas mayoritariamente. Esa sí fue una barrida. (Me equivoqué en unas estimaciones en un encuentro con el ministro Rodríguez Torres y Ricardo Castellano, presidente ejecutivo de la Cadena, y les dije que creía que la proporción sería 2 a 1. El ministro, en base a los análisis de abundantes fuentes, estimaba tres a una, bastante cerca de la votación). Por supuesto, estos resultados aclararon lo que ocurrió el 14-A a quienes tenían alguna duda, como Ledezma.

El plebiscito lo ganó Nicolás Maduro ampliamente; si él debía renunciar si lo perdía, ¿qué debe hacer HCR que lo perdió tan abrumadoramente, incluido su estado Miranda 51,1% a 47,9% y sin que a ningún oposicionista se le ocurriera hablar de fraude? En otras circunstancias o países estarían renunciando, como ocurre con quienes sufren derrotas tan abrumadoras.ven Winston Vallenilla, Dante Rivas, Miguel Ángel Pérez Pirela y Ernesto ...

Para la reflexión. Si un estado merece especial estudio en el Polo Patriótico, es lo sucedido en Táchira. En oct-8 Chávez perdió por 82.573 votos, pero en la (16-12) elección de gobernadores, Vielma Mora ganó por 39.190, lo que me llevó a comentar que había sido la más extraordinaria de las 21 victorias en esas elecciones. Sin embargo, el domingo el Psuv fue derrotado ampliamente; fue el único estado donde la oposición obtuvo más alcaldías que el chavismo, y en la de San Cristóbal casi dobló al candidato del Polo. ¿Cómo explicarlo?

Otros casos, con distintas motivaciones, a ser estudiados, son la derrotas en dos capitales: Barinas y Maturín. La dirección regional del Psuv debe tener alguna responsabilidad. E igualmente tendrán que examinar que ha pasado en Portuguesa, donde bajó la votación.

Y también es importante, ahora que ¡por fin! habrá un año sin elecciones, discutir sobre las relaciones con sus aliados: con más de medio millón de votos ganaron 7 alcaldías e hicieron perder siete. Y es tiempo de profundizar en una investigación que permita saber por qué en tantos barrios de gente pobre votan por la oposición.

Gente del beisbol Magglio Ordóñez y El Potro Álvarez, debutaron en la política con una gran victoria para el primero, y El Potro, en un municipio tan grande y complejo, en poco tiempo de campaña llegó tan cerca: 121.493 frente a 144.084. Quizás dos meses más habrían sido suficientes para triunfar.

Los empresarios venezolanos no son nada lerdos en los negocios, algunos incluso se pasan de vivos por obtener más ganancias, pero en lo político con frecuencia lucen ingenuos. Por ejemplo, cuando creen que los alcaldes pueden servir de puente con el Gobierno. ¿Y es que creen que los alcaldes no son políticos? La mayoría son militantes del Psuv.

Significativo el avance en las llamadas “joyas de la corona”. Ernesto Villegas obtuvo 653.854 (47,23%) 34.233 votos más que Aristóbulo Istúriz en 2008, mientras Ledezma bajaba de 52,42% a 51,27%, y en Maracaibo, Miguel Ángel Pérez Pirela redujo la ventaja de 140.000 (17,40%) a 28.400 (5,1%) en campaña de apenas tres meses.

You might also like