“Joaquín Pérez Becerra debe ser liberado ya”

23

ATHEMAY STERLING ACOSTA* | La Agencia de Noticias Nueva Colombia – ANNCOL- tiene entre sus fundadores a dos ciudadanos suecos con sus Derechos Universales incólumes y con la protección de la normatividad no sólo internacional sobre Derechos Humanos y Derechos de los Pueblos junto al Pacto Internacional de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales, sino también del Estado Escandinavo del Régimen Comunitario Europeo, normatividad que nunca vulnera a la colombiana.

Todo lo contrario el Estado Colombiano vulnera todos los Derechos de los fundadores de ANNCOL y de quienes ahí aparecen, cuando esta Agencia de Prensa en ejercicio de sus Derechos así los considera necesarios, y para quien se informa a través de ella también ejerza el derecho a estar bien informado o informada.

ANNCOL cumple toda la normatividad para actuar y no debe ser perseguida, hostigada, saboteada y menos criminalizada la conducta de quienes ahí laboran, pues lo hacen según lo prescrito jurídicamente internacional y nacionalmente en toda una normatividad, Jurisprudencia y Doctrina Internacional y Nacional que le da protección internacional para actuar.

2
Ahora es el momento de clarificarles a los operadores judiciales para que no sigan prevaricando teniendo de manera arbitraria a Joaquín Pérez Becerra Director de ANNCOL privado de su libertad por ejercer sus Derechos Irrenunciables en un País que se dice Democrático y que por lo tanto no debe tener presos políticos y menos de conciencia como al Director de esta Agencia Noticiosa, pues ANNCOL cumple y desarrolla el Principio Democrático y la Participación Ciudadana pues despliega constitucionalmente el carácter universal y expansivo del Principio Democrático de esta participación constituyente a través de la comunicación social.

Quienes deben estar siendo juzgados y privados de su libertad son los operadores judiciales y servidores públicos que ordenaron y aún mantienen en condiciones denigrantes a un ciudadano sueco nacido en Colombia por el solo hecho de ser oposición política al régimen político.

Si así es la situación que todo o toda persona que seamos de la Oposición Política y que nuestra conciencia sea contraria a la de los Gobernantes corruptos, prevaricadores, unos de las mafias, otros ilegítimos, pues más de la mitad de las y los colombianos somos oposición política, pues corremos peligro cuando se nos vulnera todo el acervo de Derechos Universales, permanentes, inalienables, imprescriptibles, inviolables, inderogables, progresivos y todo conquista de la humanidad.

Lo que los operadores judiciales colombianos hacen es ir en contravía a estos Derechos y sus conexos, van en contra de la misma Constitución Política Colombiana y de los Tratados Internacionales sobre Derechos tanto Humanos, de los Pueblos y Humanitario que prevalecen sobre la normatividad de casa y a la vez hacen parte de ella, según los constitucionales 93 y 94.

Si estos operadores Judiciales y Servidores Públicos que cohonestan este despropósito jurídico siguen manteniendo privado de su libertad a Joaquín Pérez Becerra y a todas y todos los presos políticos de conciencia en Colombia puede ocurrir lo siguiente:

a) No conocen del Derecho. Pero su ignorancia Iuris no los exime de su conducta prevaricadora.

b) Saben lo que hacen. Hecho peor pues conscientemente se transmutan de una Rama del Poder Público a otra, rompiendo más la independencia de Poderes en Colombia y cometiendo una conducta sumamente gravosa cuando se arrogan funciones que no le competen, es decir, se extralimitan conscientemente en sus funciones, creando daños irreversibles a la Paz y a la Democracia.

C) O cumplen órdenes de los cuerpos de seguridad del Estado y de los Estados Unidos, perdiendo aún más su Independencia Judicial siendo ya peones de brega del guerrerismo en Colombia que incluye ahí toda la catástrofe humanitaria y social de Colombia, convirtiéndose en cohonestadores de crímenes prescritos en el Estatuto de Roma, pues ya no están cumpliendo papel judicial, sino de guerra.

D) O no los dejan instancias poderosas por diferentes motivos ser totalmente independientes, garantistas y defensores de los Derechos. Pues deben recordar que los Abogados cuando nos graduamos como Juristas, lo hicimos para Defender los Derechos, ser rectos, independientes y soberanos, y nunca ser sumisos al poder ni a la injusticia y menos a la vulneración de los Derechos.

e) O enemigos de la Paz dentro y fuera del Gobierno intervienen para que Joaquín Pérez Becerra y los casi Diez mil Presas y Presos Políticos continúen privados de su libertad por pensar, opinar, conceptuar diferente al régimen.

Y estarían castigando a la población civil protegida que la somos Oposición Política con todos nuestros Derechos irrenunciables. Y estos Servidores Públicos de una u otra rama del Poder Público Colombiano se acercarían como lo hace el Señor Procurador General de la Nación a la caduca Santa Inquisición o a la moderna pero no contemporánea concepción fascista del Estado, donde lo que prevalece es el Código Penal del Enemigo Interno, Doctrina fomentada por la extranjera yankee de la criminal históricamente Seguridad Nacional, donde hay un supuesto enemigo interno, que antes era el comunismo, ahora es la Oposición Política y que el Polo en su retroceso adoptó nuevamente el macartismo y anticomunismo como varios prevaricadores Servidores Públicos lo hacen y también como unos analfabetas políticos en partidos de Derecho y hasta de Izquierda. ¡Qué paradoja política!
Foto: Otro preso de conciencia, el profesor Miguel Beltrán, que fue liberado después dos años encerrado por el Estado.

3
Como las Normas Jurídicas no sólo, ni únicamente su hermenéutica es textual, literal, sino que debe darse en su contexto y en la realidad objetiva, no en los prejuicios del Juez natural; estos Operadores Judiciales deben entender que Colombia afronta una casi centenaria guerra civil asimétrica del Estado contra el pueblo, o un atípico conflicto social y armado, y en estricto Derecho actual Internacional estamos afrontando un Conflicto Armado Interno, el Juez, Magistrado, Fiscal, etc., debe entender esta realidad y no echarle fuego a la candela teniendo y argumentando lo imposible para continuar vulnerando Derechos, pues ellos están para defender el Derecho y no usarlo como arma de guerra como quieren los guerreristas.

Y ya sería al contrario, estos servidores públicos serían abocados en serias investigaciones por contrariar el Derecho.

Quisiera tenerlos como mis alumnos en diferentes postgrados para que aprendan que ellos no son consuetas de los cuerpos de seguridad del Estado, se deben respetar así mismos y actuar de consuno a la normatividad internacional que da protección a diez mil colombianas y colombianos agredidos y Re victimizados por el Estado.

4
Sera la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos de la ONU con Sede en Bogotá, Cali junto a otras ciudades y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, quienes observen, hagan el seguimiento al debido proceso de todas y todos los presos políticos y de conciencia, que Colombia no debe tener privados de su libertad, y hagan las Recomendaciones del Caso para que de verdad haya Democracia en Colombia.

Pues hasta que no se libere al último preso político, no se terminen las causas de esta guerra civil asimétrica del terrorismo de Estado Colombiano contra la Sociedad y el pueblo, no haya Paz con Justicia Social, es decir, que toda la Población Colombiana tanto Nacional como Extranjera como dice la actual Constitución Política, no ejerza los Derechos Universales a cabalidad, no hay Democracia en realidad.

Si el Poder Público Judicial así lo quiere, puede coadyuvar a la solución política de este atípico conflicto social y armado colombiano como nos enseño a todas y todos los abogados el Magistrado Jaime Pardo Leal, héroe de la Patria, Candidato Presidencial de la Unión Patriotica que lo ejecutó extrajudicialmente la mafia aliada a militares y fundador de Asonal Judicial, filial de la Central Unitaria de Trabajadores CUT y baluarte de VOZ La Verdad del Pueblo, prensa alternativa de una verdadera Democracia.

Ese es su reto señoras y señores operadores judiciales de Colombia, coadyuvar a transformar la patria por el camino de las libertades Democráticas o ayudar a hundir a Colombia en el fango del Fascismo y seguir en guerra y en desigualdad social.

Pero sepan ustedes que Colombia no está predestinada a vivir en guerra de manera indefinida como las más atrasadas clases y sectores sociales que con los Estados Unidos quieren junto a los criminales internacionales de la industria militar yankee, la industria bioquímica norteamericana, la verdadera mafiosa y narcotraficante, pues el colombiano es un valiente campesino obligado a sembrar coca o amapola para sobrevivir, pues el Estado lo abandonó social, económica, eco ambiental y culturalmente.

5
ANNCOL lo que se propone en el marco de la normatividad es salvar a Colombia y colocarla en la senda del progreso de la Paz con Justicia Social, terminar la guerra y conquistar el Socialismo para bien de la humanidad ejerciendo el Derecho de libertad de conciencia, opinión y prensa.

Aprenda cada uno de ustedes operadores judiciales lo siguiente: para que nunca se les olvide, o venga cada uno a un posgrado en mi Universidad Santiago de Cali para enseñarle, o haga de nuevo su carrera del Derecho o renuncie, pues debe entender que en el Derecho, a nosotros quienes utilizamos medios de comunicación, existe es la solicitud de rectificación, y está prohibida por la Convención Americana de Derechos Humanos de la OEA del Sistema Interamericano de DDHH, la censura de prensa que ustedes impusieron a Joaquín Pérez Becerra al secuestrarlo en Venezuela y privarlo de su Libertad en la ERON de la Cárcel Picota en Bogotá.

6
Ustedes deben es resarcirle los daños a Joaquín Pérez Becerra y a la comunidad nacional e internacional, pues él en la doble dimensión de la comunicación, de la información: de emitirla como de recibirla, estaba cumpliendo papel de Patriota, pero eso si de Oposición a lo que tiene y tendrá Derecho él o quien haga sus veces en ANNCOL u otra Agencia de Noticias y de Prensa, sabiendo de antemano que no él y ninguno se haya sujeto a la prima facie, por eso les dije que en vez de privarlo de su libertad debían pedirle rectificación a ANNCOL sino estaban de acuerdo con lo informado, y el Estado Colombiano y Ustedes nunca lo hicieron, es decir los culpables son ustedes.

Reitero mi Petítum para que las audiencias del 18 hasta el 29 de Agosto que Joaquín Pérez Becerra será objeto en Bogotá salga libre incondicionalmente, agarrado de mi mano hacia la libertad. O de la mano de la Embajada y o Consulado de Suecia y enviado inmediatamente a ese País de donde es ciudadano.

Sepa cada uno de Ustedes que el deber no es tenerlo privado de su libertad sino darle toda la protección para que aquí en Colombia también se abra ANNCOL, en Bogotá, Cali y en todo el territorio nacional. Tienen la palabra para que hagan justicia, Para que no sea la justicia social y popular quien la ejecute en el imaginario nacional e internacional.

*El Doctor Athemay Sterling Acosta es Abogado Comunista Defensor de Derechos Humanos y de los Pueblos, Director de Derecho Preventivo y Derechos Humanos, Grupo de Investigación Universitario PALENQUE, Director Colombia y Comunicador de Radio Televisión Palenque – RTVPalenque, del Frente Amplio Popular, escritor, integrante de ANDAS y del CPDH, filial de la Federación Internacional de Derechos Humanos – FIDH-, excandidato Gobernación Valle del Cauca, analista político e impulsor de la solución política al actual conflicto social y armado colombiano, sobreviviente del genocidio político cometido por el terrorismo de Estado Colombiano y los Estados Unidos contra nosotros el Partido Comunista Colombiano, la Unión Patriótica y el Movimiento Popular Colombiano.