Estados Unidos anunció que donará 60 millones de dólares en «ayuda no letal» a la oposición siria

17

El jefe de Estado de los Estados Unidos, John Kerry, hizo el anuncio durante la reunión que mantuvo hoy en Roma con los «Amigos de Siria» y con Ahmed Muaz al Jatib, líder de la Coalición Nacional Siria (CNFROS), principal alianza opositora, informó la agencia de noticias EFE.

Telam

Kerry, quien se había reunido horas antes con Al Jatib en un hotel de la capital italiana, aseguró que el presidente estadounidense, Barack Obama, tiene «muy claro la necesidad de intervenir a favor de la oposición», pero subrayó que se tratará de «ayuda directa, no letal».

La ayuda, destinada a la Coalición Nacional Siria, consistirá en chalecos antibalas, cascos de acero y aparatos de comunicación, además de alimento y medicinas, y buscará «mejorar la situación de las personas en el territorio controlado por los rebeldes», informó el grupo en una declaración conjunta.

El grupo subrayó asimismo su intención de apoyar a la oposición financiera y políticamente, pero sigue negándose a suministrar armas a los grupos rebeldes que quieren derrocar al presidente Bashar Al Assad.

Además, en la delaración, el grupo condenó los ataques de las tropas del gobierno a zonas residenciales y el suministro de armas al régimen por parte de terceros países, en una aparente referencia a Rusia e Irán.

En ese marco, Jatib, que se reunió por primera vez con Kerry al inicio del encuentro, criticó la decisión de los países occidentales de no enviar armas a los opositores mientras el régimen sigue obteniendo armamento desde el extranjero.

Occidente no debe tener miedo -dijo-, de que sus armas caigan en manos de islamistas, y pidió a Al Assad que dimita. «¡Actúa de una vez como un ser humano!», clamó.

Según la oposición, algunos Estados del Golfo enviaron sin embargo armas a los rebeldes, de forma no oficial. El régimen de Al Assad recibe armas sobre todo de Rusia. Kerry acusó también a Irán y a la milicia chiíta libanesa Hezbollah de enviar combatientes a Siria para ayudar a Al Assad a reprimir a la insurgencia.

Al Jatib está dispuesto a negociar con representantes del gobierno sirio, pero desde una posición militar de fuerza y siempre bajo la condición de que el presidente se marche.

Los miembros de la Coalición Nacional Siria piden sobre todo armas modernas y más ayuda humanitaria para los refugiados.
El Consejo Nacional Sirio, el principal integrante de la coalición, no envió representantes a Roma por considerar que la conferencia carecía de sentido.

FRANCIA Y RUSIA

En Moscú, en tanto, el presidente de Francia, François Hollande, pidió a Rusia que endurezca su posición hacia Al Assad.
Previo a una reunión con su homólogo Vladimir Putin, Hollande señaló a la emisora de radio Echo Moskvy que la actitud de Moscú es decisiva para una rápida pacificación de Siria y dijo que intentaría convencer a Putin de la necesidad de que el líder sirio renuncie.

El mandatario galo celebró el hecho de que Rusia haya reconocido a la oposición siria como una fuerza influyente y destacó que él, al igual que Putin, rechaza una solución militar del conflicto en el país árabe.

Los grupos rebeldes, en tanto, denunciaron la muerte de 45 personas, entre ellos doce hombres de Damasco torturados en prisión.

Cuatro de ellos eran miembros de la misma familia, informó el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos con sede en Londres citando a un activista.

La agencia de noticias Sana, por su parte, informó también de la muerte de varias personas en la explosión de un coche bomba. En el barrio de Akrema al Yadida, donde ocurrió el ataque, viven sobre todo miembros de la minoría alauita, a la que pertenece Al Assad.