El premier chino llamó a acelerar las reformas “para hacer más sostenible el crecimiento”

33

El jefe de gobierno chino, Wen Jiabao, llamó a acelerar las reformas económicas para hacer más sostenible el crecimiento del país, al tiempo que abogó también por reformas políticas paralelas que permitan solucionar el reparto desigual de la riqueza.

Télam

«El desarrollo de la democracia socialista debe ser paulatina y en consonancia con las condiciones nacionales», sostuvo Wen al ser consultado por los periodistas en una rueda de prensa ofrecida al finalizar el anual Congreso Nacional del Pueblo.

Fue en ese momento en que abogó por reformas políticas paralelas a las económicas, «especialmente en el partido y el sistema de dirección del Estado», para solucionar problemas como el reparto desigual de la riqueza, la pérdida de credibilidad política o la corrupción.

Sin embargo, al ser consultado sobre cuándo podrán los ciudadanos elegir libremente a sus líderes políticos, evadió una respuesta alegando que en los pueblos los ciudadanos ya eligen comités administrativos y líderes locales que gestionan las localidades junto con los jefes del partido, informó la agencia de noticias DPA.

Asimismo, Wen defendió las reformas estructurales económicas ante el «bajo» objetivo de crecimiento para este año calculado en el 7,5%, el menor de los últimos ocho.

En 2011, China creció un 9,2%. Este año, el país crecerá más despacio, debido a la crisis de deuda en Europa y a la menor demanda de exportaciones chinas, pero lo hará de forma más sostenible.

«Si solucionamos realmente el problema del crecimiento desequilibrado, descoordinado e insostenible y somos capaces de llevar nuestra economía a una senda de desarrollo cualitativo, será una buena noticia para el mundo entero», aseguró el mandatario.

Wen defendió también la política comercial y monetaria del país y ante las exigencias, sobre todo de Estados Unidos, de revalorizar el yuan y alegó que la divisa aumentó un 30 por ciento de valor desde el inicio de las reformas de curso de cambio en 2005.

Además rechazó las críticas por el superávit de la balanza comercial y recordó que hubo una caída de la demanda de sus exportaciones.

«La balanza es cada vez más equilibrada porque el superávit cayó por debajo del tres por ciento del producto interior bruto (PIB)», señaló y garantizó que China quiere comprar más de Estados Unidos, por lo que exigió a Washington que reduzca las limitaciones para las exportaciones de alta tecnología a China.

China, vale recordar, rechaza las acusaciones de llevar a cabo un proteccionismo comercial.

Los delegados del Congreso aceptaron también el informe sobre el estado de la nación presentado por el gobierno, con el sí de 2.725 representantes pero con 90 votos en contra, el doble que el año pasado, en tanto 49 delegados se abstuvieron.

Al finalizar el Congreso, los diputados aprobaron también el presupuesto y el incremento del gasto militar en un 11,2%. Los gastos de defensa aumentarán a 670.000 millones de yuanes (unos 80.000 millones de euros).

Los presupuestos suponen un aumento del gasto público del 14,1%, lo que aumentará el déficit este año en 800.000 millones de yuanes (96.000 millones de euros) o un 1,5 por ciento del PIB.