El peligro de una guerra imperialista es real y puede ser inminente

19

Julio Escalona
Es la hora de la unidad en torno al presidente, pues las fuerzas imperiales han pasado de la desestabilización al derrocamiento inmediato del presidente Maduro

Creer que las críticas y acusaciones públicas van a contribuir a reforzar el espíritu de resistencia y la organización de ella es un camino equivocado. Por el contrario, lo que pueden es crear confusión.

Soy solidario con los que han hecho o puedan hacer alertas y señalamientos para reforzar la resistencia antiimperialista, pero con el firme espíritu de reforzar el liderazgo del presidente Maduro.

Es un grave error creer que las negociaciones que ha intentado Unasur han fracasado porque se dirige a dos cúpulas burocráticas, la gubernamental y la de la oposición, ambas desligadas del pueblo.

Es también un grave error creer que Unasur debe incorporar a otros actores pues el pueblo ha madurado y ha decidido realizar cambios profundos.

Por fortuna, creo que Unasur le va prestar ninguna atención a esas afirmaciones. Unasur tiene una percepción seria de lo que está ocurriendo en Venezuela y sabe lo que debe hacer.

Pero es muy grave a estas alturas del desenvolvimiento de la situación, poner a la oposición y al presidente Maduro en la misma balanza en cuanto a la responsabilidad de que el diálogo se haya roto una y otra vez, particularmente el año pasado, después de las guarimbas y los crímenes cometidos.27F Pueblo Venezolano Rechaza Injerencia EEUU

Los diálogos no han prosperado porque nunca el núcleo dirigente de la oposición, particularmente el sector radical, ha tenido interés en él y por eso cuando el diálogo va tomando fuerza buscan desesperadamente una excusa para romper las negociaciones, lo que es muy fácil demostrar. Los motivos de la oposición han sido motivos desestabilizadores, golpistas. ¿Por qué entonces se buscan razones para acusar de burocrático el liderazgo del Presidente Maduro?

Desde que está crisis comenzó el Presidente maduro ha andado en la calle valientemente enfrentando a las fuerzas imperiales. En los últimos días lo sigue haciendo sabiendo que hay un plan para asesinarlo, pero sabiendo también que si alguien no se puede «enconchar» es él. ¿Si no se quiere ver esto, qué lentes tenemos puestos?

Hay para mí un asunto muy claro, Las fuerzas imperiales nos han declarado la guerra y han dado pasos firmes en esa dirección y el pueblo venezolano está al borde de enfrentar el peligro de una matanza generalizada. Yo espero y trabajo para que no sea así, pero puede ocurrir y la Celac, Unasur y otras fuerzas continentales y mundiales están percibiendo el peligro. El presidente Nicolás Maduro es el líder de la resistencia y lo está haciendo bien con el firme y competente respaldo de la Canciller Delcy Rodríguez.

No hay otra opción que unirse al liderazgo del presidente Maduro. Rodearlo firmemente de solidaridad y trabajar por la unidad del pueblo, chavista y no chavista, para enfrentar la agresión imperial.