El nuevo desafío: eficiencia en la gestión y elevar la conciencia del pueblo

18

DIEGO OLIVERA | A solo una semana del triunfo del presidente venezolano Hugo Chávez, comienza un nuevo desafío para los venezolanos, las elecciones para gobernadores en los 24 estados de Venezuela, en una nación que vive en continuos procesos electorales, pero que ha avanzado en la construcción de un sistema electoral blindado e inviolable, solo es posible a través de la creación de un verdadero poder electoral, el Consejo Nacional Electoral (CNE), en la nueva constitución bolivariana en 1999, anteriormente era manual y de fácil manipulación. 

Barómetro Internacional 

Pero porque vuelvo a mencionar al CNE en este trabajo, porque si bien la oposición venezolana, reconoció el triunfo del presidente Chávez, ahora en esta nueva campaña electoral, varios dirigentes de la oposición vuelven a cuestionar a la máxima autoridad electoral, bajo el lema del ventajismo del gobierno, con un discurso nuevamente agresivo, pero sin analizar en el seno de la denominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que su derrota el 7 de octubre estuvo en los votos de los venezolanos, en una mayoría popular que apoya los cambios sociales del modelo bolivariano.

En esta nueva elección regional que comenzó formalmente el 12 de octubre, con la inscripción de varios candidatos a gobernadores, se diferencia a la presidencial donde solo hubo dos candidatos, Chávez por la continuidad bolivariana y Capriles por la Oposición MUD, ahora en varios estados hay varios candidatos, tanto en el oficialismo, como en la oposición, pero en la mayoría de las regiones el candidato del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) es apoyado por los partidos aliados y el Gran Polo Patriótico, alianza que permitió un holgado triunfo del mandatario venezolano, aportando en esa elección más de un millón setecientos mil votos, además consolido el triunfo del candidato bolivariano en 22 estados de 24, entre ellos los principales bastiones de la oposición Miranda, Zulia y Carabobo.

El nuevo desafío eficiencia en la gestión y elevar la conciencia del pueblo

Algunas enseñanzas dejo esta elección presidencial, los reclamos de varios sectores de la sociedad venezolana, el discurso del mandatario venezolano, donde solicitaba una nueva oportunidad para gobernar, como el mismo afirmo “seré mejor presidente en este nuevo período”, además habló de la falta de control sobre la gestión pública, como las deficiencias en los estados y municipios, como es la vialidad, el aseo público, la atención al público, la burocracia que se ha convertido en un mal endémico. También es necesario precisar que en los estados y alcaldías que gobierna la oposición, se reproducen la ineficiencia administrativa, como altos niveles de corrupción, que solo pueden combatirse con una eficiente contraloría social, con una verdadera fiscalía.

Pero no solo debemos analizar las deficiencias porque en 14 años, la  nación y el pueblo venezolano han crecido, no solo en sus políticas sociales (Salud, educación, alimentación, vivienda, seguridad social, entre otras), en su economía, en su soberanía energética, en la solidaridad con los pueblos latinoamericanos, en la creación de relaciones internacionales, en la búsqueda de un mundo multipolar, han apoyado en la creación de mecanismos multilaterales, entre naciones de América Latina y El Caribe, como son el Alba, UNASUR, CELAC y ahora en su reciente ingreso al MERCOSUR.

Estos avances han permitido crear una propuesta política y social  hacia la sociedad venezolana, denominada el socialismo venezolano del Siglo XXI, como una respuesta al concepto de nación y patria soberana, pero para avanzar en este cambio, se debe crear una administración eficiente, que controle el desarrollo de los variados emprendimientos económicos, para que las empresas sean solventes, que generen niveles de producción y mercadería, para abastecer el mercado interno y externo, debe existir una planificación y control de los mismos, es decir deber haber un equilibrio entre la producción y las necesidades de la sociedad, pero no de manera capitalista, porque es imposible organizar una propuesta socialista, si la oferta y la demanda regulan el mercado, porque de esa manera se genera división de clases y apropiación indebida del trabajo.

Pero para crear un modelo socialista debemos elevar la conciencia y el compromiso del pueblo, no podemos soslayar o dejar fuera de nuestro análisis, los 6 millones quinientos mil de la oposición, que no son todos oligarcas o empresarios, son sectores de clase media y del pueblo, esto sectores no comparten la propuesta socialista, hacia ellos debemos dirigir un trabajo político e ideológico, pero a la vez se debe fortalecer a los millones de bolivarianos, que apoyan al presidente Chávez, a través de la formación militante, porque solo se puede construir una sociedad socialista, con un pueblo conciente y un modelo de sociedad eficiente.

[email protected]

You might also like