Día 225: ¿reunión de Biden y Putin en noviembre?

207

Al menos cinco civiles murieron producto de un ataque ucraniano a un autobús de civiles en Jerson, actualmente bajo control ruso, donde las fuerzas de Kiev llevan a cabo una contraofensiva, informó un en Telegram un funcionario de la administración de ocupación rusa, Kirill Stremousov

Ministro de Defensa ucraniano, Oleksii Reznikov, a las tropas rusas: “Garantizamos la vida, la seguridad y la justicia a todos aquellos que abandonen la lucha inmediatamente”. “Todavía pueden salvar a Rusia de la tragedia y al ejército ruso de la humillación”, o si no “quedar en la memoria como ladrones, violadores y asesinos”.

Combatientes del bastión separatista de Donetsk afirmaron que habían capturado tres pueblos cerca de la ciudad de Bajmut, en el este del país. Según la cuenta de Telegram de los combatientes las localidades tomadas son Otradivka, Vesela Dolina y Zaitseve.

El presidente estadounidense, Joe Biden, dejó abierta la posibilidad de reunirse con su homólogo ruso, Vladimir Putin, durante la cumbre del G20 que se llevará a cabo el próximo mes en Asia.”Eso está por verse”, dijo.

RTVi: Rusia cambió el máximo jefe del Distrito Militar Oriental, el coronel general Alexandr Chaiko, pocos días después de que cambiara también el mando al frente del Distrito Militar Oeste.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, anunció la creación de un “fondo especial” para que Ucrania pueda “comprar directamente” material de las industrias francesas destinado a “apoyar su esfuerzo de guerra”. “Para empezar, vamos a dotar este fondo especial con 100 millones de euros”. Dijo Macron.

Una línea eléctrica que suministraba electricidad a la planta nuclear de Zaporiyia resultó dañada el jueves por un bombardeo, en medio de “la precaria situación de la seguridad nuclear en la mayor central atómica de Europa”, bajo control ruso. Informó el personal ucraniano que opera la planta.

El Kremlin acusó a las autoridades ucranianas de querer convertir la planta de Zaporiyia en una “bomba nuclear sucia” al denunciar constantes ataques a las instalaciones de la central, la más grande de Europa, de los cuales Kiev y Moscú se culpan mutuamente.

Líderes de la Unión Europea debatieron en Praga una respuesta común a la crisis energética y al aumento de las facturas al consumidor a raíz de la guerra en Ucrania, aunque sin adoptar ninguna medida concreta en medio de divisiones internas.