Atentado contra científicos iraníes evidencia la debilidad de los enemigos

27

El presidente de la Asamblea Consultiva Islámica de Irán (Mayles), Ali Lariyani, ha acusado este domingo al régimen de Israel y a los Estados Unidos de estar detrás del asesinato del científico iraní Mostafa Ahmadi Roshan, y ha señalado que esas actitudes demuestran la debilidad de los enemigos de Irán. 

HispanTV

“Los supuestos defensores de los derechos humanos deberían estar avergonzados de (realizar) ataques terroristas. Deben saber que con esas acciones imprudentes no podrán lograr nada”, ha expresado el parlamentario iraní, informa IRNA.

El pasado miércoles, Mostafa Ahmadi Roshan, de 32 años, director adjunto del departamento de asuntos comerciales de la planta de enriquecimiento de uranio de Natanz, fue asesinado en la capital iraní, Teherán. Un hombre en moto adosó una bomba lapa contra el vehículo en el que viajaba Roshan acabando así con la vida del científico e hiriendo a otras dos personas.

Lariyani ha hecho alusión también al tema palestino, de ahí que haya criticado las directrices de ciertos líderes árabes que en lugar de tomar medidas prácticas, se limitan a pronunciar discursos a favor de los palestinos en las conferencias internacionales.

El funcionario iraní ha sostenido que algunos líderes de los países árabes son intermediarios y lacayos de los Estados Unidos y del Reino Unido, quienes para asegurar su monarquía y su propio bienestar, aceptan cualquier humillación de las potencias occidentales.

La autoridad iraní ha tachado de «absurdos» los esfuerzos de los tiranos de la región para democratizar Siria. Así mismo ha reprochado la cooperación que ciertos gobiernos árabes mantienen con el imperialismo y los enemigos del Islam en el caso de la crisis siria.

Desde mediados de marzo, Siria es escenario de diversos disturbios y también ha sido testigo de numerosas manifestaciones tanto en pro como en contra del gobierno del presidente Bashar al-Asad.

El 27 del pasado noviembre, la Liga Árabe aprobó una serie de sanciones económicas   –sin precedentes–   contra Damasco, entre ellas la prohibición de vuelos comerciales hacia el país árabe, la congelación de las transacciones comerciales con Damasco y el bloqueo de las cuentas bancarias del gobierno sirio en los países árabes.

El 19 de diciembre de 2011, Siria aceptó que un grupo de 500 observadores árabes visitase su territorio para revisar la situación del país, el Ejército y las condiciones de los ciudadanos.