Apelaciones en el caso del avión de EMTRASUR: inminente decisión judicial

175

Marcos Salgado | 

Los abogados de la empresa venezolana de cargas aéreas EMTRASUR, y los de los tripulantes iraníes y venezolanos se presentaron en audiencia oral en la Sala III de la Cámara Federal de Apelaciones de La Plata. Explicaron la “operación de pesca” del juez Federico Villena, quien prepara la incautación a manos de Estados Unidos del avión y retiene por más de 3 meses a los tripulantes.

Los jueces Roberto Lemos Arias y Carlos Vallefin escucharon primero a los representantes legales de EMTRASUR, Maximiliano Rusconi y Gabriel Palmeiro, quienes solicitaron que con carácter urgente se anule la decisión del juez Federico Villena que admitió la “solicitud de asistencia internacional” del Departamento de Justicia de Los Estados Unidos, y de esta forma reclamaron también que se deje sin efecto el secuestro de la aeronave Boeing 747-300 matrícula YV3531, de propiedad exclusiva de EMTRASUR.

El avión de EMTRASUR secuestrado en Buenos Aires a la espera de pedido de embargo de EE.UU. que no llega.

Rusconi explicó que el juez Villena protagonizó una ilegítima “operación de pesca” generando enormes perjuicios económicos a EMTRASUR afectando la libertad individual de 19 personas durante más de tres meses y comprometiendo las relaciones internacionales de la Argentina.

Los abogados explicaron ante los jueces de apelación que el juez Villena dictó una medida cautelar sin motivos bajo el ropaje de “asistencia internacional” solo para aguardar que la justicia estadounidense “tal vez consiga” elementos para disponer el secuestro de la aeronave.

Los abogados de EMTRASUR recordaron que el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de Argentina, ya señaló que el juez Villena incumplió sus deberes expusieron que el Juez federal había vulnerado el principio de proporcionalidad por mantener sin plazos determinados una medida cautelar ilegítima sobre la aeronave a la espera de que la Justicia de EE.UU pueda llegar a conseguir una decisión judicial firme mediante la que se ordene el pretendido secuestro de la aeronave, en el marco de un proceso en el que EMTRASUR ni siquiera fue notificada para ejercer su defensa.

Los tripulantes iraníes

Luego hablaron ante el tribunal los defensores de los tripulantes instructores iraníes, quienes reclamaron que se revoque la decisión del juez Villena de denegarles la salida de Argentina. El abogado Roberto Rallin explicó que en el expediente con 30 cuerpos y más de 150 medidas de prueba el juez no logró ni siquiera explicar por qué los estaba investigando.

Los tripulantes iraníes, siguiendo la audiencia de apelación vía Zoom. (Twitter TaniaPSUV)

El abogado Francisco Oneto explicó que el juez pretende utilizar una medida pre-cautelar que no existe en el derecho penal argentino, dijo que Villena incurrió en un razonamiento inconstitucional y que realiza una manifiesta operación de pesca buscando algo para incriminarlos.

Los instructores iraníes participaron de la audiencia vía Zoom, señalándolos en la pantalla el abogado Oneto reclamó: “no son cinco iraníes a secas, son cinco seres humanos, con familias que los esperan en su país”

Los tripulantes venezolanos

Durante dos horas la defensora de los tripulantes venezolanos del avión de EMTRASUR, Mariana Barbitta, reclamó que se mantenga la decisión de levantar la prohibición de salida del país sobre once de sus defendidos y que se revoque la medida de prohibición sobre los otros tres tripulantes.

La defensora dijo que en el expediente no hay pruebas que vinculen a sus defendidos con la comisión de algún delito. Argumentó además que no hay riesgos procesales y que sus defendidos siempre se mantuvieron a derecho.

Barbitta argumentó cómo la causa del juez Villena responde únicamente a presiones políticas y mediáticas, avasallando principios constitucionales.

Durante una marcha en Caracas, una mujer porta una pancarta con la imagen del avión de Conviasa incautado en Buenos Aires. (Xinhua)

Los jueces escucharon a dos de los tripulantes venezolanos, Vicente Raga -uno de los pilotos- y Víctor Pérez Gómez -gerente de operaciones de EMTRASUR-, ambos explicaron a los jueces la situación que atraviesan retenidos durante más de tres meses. La audiencia fue presenciada vía Zoom por familiares de los tripulantes venezolanos.

Ahora la Sala III tiene un plazo de cinco días para tomar decisiones. En manos de los jueces Lemos Arias y Vallefin está la posibilidad de revertir las escandalosas decisiones del juez Villena y la fiscal Cecilia Incardona, quienes insuflados por medios cartelizados, sectores de la derecha política y la cúpula de la comunidad judía argentina, protagonizar un caso de Lawfare 2.0:  inventaron una causa donde se investigan supuestos delitos “a determinar”.

Es hora que termine el oprobio.