Annie Ernaux, autora feminista y de izquierda, gana el Nobel de Literatura

121

Agencias-Alia2

La escritora francesa de 82 años Annie Ernaux, quien en su obra ha hecho un retrato íntimo de la mujer francesa en el siglo XX, fue galardonada este jueves con el Premio Nobel de Literatura 2022. Se trata de la primera narradora de esa nacionalidad en recibir el máximo reconocimiento a las letras. La Academia Sueca informó que la eligió por la valentía y la agudeza clínica con la que descubre las raíces, los distanciamientos y las restricciones colectivas de la memoria personal. El premio está dotado con 10 millones de coronas (unos 911 mil dólares).

Al recibir la noticia, la autora de obra esencialmente autobiográfica dijo a la televisora sueca SVT que el reconocimiento es un honor, pero también es una gran responsabilidad, aludiendo a una necesidad de brindar un testimonio de justicia respecto del mundo.Foto

Profesora de literatura en la Universidad de Cergy-Pontoise (suburbio de París), Ernaux, quien se identifica con la ideología de izquierda, ha publicado una veintena de obras, en las que analiza la lucha de clases y la pasión amorosa, temas que han marcado su vida de origen humilde. La nueva Premio Nobel de Literatura nació en Lillebonne en 1940. Hasta sus 10 años vivió en el pequeño café que administraban sus padres, un lugar sucio, feo, vomitivo, en Yvetot, pequeño pueblo sin historia en Normandía.

Dejó ese ambiente popular gracias a sus estudios y a un título en letras modernas. Se inició como escritora con Los armarios vacíos (Les armoires vides) en 1974, novela de tono áspero y violento en la que la protagonista describe con rabia los dos mundos incompatibles en los que se desenvolvió la autora cuando fue adolescente: por un lado la ignorancia, la zafiedad de los clientes borrachos del café, la estrechez mental de sus padres y, por otro lado, la facilidad, la ligereza de las chicas de clases más acomodadas con las que convivió en la escuela.

Las obras de Ernaux giran en torno a ese pasado familiar. Por ejemplo, describe lo que considera una traición respecto de sus padres en El lugar y Una mujer, ambas de 1988.Destaca asimismo su relato El acontecimiento, de 2000, sobre el drama de un aborto clandestino que sufrió en 1963, historia que fue llevada al cine con éxito el año pasado. Su estilo seco y sin lirismo ha sido objeto de estudio y denominado autobiografía impersonal.

Es con Los años (2008) que consigue evocar el destino de toda su generación, la de los hijos de la guerra marcados por el existencialismo de la posguerra y luego, en los años 60, por la liberación sexual. A través de la evocación de objetos, palabras, canciones y hasta emisiones de televisión, logra rencarnar esa época accidentada.

Entrevista exclusiva con Annie Ernaux: “El pasado nunca es pasado, menos aún si es violento y turbio” - InfobaeErnaux ha dicho que su estilo es escritura plana (écriture plate), con un enfoque muy objetivo de los sucesos, sin descripciones extravagantes ni emociones arrolladoras. En el libro que la hizo famosa, El lugar, acerca de la relación con su padre, escribe: Nada de reminiscencias líricas, nada de alardes triunfales de ironía. Este estilo neutro es natural en mí.

Abordaje fílmico

En el pasado Festival de Cannes, Ernaux retomó ese itinerario pero con formato audiovisual al presentar decenas de pequeñas grabaciones familiares en súper 8, filmadas por su ex marido entre 1972 y 1981. El resultado fue Les années super 8, que se estrenó durante la Quincena de Realizadores.

La plataforma Filmin informó ayer que el 9 de enero de 2023 lanzará en cines ese documental dirigido por la propia Ernaux y su hijo David.

No me considero para nada un ser singular, sino una suma de experiencias, también de determinaciones, sociales, históricas, sexuales, de lenguajes, continuamente en diálogo con el mundo (pasado y presente), explicó entonces.

La escritora ha mencionado que una de sus modelos es la filósofa feminista Simone de Beauvoir, de quien toma prestada esa atención cuidada a los detalles que jalonean su vida, como se puede leer en La vergüenza (1997), sobre su pérdida de la virginidad, o en El acontecimiento; en La mujer helada (1981), donde aborda el fracaso de su matrimonio, o en L’usage de la photo (2005), acerca de su experiencia de un cáncer de seno.

En México sus libros son publicados por el sello Tusquets, y en España, la mayoría por Anagrama y Cabaret Voltaire. Entre sus obras traducidas al castellano están El hombre joven (el más reciente), Memoria de chica o Mira las luces, amor mío.

Con su prosa cristalina, como la describen los críticos, Annie Ernaux formaba parte de los favoritos para recibir el Nobel en los círculos literarios, pero ella aseguró que este premio ha sido una gran sorpresa.Annie Ernaux en cinco libros | Literatura

El presidente del Comité Nobel para el premio de literatura, Anders Olsson, dijo al presentar la obra de la galardonada que se trata de una narrativa que carece de concesiones, escrita en un lenguaje simple, limpio, llano, descarnado. Ha logrado algo admirable y perdurable.

Su libro más reciente, Le jeune homme, se lanzó a principios de mayo con Gallimard, su editorial de toda la vida, que en Twitter expresó su inmensa felicidad.

El presidente francés Emmanuel Macron, también saludó el Nobel a Annie Ernaux y dijo que se trata de la voz de la libertad de las mujeres y de los olvidados del siglo. Escribe desde hace 50 años la novela de la memoria colectiva e íntima de nuestro país. Desde 1977, Annie vive en Cergy-Pontoise, ciudad suburbana que retrata en Mira las luces, amor mío (2014).

Ha ganado, entre otros, el premio Renaudot (1984) y fue finalista del Booker Internacional en 2019, año en el que también recibió el premio Formentor de las Letras de España en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, por su impecable ejercicio de veracidad que penetra los recovecos más íntimos de la conciencia, e interpela a la sociedad de nuestro tiempo con una crudeza insólita y difícil de encontrar entre sus contemporáneos, según el acta del jurado.