Alí Rodríguez: “ya no se puede continuar retardando un ajuste en el precio de la gasolina”

52

VANESSA DAVIES | El aumento de la gasolina en Venezuela es un tema polémico, casi tabú para la izquierda venezolana. Como Alí Rodríguez Araque conjuga el haber sido ministro de energía y comandante guerrillero en los años 60 del siglo XX, su opinión sobre este asunto es un referente para quienes consideran que el combustible no se debe tocar ni con el pétalo de una rosa. Y Rodríguez Araque asegura que el precio debe cubrir lo que invierte Petróleos de Venezuela (Pdvsa) en su procesamiento.

SECRETARIO-GENERAL-DE-LA-UNASUR-ALI-RODRIGUEZ-ARAQUECorreo del Orinoco

“El término de justo es muy relativo, lo mínimo que debe garantizarse en el precio es la recuperación de la inversión que hace la industria para llevar el litro de gasolina a la estación de servicio”, estimó el secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

“El ministro Rafael Ramírez creo que dio abundantes argumentos para demostrar que es necesario y que ya no se puede continuar retardando un ajuste en el precio de la gasolina. Hay una pérdida de 12.500 millones de dólares según la exposición del ministro Ramírez, y esta es una pérdida doble porque eso es calculando lo que se deja de exportar, y no lo que se pierde en costos de producción”, precisó.

Además, añadió, “se consumen 700 mil barriles diarios en el país, unido al problema -que es natural en la industria de hidrocarburos- que es la declinación de la producción, porque es un recurso que se agota”, declinación estimada en unos 700 mil barriles. “Son 1,4 millones de barriles y eso no es cualquier cosa; todo eso tiene que llevarlo sobre sus hombros la principal industrial del país que es Pdvsa”.

No es un “paquetazo”

El vocero desestimó que el ajuste sea un “paquetazo” neoliberal. “Los paquetazos tienen como característica que son golpes a la población; estoy seguro de que hoy se hace una consulta a la población y todo el mundo va a estar de acuerdo en que es un absurdo que pague más por la propina que le deja al que expende la gasolina que por el precio de la gasolina misma”, razonó. “Es decir, se le explica a la población y sin mucha explicación ya la gente lo sabe que es un absurdo que una botellita de agua valga mucho más que un litro de gasolina, que un refresco valga varias veces lo que vale un litro de gasolina”.

También negó que el eventual aumento tenga un impacto en los servicios y bienes. “Yo tuve la oportunidad de hacer estudios tanto en el momento en que fui Ministro de Energía y Minas como cuando fui presidente de Pdvsa” y la realidad es que “con una política que no es de tabla rasa, sino sectorizando, el impacto inflacionario es ínfimo”. Hay experiencias “que demuestran que es perfectamente posible hacer estos ajustes sin que ello implique un impacto para la población”, sostuvo, y acotó que “una cosa es el gran consumidor de gasolina y sobre todo de alto octanaje de vehículos particulares, y otra cosa es el que transporta alimentos, el que transporta pasajeros, y eso debe ser tomado en cuenta en la suerte de tabla que se estructura para aplicarla y aproximarse todo lo que se pueda a una política justa en materia de precios de los combustibles”.

Diálogo: iniciativa correcta

El diálogo con la oposición planteado por el presidente Nicolás Maduro es una iniciativa correcta, de acuerdo con Rodríguez Araque. “Si la oposición está dispuesta a un sincero juego democrático” las condiciones estarían dadas. En cuanto al plan de la patria, precisó que es “de obligatorio cumplimiento, porque es una ley ya. No es un simple planteamiento de una organización; es una ley vigente en el país, y las leyes son para cumplirlas. Las leyes son desarrollo de los principios establecidos en una Constitución, como lo es en este caso el plan de la patria”.

El secretario de la Unasur exhortó a elevar “el nivel del debate”, porque “el nivel de debate en muchas oportunidades ha caído” para convertirse en diatribas. “Planteemos conceptos, ideas que enriquezcan el pensamiento venezolano, no importa que sean distintos al contrario”, convocó.

A los dirigentes opositores que insisten en que el plan de la patria violenta la Carta Magna, les planteó un debate “punto por punto”, y citó el caso de Pdvsa: “Ellos viven criticando a Pdvsa, pero la pregunta fundamental en materia petrolera es si están de acuerdo o no con las medidas que se han aplicado y con las normas que se han aplicado en materia de petróleo. Yo preguntaría: si ellos gobernaran, ¿mantendrían el 30% de regalía? ¿Mantendrían el impuesto de 50%? ¿Mantendrían la mayoría accionaria del Estado en las empresas mixtas?”, interrogó.

Para Rodríguez Araque, hay aspectos que deben estar en la agenda de debate Gobierno-oposición. “En materia económica, el tema petrolero. En el tema de la producción de alimentos creo que puede haber una alianza de vasto alcance entre el Estado y el sector privado”. También hay que incluir, defendió, “el tema del manejo de la política monetaria y la política fiscal que van inevitablemente juntas, una con la otra, porque aquí arrastramos un componente inflacionario histórico que es el problema de la sobrevaluación del bolívar”.

Unasur en defensa de sus recursos naturales

Como secretario general de Unasur, Alí Rodríguez Araque mantiene su posición en defensa de los recursos naturales de los países del bloque, así como la necesidad de definir una estrategia común para su uso con criterio racional.

“Necesitamos hacer un inventario de lo que tenemos, porque es absurdo, por ejemplo, que no tengamos un servicio geológico que le permita a cualquiera conocer los datos de las riquezas que disponemos en materia minera; es un absurdo que nosotros tengamos que recurrir muchas veces, para obtener información, al servicio geológico norteamericano”.

Uno de los planteamientos defendidos por Rodríguez Araque es la creación del servicio geológico de la Unasur. También, el de la constitución de una organización que proteja y aproveche los recursos naturales de las naciones reunidas en el bloque; para ello, pone el ejemplo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que por encima de diferencias y visiones diversas mantiene políticas que defienden un precio justo del petróleo. “La fuerza centrípeta de un correcta política es tan grande” que ni siquiera las guerras han afectado a la OPEP, indicó.