Acusan al presidente Cartes de monopolizar poder en Paraguay

15

PL

Cartes, un Jefe de Estado que nunca perteneció a partido alguno antes de ser candidato presidencial colorado, clausuró la Convención Nacional de esa organización política planteando que luchará por «coloradizar» a todo Paraguay a partir de las próximas elecciones para alcaldes y concejales.

Los comicios serán el 2015, pero los movimientos en el sentido señalado ya se hacen sentir de acuerdo a críticos, incluso de su propio partido.

En ese sentido, los criticos se refieren a las presiones contra grupos disidentes en el Congreso y la búsqueda de controlar puntos clave en el Poder Judicial.

Para más alarma entre algunos seguidores inconformes con la estrategia actual, es un secreto a voces siempre negado por el Ejecutivo, el plan de consolidar el dominio de los resortes judiciales y electorales que permitan modificar la Constitución y permitir la reelección del Presidente.

Por lo pronto, dos opiniones de personalidades de diferente ideología política se pronunciaron en las últimas horas como botón de muestra de la resistencia al camino escogido por el gobierno.

La más sorprendente fue la del presidente del Congreso, Blas Llano, quien a pesar de ser del Partido Liberal llegó al cargo de la mano de Cartes ante la puja interna colorada por ocuparlo y lo ejerce con mucha cercanía a él.

Llano dijo, en relación al discurso y las afirmaciones de Cartes, que hubiera preferido se ocupe de la situación en la educación y la salud públicas así como de garantizar la seguridad y fuentes de trabajo, en vez de querer pintar de colorado el mapa de la nación.

Eso es lo que la gente espera no importa el signo político del intendente y de eso debió preocuparse buscando solución a los múltiples problemas existentes en todos los municipios del país, recalcó.

Mucho más duro fue el diputado Danny Durand, jefe de una de las bancadas en que se encuentra dividido precisamente el partido gobernante pues acusó al Presidente de querer convertirse en un minidictador.

Quiere tener a su disposición los tres poderes del Estado y eso es una situación peligrosa para la República y para la democracia, ya tiene la mitad más uno del Legislativo y ahora busca por lo menos la mitad del Poder Judicial, sentenció.

La inusitada acusación pública surgida desde dentro del Partido Colorado por un jefe de bancada que agrupa a varios diputados y el incremento de la fragmentación representada por ello parece un serio obstáculo hasta ahora a los planes señalados anteriormente.