Cuauhtémoc Cárdenas renunció al PRD

21

Página 12

El anuncio del hijo del expresidente Lázaro Cárdenas (1934-1940) y figura clave en los esfuerzos de apertura política en México ocurrió horas después de que sostuviera un diálogo público con el presidente del PRD, Carlos Navarrete, para hablar sobre sus diferencias. «Ante la disyuntiva de correr el riesgo de compartir responsabilidades de decisiones tomadas por miopía, oportunismo o autocomplacencia, en las que no haya tenido cabida la autocrítica, he preferido correr el riesgo de recibir críticas, válidas o no según se les quiera ver, y optar por decidir de acuerdo a los principios que he sostenido y me han servido de guía en mi comportamiento público y privado», afirmó.

El dirigente había pedido el 16 de noviembre la renuncia de la cúpula del PRD para dar paso a la renovación del partido, al señalar que la agrupación estaba «en una grave situación de postración y agotamiento». Cárdenas expresó en ese encuentro su preocupación por el distanciamiento entre el partido y la gente y por la ausencia «en las muchas movilizaciones que se han dado en el país exigiendo la búsqueda de los 43 desaparecidos».

Los estudiantes de la escuela normal rural del magisterio Rapul Isidro Burgos fueron perseguidos por órdenes del entonces alcalde perredista de la ciudad de Iguala, José Luis Abarca (PRD), el 26 de septiembre en el sureño estado Guerrero, según las investigaciones judiciales, por las cuales Abarca está preso.

Policías municipales los entregaron a sicarios de un grupo criminal que, según tres detenidos, los asesinaron y calcinaron. Por este caso tuvo que renunciar el gobernador de Guerrero Ángel Aguirre, que llegó al poder como candidato del PRD, y se generó una crisis interna que colocó a Cárdenas como el más fuerte crítico de la actual dirigencia.