El gobierno argentino domina el juego en esta oleada papal

130

JUAN GUAHÁN| El gobierno es el que más ventajas está sacando del cambio de humor social argentino con la designación del Papa Francisco. Domina al globernsdor bonaerense Daniel Scioli y quiere mantener esta tendencia hasta las próximas elecciones. Nuevas definiciones del FMI y un llamativo voto en las Naciones Unidas. El pago a los fondos buitres y el megacanje. 

arg cris y papa1Question Latinioamérica

Las sonrisas volvieron a la Casa Rosada.
Cuando el cardenal francés pronunció, ante una poblada Plaza de San Pedro, el nombre de Bergoglio, una sensación desagradable se adueñó de los pobladores de pasillos y despachos de la casa de gobierno. Ninguno de ellos imaginaba la sensación de alegría que ahora existe en esos mismos lugares. Todos tenían la cabeza puesta en los múltiples desencuentros vividos en los últimos años. En los 8 tedeums realizados fuera de la Catedral Metropolitana, desde 2004 en adelante, para evitar los encuentros con Bergoglio. Temían una represalia por los 14 pedidos de audiencia solicitados y nunca respondidos. Luego de una primera andanada de reacciones calenturientas reinó el sentido común y el acercamiento de Cristina con Francisco ocupó el centro de las preocupaciones.

A dos semanas de aquellos hechos otra realidad campea sobre el horizonte político del gobierno. El nuevo clima instalado por Francisco, que incluye las buenas relaciones con la Presidenta, pavimenta esta nueva situación.

La realidad, expuesta en variadas encuestas terminadas en los últimos días, exhibe la novedad de un cambio en el humor social. El lugar de una tendencia mayoritaria donde primaba el desasosiego y la decepción ahora es ocupado por una corriente orientada hacia una mayor expectativa y esperanza. Para la inmensa mayoría de la población los desencuentros previos, la mayoría de las veces ignorados, han pasado a un segundo plano frente al aire de bonhomía, diálogo y “buenas ondas” que reina en el ambiente, a partir de la designación del Papa Francisco.

El gobierno ha sabido colocarse en la cresta de esta ola y –hasta ahora- es el más favorecido por la misma. Todas las encuestas recientes coinciden en un salto importante y positivo de la Presidenta. Habrá que ver el techo y las posibilidades de consolidar esta nueva situación.
En este marco una de las primeras víctimas es Daniel Scioli. Ahogado financieramente no puede solucionar el conflicto docente, que deja a 4 millones y medio de chicos sin clase. Por primera vez la continuidad del conflicto no impacta mayormente en la imagen presidencial, deteriorando al propio gobernador.

El gobernador y la administración provincial parecen estar metidos en un lodazal del que no pueden salir: Además del conflicto docente, no hay respuestas para los problemas en el sistema de salud, no hay forma de cumplir con los proveedores, entre otras desgracias.

Ya se ha anunciado que a partir del 1° de abril se podrá comprar con la nueva tarjeta Supoercard. En los próximos días será reglamentado su funcionamiento. El objetivo central de la misma es producir una transferencia de dinero de los bancos a los supermercados, ¿de qué modo? Reduciendo la tasa de interés que cobran los bancos a los supermercados, pasando del 3% actual al 1% futuro.

De ese modo los supermercados serán retribuidos por mantener el congelamiento de precios –por otros 60 días- sobre algunos productos lo que también será informado en las próximas horas.
Los consumidores ganarán en que tendrán un plus para comprar, con financiamiento, hasta mil pesos. Por ese crédito pagarán una tasa de interés del 22%, muy por debajo de la que actualmente cobran los bancos.

Por ahora las cadenas Carrefour, Walmart, Cencosud -Jumbo, Disco yarg supermercado VEA-, Libertad, Día, Coto, La Anónima, han adherido a esta tarjeta. Los súper-chinos están planteando hacer lo mismo. En igual sentido se están manifestando los vendedores de electrodomésticos. En los próximos días se verá el peso e incidencia de esta medida.

En el curso de la semana pasado hubo un llamativo voto argentino en Ginebra, en la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Allí la Argentina se sumó a la posición mayoritaria, encabezada por las potencias occidentales, condenando a Siria, Sri Lanka, República Popular Democrática de Corea e Irán, como gobiernos que violan los derechos humanos. Con este Argentina se diferenció de los integrantes del ALBA (Cuba, Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Ecuador) Es particularmente interesante el voto respecto a Irán, sobre todo teniendo presente el Memórandum que acaban de firmar. En este tema Argentina ratifica su alineamiento con la política de los Estados Unidos. Lo que fortalece la idea que el mencionado Memorandum estuvo en línea con la diplomacia del país del Norte.
EL FMI Y LA ESTRATEGIA DE CRECIMIENTO LATINOAMERICANA

Hace pocos días asumió un nuevo director del FMI, como jefe del Hemisferio Occidental de esa organización. Se trata del mexicano Alejandro Werner. En su primera declaración pública formuló un pedido bastante extraño para ese organismo. Sostuvo que América Latina tiene que «pasar de una estrategia de crecimiento basada en las materias primas a una que sea más autosustentable».

Planteó que, de esa manera, lograrían una mejor adaptación al incierto entorno externo que tiene como principal protagonista a las materias primas, cuyos valores pueden cambiar muy rápidamente. Sostiene que la mayor parte de los países latinoamericanos tienen su inserción internacional estrechamente vinculada a dichas materias primas. Planteó la necesidad de pasar a otra estrategia de crecimiento más autosustentable que esté basada en los servicios, la manufactura y la construcción.

EL PAGO A LOS FONDOS BUITRES Y EL MEGACANJE

fondos buitreYa está en manos del Tribunal de Nueva Yok, que tiene que decidir si la acepta o o no, la oferta argentina para resolver la demanda de los “fondos buitres”.

La propuesta argentina tiene como base lo formulado, ante otros acreedores, en el 2010 y el compromiso de reapertura del canje. La Argentina ya previno que “no acatará” un fallo adverso que la condene a pagar lo que dispusieron anteriormente los Tribunales de Nueva York, porque eso la sometería a tal catarata de juicios que caería en una nueva suspensión de pagos.

Frente a esta presentación es conveniente señalar dos cuestiones. La situación actual y el origen de la misma.

La situación actual se da porque uno de los tenedores de bonos, que no aceptaron el megacanje (Kirchner-Lavagna) del año 2005, quiere cobrar el 100% del valor del Bono. En ese momento el 93% de los acreedores dieron el sí a dicha negociación y nuestro país está cumpliendo con el pago respectivo. Este llamado “fondo buitre” es uno de los que no lo aceptaron y siguieron litigando para que les paguen la totalidad de los 1.300 millones de dólares que reclaman, más los intereses del caso.

Este reclamo fue aceptado por la justicia norteamericana, que –después- le dio a nuestro país la oportunidad que haga una oferta de pago. Esa propuesta fue presentada por nuestro país en la madrugada del sábado. Ahora la justicia debe decidir si insiste en que se debe pagar ya el 100%, acepta la propuesta argentina o fija algún mecanismo intermedio. De todas maneras la Argentina tiene la posiblidad de apelar. Si el fallo, que se conocería en unas dos o tres semanas, es desfavorable el gobierno apelaría a la Corte Suprema de los Estados Unidos. Ese trámite seguramente llevaría la cuestión más allá de las elecciones de octubre.

La otra cuestión gira sobre el origen de lo que está pagando. En este sentido hay tres aspectos cuestionables por señalar. Todos ellos fueron incorporados en el megacanje de 2005, reproduciendo cláusulas aceptadas por las anteriores administraciones. Uno, el haber asumido el compromiso de pago sin que previamente se investigara sobre la legalidad de esa deuda; dos, que se aceptara la jurisdicción de tribunales extranjeros, en este caso los de Nueva York York; y tres, que en el acuerdo con los restantes tenedores de bonos quedara el Banco de Nueva y York como la entidad a través de la cual se harían los pagos.

Esto último puede, en algún momento, generar el riesgo que el pago a los demás acreedores sea embargado por la Justicia del mismo Estado de Nueva York, poniendo en crisis el pago a todos los acreedores. Esto, perjudicaría a nuestro país que entraría en “default”, pero los acreedores dejarían de cobrar. Esta perspectiva es casi imposible. Sería “matar a la gallina de los huevos de oro”, dado que nuestro país está pagando puntualmente.