Los muertos de este febrero en Venezuela y los colectivos

MARCOS SALGADO | En la prensa internacional interesada en que caiga el gobierno de Venezuela aseguran que en el país “bandas chavistas armadas” crean terror y matan gente. Con esa información tan sesgada, muchos pensarán que ésa es la causa de las siete lamentables siete muertes que se cuentan hasta ahora. Pero no es así, veamos en detalle, caso por caso.

1 – Juan Montoya. 40 años. Dirigente chavista de la popular zona del “23 de Enero”, en el oeste de Caracas.

2 – Bassil Dacosta. 24 años. Joven trabajador, acompañaba a su primo en la marcha de los estudiantes opositores que deriva en los primeros hechos de violencia.

Montoya y Dacosta caen asesinados el miércoles 12 en la misma calle de la Candelaria (centro de Caracas), con pocos minutos de diferencia, y por -en principio- el mismo arma de fuego. Todas los indicios apuntan a dos efectivos del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN) que incumplieron la orden de acuartelamiento. Ya fue relevado de su cargo el general Manuel Gregorio Bernal, hasta ahora jefe del SEBIN.

3 – Roberto Redman. 28 años. Estudiante. Fue quien levantó el cuerpo de Dacosta y fue asesinado luego en un ataque selectivo desde una moto de alta cilindrada a varios kilómetros de allí, en una protesta que se desarrollaba ese mismo día en Chacao, al este de Caracas. Todo indica que fue un crimen ligado a las muertes que se registraron más temprano.

4 – José Ernesto Méndez. 17 años. Falleció por severas heridas en la cabeza provocadas por una persona que lo atropelló, en principio, durante una protesta de estudiantes que mantenían cortada una avenida principal en Cumaná, estado Sucre (oriente). Aunque informaciones de la Fiscalía indicaban que se trataba de un hecho no ligado a las protestas, el mismo presidente Maduro lo incluyó entre las víctimas de los hechos violentos.

5 – Génesis Carmona. 22 años. Asesinada por un disparo por la espalda en Valencia, estado Carabobo (centro oeste). Es el caso más difundido en el exterior. Las pericias determinaron que el disparo provino desde estaban los manifestantes que acompañaban a la joven. “Esa joven murió por una bala que salió de sus propias filas”, aseguró el ministro del Interior, Miguel Rodríguez Torres.

De estos dos casos que siguen casi no encontrarán información en la “gran prensa”:

6 – Ángel Castillo. 36 años. Obrero de Sidor. Murió poco después de recibir un disparo en el cuello cuando se desconcentraba junto a sus compañeros de una marcha por la paz organizada por el chavismo en Ciudad Guayana, estado Bolívar (sureste). El ataque provino de un edificio que fue allanado y se encontró un arsenal de armas cortas y largas.

7 – Arturo Alexis Martínez. 54 años. Militante chavista, hermano del diputado nacional del PSUV Armando Martínez. Murió por un certero disparo efectuado desde un edificio en Barquisimeto, estado Lara (centro oeste). Martínez estaba despejando lo restos de una barricada para pasar con su automóvil rumbo a su trabajo.

En suma, queda claro que ninguna de las muertes ocurridas en Venezuela en los últimos días pueden atribuirse a acciones de los demonizados “colectivos” armados del chavismo. Para completar el panorama, se debe recordar que en abril de 2013, tras el desconocimiento de los resultados de las elecciones donde el chavismo venció por vez 18 de 19, en hechos violentos propiciados por la oposición murieron once personas, todos militantes y/o adherentes del chavismo.

Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*