INFORME Q|La mandataria argentina Cristina Fernández de Kirchner advirtió desde Cannes que “Si uno ha probado ya durante tres años determinadas medicinas y con determinados médicos y el enfermo se agrava cada vez más, ¿no será que habrá que cambiar de médico y de medicinas e intentar otro tratamiento? Esto es una cuestión de pura lógica. Intentar resolver los problemas de la misma manera con la que fueron originados, decía Einstein, es de gente no demasiado cuerda”
Que Sarkozy y Obama aprendan de Cristina
Los prespresidentes de EEUU, Argentina y Francia compartieron un almuerzo protocolar en Cannes, Francia, en el que se dio inauguración a la Cumbre del Grupo de los 20 (G-20) que tiene como eje de debate a la crisis financiera internacional que afecta principalmente a Europa.

Antes de que comenzara la comida, dedicaron unos minutos a saludarse de manera informal. En ese momento, Barak Obama fue a saludar a Cristina y la felicitó por su contundente triunfo en las elecciones nacionales del 23 de octubre. Acompañado por Sarkozy, dijo: “Así que, Nicolas, todos tenemos que aprender lecciones” de ese triunfo.

Obama se presenta a la reelección en los comicios de noviembre de 2012 y Sarkozy aspira a un segundo mandato en las elecciones presidenciales que se disputarán en mayo.

No habrá cambios sin tocar intereses

La presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner afirmó ante el foro empresario Business-20, que se desarrolló en el marco de la Cumbre del G-20, que “el mundo está a tiempo de cambiar la actual situación, aunque para cambiar es necesario tocar intereses, pequeños, pero poderosos”.

“Muchas veces es mejor enfrentar a esos poderosos intereses que más adelante enfrentar la furia de la sociedad. Se los digo por la experiencia que vivió la Argentina en 2001″, subrayó.

En ese marco, la Presidenta fue aplaudida al reiterar su pedido de una “necesaria regulación de los mercados financieros”.

“Si los que lideran el mundo no dan soluciones clave en materia financiera”, lo que gana “es la especulación”, concluyó la Jefa de Estado.

Al referirse a la seguridad alimentaria, Cristina subrayó que esta no existirá “sin empleo, que es lo que le proporciona a la persona la posibilidad de tener alimento” y destacó la política de su gobierno en materia agroalimentaria que consiste en “lograr el agregado de valor en el lugar de producción” de los granos.

La Presidenta subrayó que esta estrategia no apunta sólo a lograr que la familia “siga viviendo en su lugar de origen, sino también apunta a tener una mayor competitividad en materia de logística”.

Controlar los mercados financieros

En la audiencia, dedicada a la seguridad alimentaria, la Presidenta afirmó que el problema del precio de los commodities reside en el sistema financiero y solicitó a los líderes mundiales incrementar los controles.

“Tengamos una real comprensión del mundo en el que estamos. No nos equivoquemos y sepamos que, si la crisis se profundiza, van a empezar a cuestionarse las democracias y las formas políticas actuales. Europa tiene una historia en esto, de cómo surgen gobiernos totalitarios en medio de crisis económicas que no pueden resolverse. Creo que estamos a tiempo. No quiero ser dramática ni tremendista, ni sembrar pánico, porque no es mi misión y tampoco lo creo. Todavía estamos a tiempo de establecer soluciones, pero soluciones que tengan que ver con la regulación de aquellos que han ocasionado el problema, de los mercados financieros”, advirtió Cristina Fernández de Kirchner en un discurso ante empresarios .

“Lo que estoy proponiendo es volver al capitalismo en serio, porque esto que estamos viviendo no es capitalismo, es un anarcocapitalismo financiero total, donde nadie controla nada. Resulta que tenemos que controlar a los países a ver cómo ajustan. Por favor, regulemos a los que verdaderamente tenemos que regular”, agregó.

En otro pasaje, lanzó un reproche directo a los mandatarios de los países centrales: “Los líderes del mundo no han logrado dar una solución” a la crisis y al funcionamiento desbocado de los mercados financieros, “y ya han pasado tres años, ni un día, ni dos, ni tres”.

En la audiencia, dedicada a la seguridad alimentaria y la eficiencia de los mercados de alimentos, el ministro de Agricultura francés, Bruno Le Maire, reclamó la regulación del precio de las materias primas. Contó el ejemplo de una empresa que compró el 20 por ciento de la producción mundial de cacao y retuvo el commodity hasta que aumentó, para luego venderlo. “Hoy no existe ningún dispositivo de regulación de los mercados de alimentos y necesitamos herramientas para eso”, planteó.

Paul Polman, CEO de Unilever en Inglaterra,sugirió que “las mujeres deben volver a la agricultura”, y le tocó cerrar a CFK. “Primero déjenme hacer una defensa de género. Resulta que antes nos mandaban a la cocina y ahora nos quieren mandar a trabajar al campo”,

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*