Violento incidente en Asunción entre policía y trabajadores en huelga

14

Violentos incidentes se registraron hoy en el centro de esta capital al enfrentar efectivos de la policía a numerosos trabajadores y funcionarios del ministerio de Hacienda que reclaman un incremento salarial.

Prensa Latina

Los agentes lanzaron gases lacrimógenos e hicieron disparos con balines de goma para disolver a los protestantes en huelga, quienes intentaron entrar a las oficinas del organismo, según emisoras televisivas que transmitieron escenas de lo sucedido.

Desde la pasada semana, los ministros de Hacienda y del Interior anunciaron que utilizarían la fuerza para terminar con los reclamos que incluyeron la toma de varios departamentos y la interrupción de las comunicaciones telefónicas por parte de los empleados.

El propio Federico Franco, quien ocupó la presidencia de la República tras la destitución del mandatario Fernando Lugo, calificó de inmoral al personal de Hacienda reclamante y giró instrucciones precisas para no acceder a sus demandas, con lo cual quedaron rotas las negociaciones.

Los dos sindicatos que agrupan a trabajadores y funcionarios de la entidad revelaron que sus peticiones no significan un inmediato aumento salarial, sino el pago de prestaciones si sobrecumplen sus tareas, beneficio en vigor ya en la dirección de Aduanas y otras instituciones.

Además, acusaron ante los periodistas al ministro de Hacienda, Manuel Ferreira, designado por Franco, de tener responsabilidad en la desaparición de 50 millones de dólares destinados en años anteriores para realizar un catastro en el país, labor nunca materializada.

La policía antimotines colocó vallas metálicas para impedir el acceso de los protestantes pero ello provocó la reacción de éstos que las derribaron y se inició así el forcejeo con los agentes.

Fue entonces que comenzó el lanzamiento de gases lacrimógenos y los disparos con balines de gome, dijeron los periodistas de una emisora de televisión al transmitir en vivo desde el lugar de los hechos.

Los disturbios obligaron al cierre de toda una zona céntrica de Asunción y el incremento del personal policíaco que cerca las oficinas de Hacienda pero a pesar de eso, trabajadores y funcionarios anunciaron su permanencia allí.

You might also like