Uruguay preocupado por la militarización del Atlántico Sur

35

El ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, Luis Almagro, consideró que el incremento de las tensiones entre el gobierno Argentino y Gran Bretaña «preocupa» al gobierno de su país. «Es un escenario muy fuerte. A nosotros nos preocupa la militarización del Atlántico Sur. Esto, definitivamente, va en contra de resoluciones de Naciones Unidas que establecen una zona de paz», señaló Almagro.

En ese sentido, el canciller argentino, Héctor Timerman, presentó ayer una denuncia ante el Consejo de Seguridad de la ONU por el aumento de fuerzas militares británicas en las islas.

Almagro agregó que la situación «va en contra de una resolución que establece que las dos partes tienen que sentarse a discutir la soberanía de las Islas Malvinas para resolver este tema de manera pacífica (…) Todo esto obviamente pone elementos que a nosotros no nos agradan».

Uruguay resolvió en diciembre impedir el ingreso a sus puertos de buques con bandera de las islas Malvinas como una medida de «solidaridad» con Buenos Aires y en cumplimiento de una resolución de la Unasur de fines de 2010.

Además, políticos, artistas y empresarios lanzaron ayer el «Foro Malvinas en el Uruguay», en apoyo al reclamo de Argentina por la soberanía sobre el archipiélago. El foro es «una expresión sincera de un profundo sentir fraternal, proveniente de un orígen y una historia comunes que sigue la tradición uruguaya de siempre con respecto a una causa que consideramos justa», señala su acta constitutiva.

En la presentación, que tuvo lugar en la noche del viernes en la histórica residencia «La azotea de Haedo», en el balneario Punta del Este, se congregaron ministros y ex ministros, legisladores, alcaldes, personalidades de la cultura y la empresa y ex combatientes de la Guerra de las Malvinas.

El embajador argentino en Uruguay, Dante Dovena, señaló que el foro «es una convocatoria amplia y participativa para esclarecer realmente por qué la Argentina quiere ejercer su derecho soberano sobre las islas». «Uruguay está jugando un rol excelente, Uruguay está jugando el rol de un hermano en esta patriada», resaltó.

El diplomático recordó que «el propio presidente José Mujica ha sido un puntal para que el Mercosur se expida a favor de que los barcos con banderín de Malvinas no llegarán a los puertos uruguayos ni a ningún puerto del Mercosur». Y concluyó: «Este respaldo del Mercosur y la Unasur, lo vemos como una instancia de la historia en la que los pueblos de latinoamérica dejan de mirar permanentemente a Estados Unidos, a Inglaterra y Europa y comienzan a mirar hacia sí mismos, mirando al hermano, mirando al vecino y resolviendo las cosas desde latinoamérica para los latinoamericanos».