Terrorismo, Palestina y reforma de la ONU en la agenda de XVII de los No Alineados

22

Marcos Salgado, desde Isla Margarita

En dos docenas de discursos iniciales de los cancilleres de países del Movimiento de los No Alineados (MNOAL) se dibujaron los temas centrales de la XVII Cumbre del Bloque, cuyo tramo de algo nivel comenzó este jueves en la Isla de Margarita, en Venezuela.

El calor abrazador del Caribe apenas se cortaba con cuchillo al pasar, una tras otra, con prisa y sin pausa, las delegaciones que participan en la cumbre del bloque de naciones más numeroso (2/3 de los integrantes de la ONU, más de la mitad de la población del mundo) y -también- más heterogéneo.

Los cancilleres ocuparon el extenso centro de convenciones preparado para la ocasión. Dos hileras de escritorios de cada lado y en un extremo la directora del debate: la canciller de Venezuela, Delcy Rodriguez.

Rodríguez aseguró que “el mayor desafío de nuestro movimiento es preservar el derecho al futuro de nuestros países, preservar el bienestar de nuestros pueblos”, dijo que los No Alineados “sabemos sin duda que podemos ser una gran fuerza, lo que hemos sido pero lo que podemos ser en el futuro”. También agradeció el apoyo del bloque al país anfitrión por la calificación de amenaza para la seguridad de los Estados Unidos declarada y renovada por el gobierno de Barack Obama.

Inmediatamente después el canciller de Irán Mohamad Yavad Zarif, subrayó la importancia de una estrategia global para derrotar el extremismo y el terrorismo.

“El extremismo violento es un problema multidimensional y sólo puede vencerse si tenemos una estrategia integral”, dijo Zarif y señaló a la “nefasta ideología takfirí, principal factor que impulsa el extremismo violento”. También remarcó que las intervenciones e invasiones sobre Irak, Siria y Palestina “ayudan enormemente a generar extremismo”.

El canciller de Palestina Riad al Maliki, por su parte, condenó las ocupación israelí y solicitó al ente tomar acciones para velar por el respeto del derecho internacional que viola sistemáticamente el régimen de Tel Aviv.

Otro reclamo renovado fue el de la reforma de las Naciones Unidas. El canciller de Ecuador Guillaume Long, reclamó “más votos y menos vetos” en la ONU, en referencia al poder especial de los cinco miembros permanentes de Consejo de Seguridad. No se descarta que el tema aparezca en la declaración final de la Cumbre.

Punto aparte para la inusual tribuna obtenida por la República Democrática de Corea. El canciller norcoreano, Ri Yong-ho, reivindicó el derecho de su país de desarrollar un arsenal nuclear para ante las «amenazas» de Estados Unidos, justo en un momento de renovada tensión en la península.

«El pueblo de Corea (del Norte) está listo para hacer otro ataque contra las provocaciones de Estados Unidos», dijo Ri, justo luego que Pyongyang calificara de ‘bluf’ y un ‘hazmerreír’ general el vuelo de dos cazas de Estados Unidos sobre Corea del Sur.

El viernes continuarán las reuniones de cancilleres, mientras llegan algunos jefes de Estado, como el de Ecuador, Rafael Correa, y el de Irán, Hassan Rohani.