Stelling: Rompiendo el cerco/ José Vicente : Emperador patético/ Britto García: Pájaro de mal agüero/

591

Rompiendo el cerco

Maryclen Stelling|

Recientemente el vicepresidente de Comunicación, Cultura y Turismo, Jorge Rodríguez, inició una gira internacional para “llevar” lo que denominó “la verdad de Venezuela” y desmontar las mentiras que difunden los medios de comunicación europeos. Denunció la existencia de “una verdadera operación de guerra mediática, de guerra psicológica, casi que de linchamiento en contra de Venezuela”, afirmando que “tiene a las corporaciones mediáticas como uno de sus aliados”.
La guerra psicológica se diseña hacia audiencias extranjeras, y consiste en el uso planificado de la propaganda y de otras acciones psicológicas para “influir en las opiniones, emociones, actitudes y conductas”, a fin de lograr apoyo para la consecución de objetivos definidos. Es una guerra sin fusiles que se libra en la esfera de las ideas y los sentimientos, al igual que en el terreno de la opinión pública nacional e Resultado de imagen para jorge rodriguezinternacional.
Denunció además un linchamiento, término de connotación moral, suerte de castigo sin juicio previo y sin pruebas al que se somete, en este caso, a un país que se presume culpable de algún delito. Afirmó que, en conjunción con la guerra psicológica, se estaría llevando a cabo un linchamiento mediático internacional. Ello supone que la difusión de información -producida de forma concertada y publicada reiterativamente en uno o más medios de información- tiene como finalidad desprestigiar al país y afectar su credibilidad internacional.
Los medios definen, asignan significados e interpretan los eventos; conforman representaciones, imágenes y discursos; criminalizan, descalifican, juzgan a nombre de todos; se convierten en el patrón de legitimidad y en paladines de la justicia. La “visibilidad mediada” y la estrategia de la ocultación, en tanto poder simbólico de los medios, juegan papel fundamental en la guerra psicológica y el linchamiento mediático.
En ese orden de ideas, el país estaría sometido a una suerte de cerco mediático internacional, donde la opinión público-mediática, universalista y provista de un carácter supra-moral, apela a los derechos humanos, la libertad de expresión, la crisis humanitaria, la ilegitimidad del Gobierno, poderes públicos y próximas elecciones presidenciales del 20-M.
Sin desmeritar la importancia y pertinencia de la gira, en nuestra opinión, resulta algo tardío, por cuanto se enfrenta a una operación psicológica internacional, concertada, de larga data y de carácter permanente.


Emperador patético

José Vicente Rangel.|

 1 Es patética la desesperación que demuestra el gobierno de Donald Trump respecto a Venezuela. Incluso, ha puesto de lado a otro de sus dolores de cabeza: Corea del Norte. Recordemos que el inquilino de la Casa Blanca convirtió al líder norcoreano, al comienzo de su gestión, en una obsesión. Conocido su temperamento y torpeza estuvo a punto de provocar un conflicto bélico colosal, pero finalmente desistió ante la firmeza con que respondió Kim Jong Un, su potencial adversario.
2 En realidad aún no se sabe, a ciencia cierta, qué es lo que determina las reacciones de Trump, tanto en la política como en la cama. Como lo reseñan numerosos análisis que recogen libros, medios de comunicación y anécdotas referidas por personajes que lo conocen a fondo. Su comportamiento, en distintos escenarios, recuerda el de algunos emperadores romanos que según la historia se caracterizaron por su conducta disoluta, concupiscente y francamente demencial.
3 Este novísimo Emperador tomó la decisión de acabar con el proceso bolivariano, con sus dirigentes más calificados y con el presidente Nicolás Maduro a como dé lugar, para apoderarse de Venezuela, por las riquezas naturales que el país posee, su ejemplo de dignidad y estratégica ubicación geográfica. No importa el costo de la aventura. Se trata de una decisión que sorprende, dado lo desproporcionado de la misma. Sobre todo porque no se compadece con el cúmulo de problemas que encara la nación que dirige y el contexto mundial en que actúa con un protagonismo errático.
4 La crisis de valores en los Estados Unidos durante el gobierno de Trump se ha agravado, al igual que el desempleo, el endeudamiento, la división de la sociedad, la caída del PIB. Y en materia de política exterior el cuadro no puede ser más inquietante. Una encarnizada lucha contra Rusia en la cual lleva todas las de perder. Un enfrentamiento con la potencia emergente de la actualidad, China. Pérdida de aliados por el manejo caprichoso de los aranceles, el colapso de la política hacia Afganistán, Medio Oriente y la piedra en el zapato de Irán.
5 Pero nada de eso parece importarle al presidente de los Estados Unidos (EEUU). Su prioridad es la Venezuela bolivariana. Es el objetivo que está en la mira de su imperio. A Trump lo saca de quicio que para lograr su cometido tenga plazo hasta el 20 de mayo de este año, cuando se celebre la elección presidencial convocada por el Consejo Nacional Electoral.
6 ¿Qué hacer para impedir la humillación de la derrota y que triunfe el “adversario” al cual desprecia? Hasta ahora ha hecho todo lo posible, contando con la oposición interna que le sirve de instrumento. Y salvo trastornos en la economía venezolana por el bloqueo y los intentos de golpe de Estado, el resultado es desastroso. Pero esta situación sirve para estimular la intención de utilizar todos los recursos con que cuenta Trump -echar el resto como decimos en criollo-, para impedir que las elecciones se realicen el 20-M y Maduro sea reelecto presidente como lo indican todas las encuestas. Tal situación es inaceptable para el imperio, y menos para uno en decadencia, dirigido por un inepto pantallero, pero por esa misma razón extremadamente peligroso.
7 Los venezolanos debemos estar conscientes que en el tiempo que falta para la fecha comicial pudiera suceder cualquier cosa: intentos de golpe militar, invasión a través de la frontera con Colombia, incremento del bloqueo, y, quizás, cualquier otra agresión temeraria ordenada por un gobernante que no está en sus cabales: un Emperador patético.contundente: pagan equis cantidad de dinero a la GNB en Boca de Grita…


Pájaro de mal agüero

Resultado de imagen para Pájaro de mal agüeroLuis Britto García.-
1 Y en aquellos días recibieron los pobres al Hijo de Dios agitando ramos. Y sus promesas de un Reino que no era de este mundo irritaron al Imperio. Y sus repartos de pan multiplicado alarmaron a los publicanos. Y sus prédicas contra los ricos molestaron al Sanedrín de los fariseos. Y los latigazos que les dio en el templo indispusieron a los mercaderes. Y hete aquí que ante el apóstol Judas cantaron tres pájaros lúgubres. Y el primero decía: más vale pájaro en mano que cien ángeles volando. Y el segundo añadía: el mejor socio es el que va ganando. Y el tercero era el tintinear de treinta monedas de plata. Y como propina, una soga de cáñamo.
2 El emprendedor Boris ha llegado a la Presidencia de la segunda potencia del mundo. Primera en saltar del subdesarrollo al desarrollo en apenas dos décadas. Primera en derrotar al fascismo. Primera en cualquier cosa, siempre que se lo proponga. En la puerta del Kremlin suenan tres golpes. Más vale propietario que administrador. Vale más que te aplaudan los ricos, a que el pueblo te elija. Mejor despedazar la Unión Soviética, que respetar la mayoría del 88% que no quiere que se desintegre. Yeltsin bombardea el Palacio Legislativo del Soviet Supremo y el Congreso de los Diputados del Pueblo, subasta a mafias de usureros las empresas públicas, arrebata al pueblo toda su conquista social y baja a la mitad el PIB de Rusia. Sólo para renunciar seis años después, sin patria, partido ni posteridad.
3 El inquieto muchacho de Rubio es presidente por segunda vez; pero la Presidencia de Venezuela le queda pequeña; acaso ahora le toque la de la OEA o el Nobel de la Paz. Tiene manos tintas en sangre, pero si él lo olvida, los demás olvidarán. Nacionalizó la industria petrolera, algo que todos recuerdan y él quisiera que olvidaran. En la puerta suenan tres golpes y entra Moisés Naim con tres faxes que le envía el Fondo Monetario Internacional. Uno: nada de precios regulados, dejarlos que floten y vuelen y que los bienes desaparezcan. Dos: venta en baratillo de las empresas del Estado. Tres: apertura irrestricta y privilegios jurídicos y tributarios a transnacionales para que exploten los recursos naturales con mano de obra sin derechos sociales. ¿Le tiembla o no la mano al firmar la Carta de Intención, la pala con la cual cavará su propia sepultura política y la de su partido?
4 Me escalofría el Pájaro de Mal Agüero. A quienes lo idolatran, canto los versos de Jesús Sevillano: “Pájaro de mal agüero en mi casa/ Yo no lo quiero/ Ni que cante como un canario/ Ni que parezca jilguero/ ¡Pájaro de mal agüero en mi casa/ Yo no lo quiero!”.