Rajoy y la cúpula del PP en España, involucrada en delitos que van de evasión fiscal a sobornos

38

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, así como algunos miembros de su gabinete y la cúpula de su formación política, el Partido Popular (PP),aparecen involucrados en una trama de corrupción, en la que habría desde evasión fiscal hasta sobornos en un periodo de 19 años (1990 a 2009).eso dimision
El escándalo ha alterado la agenda de todos los grupos parlamentarios y del propio gobierno, mientras en la calle y en las fuerzas de oposición crece el clamor de la dimisión y el adelanto de elecciones.

El periódico El País publicó los documentos que avalan la noticia que sacó a la luz hace dos semanas el diario El Mundo, que afirmó que la cúpula del partido conservador español cobró sobresueldos en dinero negro (sin pasar por el fisco), a través de sobres entregados en mano y gracias a una contabilidad opaca que llevaron a cabo los dos gerentes del partido en dicho periodo, Alvaro Lapuerta y Luis Bárcenas.

Ahora se conoció que ese dinero procedía además de importantes empresas que comulgaban con las ideas de la formación conservadora y que durante su gestión beneficiaron sus intereses, entre ellas la constructora OHL –con presencia en México–, Sacyr, Mercadona y FCC Construcción.

El escándalo de los “sobres del PP” está en su fase inicial, pero de confirmarse los hechos ello supondría que entre los dirigentes políticos que incurrieron en prácticas ilegales están los máximos gobernantes del país: Rajoy, presidente actual y que hasta la fecha no ha ha dado ninguna explicación, salvo el anuncio de que el próximo sábado convocará de forma extraordinaria al comité ejecutivo de su partido: Javier Arenas, alto directivo del PP; María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP; y otros dirigentes como Jaime Mayor Oreja, quien fue vicepresidente y ministro del Interior durante el gobierno de José María Aznar, y Rodrigo Rato, también vicepresidente y que fue director general del Fondo Monetario Internacional.

El origen de la trama todavía es difuso, pero se ha podido conocer gracias a las investigaciones abiertas sobre el “caso Gürtel”, la mayor trama de corrupción política y empresarial de años recientes, con 115 imputados, incluidos numerosos dirigentes del PP.

Una de las piezas claves de esta trama es, precisamente, el ex gerente del PP Luis Bárcenas, quien anotó –según la publicación de los documentos de El País– de puño y letra la contabilidad del partido de los últimos 20 años y en la que aparecen todos los pagos de dinero negro a la máxima cúpula de la formación. Uno de los episodios todavía por aclarar sobre el ex gerente del PP es la cuenta en Suiza en la que tenía más de 22 millones de euros, de los cuales 11 fueron regularizados recientemente gracias a una amnistía fiscal temporal aprobada por el gobierno de Rajoy para los evasores fiscales que tenían su dinero en paraísos fiscales.esp mariano rajoy

Una vez publicado el escándalo, la número dos del PP, Cospedal –una de las acusadas de cobrar sobresueldos– compareció en rueda de prensa para expresar su “indignación” ante lo que calificó “ataques destinados a las personas que tienen que sacar a España adelante”. Negó la autenticidad de los documentos y apeló a una auditoría interna para conocer el estado real de las finanzas del partido.

A pesar de que Cospedal negó “veracidad” a los documentos, casi de forma simultánea a su comparecencia el vocero del PP en el Senado, Pío García Escudero, reconoció que la información que aparecía en los documentos sobre él eran ciertos y que en efecto había recibido el pago de 5 millones de euros, a manera de préstamo y que había devuelto después.

El escándalo provocó, tanto en las calles como en el Parlamento, la exigencia de la dimisión inmediata del mandatario español y, por tanto, realizar elcciones anticipadas al considerar que es “insostenible” un gobierno de “ladrones”. Primero fue en la sede de la soberanía nacional, en el Congreso de los Diputados, donde todas las fuerzas de izquierda aseguraron que si la corrupción se comprueba, Rajoy debe dimitir y convocar a elecciones.

En la calle de Génova, en Madrid, donde se ubica la sede del PP, miles de personas se concentraron para exigir la dimisión de Rajoy y la depuración de sus responsabilidades penales. Al grito de: “¡Este presidente es un delincuente!”; y “¡Fuera los ladrones, de las instituciones!”, los manifestantes cercaron durante más de dos horas la sede del partido en el poder.

A su vez, el ayuntamiento de la ciudad española de Palma de Mallorca solicitó hoy que el yerno del rey Juan Carlos, Iñaki Urdangarin, deje de utilizar su título de “duque de Palma”, en medio del revuelo por el caso de corrupción en que está imputado.