Qatargate y los espías de la CIA

172

Isabella Arria

Un informe de investigación emitido por la televisión suiza aseguró que funcionarios de alto rango de la FIFA habrían sido espiados durante al menos nueve años por Qatar, con el fin de garantizar la celebración en ese país del Mundial.

El reportaje, del canal público en alemán SRF, afirmó que el emir de Qatar, Tamin bin Hamad al Thani, estuvo directamente implicado en la operación de espionaje y que ordenó a antiguos espías de la CIA la obtención de listas detalladas de llamadas y mensajes por parte de miembros del comité ejecutivo de la FIFA.

La operación pudo estar inicialmente dirigida contra las candidaturas rivales de Qatar para albergar la cita mundialista del 2022 -Estados Unidos, Japón, Australia y Corea del Sur- y luego para acallar las voces críticas con la elección del país árabe por supuestos abusos en materia de derechos laborales y humanos.

Según SRF, Qatar habría utilizado para este espionaje la empresa estadounidense Global Risk Advisors, compuesta por antiguos colaboradores de los servicios secretos norteamericanos y dirigida por el antiguo espía de la CIA Kevin Chalker.

Alrededor de 66 agentes habrían participado en esta red en los cinco continentes, como parte de un acuerdo entre Qatar y la firma de seguridad que pudo negociarse en Zúrich, ciudad donde se encuentra la sede de la FIFA, y que pudo costar 387 millones de dólares, según destacó la televisión pública suiza.

Más de 50 mil elementos resguardarán el certamen

Más de 50 mil personas han recibido formación para garantizar la seguridad en la Copa del Mundo, que comienza el 20 de este mes, de acuerdo con las normas de la FIFA, y el personal internacional actuará bajo un mando unificado catarí, declaró ayer un portavoz del Ministerio del Interior.

La participación de fuerzas de países amigos con conocimientos especializados constituirá un verdadera ayuda para la seguridad del torneo y estos elementos trabajarán bajo el liderazgo unificado de Qatar, dijo Jabr Hammoud Jabr Al Nuaimi, sin dar más detalles. Turquía proporcionará tres mil policías antidisturbios y ha dicho que operarán bajo mando turco.

Los organizadores confían en que  50 mil guardias contratados puedan contener los fanáticos de todo el mundo que ya van llegando a Qatar. Por las dudas, la base estadounidense de Al Udeid, alberga a más de un centenar de aviones y a más de 10.000 efectivos, siempre dispuestos a reprimir y matar, si fuera necesario.

Doha reabrirá las fronteras a todos los visitantes, tengan boletos o no para los partidos del Mundial, una vez que finalice la fase de grupos el 2 de diciembre.Por otra parte, los servicios sanitarios no cuestionarán a las mujeres que necesiten un tratamiento médico durante el certamen si están casadas o no, en un país en el que las relaciones sexuales fuera del matrimonio están prohibidas, anunciaron los organizadores.

No se preguntará a las personas si están casadas o no, su sexo, su nacionalidad o su religión, indicó el portavoz encargado de las cuestiones sanitarias en el seno del Comité de Organización, Youssef Al Maslamani, durante una conferencia de prensa en Doha.Se les harán preguntas sobre su estado de salud y no sobre su situación personal, añadió.

Penas de cárcel

Según la legislación de Qatar, las relaciones sexuales fuera del matrimonio son susceptibles de penas que llegan hasta los siete años de prisión. Sus leyes restrictivas, entre ellas, la de homosexuales, han sido denunciadas repetidamente por organizaciones en defensa de los derechos humanos.

En sus consejos a los visitantes, algunas embajadas recomiendan a las mujeres embarazadas que lleven un certificado de matrimonio si lo tienen, por cautela en el caso de que necesiten atención médica durante su estancia en Qatar.

En octubre de 2020, pasajeras de 10 vuelos de Qatar Airways, de las cuales 13 eran australianas, se quejaron de exámenes ginecológicos impuestos para encontrar a la madre de un recién nacido abandonado en unos baños del aeropuerto de Doha.

* Periodista chilena residenciada en Europa, analista asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, estrategia.la)