Protestas y reclamos por la esclavitud en la visita real británica a Jamaica

87

Victoria Korn | 

La visita oficial del Príncipe Guillermo y Catalina a Kingston, Jamaica, desató manifestaciones para exigir a la monarquía británica disculparse por su papel en el comercio de esclavos en esta antigua colonia. El primer ministro de Jamaica, Andrew Holness, advirtió a los duques de Cambridge que su nación está “avanzando” y tiene la intención de deshacerse de la monarquía, tal como lo hizo recientemente Barbados.

Las estaciones de televisión, las radios y los periódicos jamaiquinos informan sobre el ‘rechazo real’, también de los ‘vítores y abucheos’ y sobre los manifestantes ‘tomando una posición respecto al dolor de la esclavitud’. Los manifestantes reclamaron que la monarquía repare monetariamente y se disculpe por su papel en el comercio de esclavos que llevó a la isla a miles de africanos bajo condiciones inhumanas.

Holness luego le dijo a la pareja real que, si bien los jamaicanos estaban “muy, muy felices” de darles la bienvenida, “hay problemas aquí que, como saben, están sin resolver”. Agregó que su nación está “avanzando” y tiene “verdaderas ambiciones” de convertirse en un “país independiente, desarrollado y próspero”. S

Sus comentarios siguieron a su declaración del año pasado de que “no había duda” de que su país se convertiría en una república. Los políticos están presionando para que la medida no tome más de dos años y esperan que se lleve a cabo un referéndum antes de fines de 2022.

Los príncipes tenían previsto recorrer Trench Town, el lugar de nacimiento del rocksteady y el reggae donde creció Bob Marley.. La pareja canceló otra fase de su visita a Belice al inicio de su tour por el Caribe debido a quejas de comunidades indígenas.

Los manifestantes levantaron el puño el martes mientras vestían camisetas adornadas con un par de muñecas negras con grilletes rodeadas por las frases “¡Seh Yuh Sorry!” y “¡Discúlpate ahora!” como lo demostraron solo unas horas antes de que llegaran el Príncipe William y Kate.”¡Reyes, reinas, princesas y príncipes pertenecen a los cuentos de hadas, NO a Jamaica!” decía un cartel sostenido en alto por una joven.

La protesta se produjo un par de días después de que decenas de líderes prominentes en Jamaica publicaran una carta exigiendo que Gran Bretaña se disculpe y otorgue reparaciones por esclavitud a su ex colonia. También criticaron la gira de una semana por Centroamérica y el Caribe que el duque y la duquesa de Cambridge emprendieron el sábado, que coincide con el 60 aniversario de la independencia de Jamaica y el 70 aniversario de la coronación de la reina Isabel II.

Maziki Thame, profesor de la Universidad de las Indias Occidentales, señaló que los jamaiquinos han estado buscando reparaciones durante décadas. “Esta no es una causa nueva”, dijo en una entrevista telefónica mientras se preparaba para unirse a la protesta. “La pregunta es si obtendrá alguna tracción… si los británicos están listos para lidiar con su historia”.

El imperio británico controló Jamaica durante más de 300 años y obligó a cientos de miles de esclavos africanos a trabajar la isla en condiciones brutales. El azúcar reemplazó al tabaco y al cacao como cultivo principal, con unas 430 haciendas azucareras reportadas a mediados del siglo XVIII, frente a las 57 de casi un siglo antes.

Según Londres, Gran Bretaña y Jamaica tienen una fuerte relación comercial, con la isla exportando bienes que incluyen ron y azúcar de caña sin refinar al Reino Unido. Se estima que 55.000 ciudadanos británicos viven en Jamaica, mientras que unas 800.000 personas de ascendencia jamaicana viven en el Reino Unido.

Ante su intento de cortejar a los jamaiquinos durante su viaje a la isla, el duque y la duquesa de Cambridge fueron informados el miércoles por el primer ministro Andrew Holness de la intención del país de cortar los lazos con la familia real y convertirse en república. .

Durante una llamada de cortesía con el duque y la duquesa de Cambridge, William y Kate, Holness dijo que en breve, Jamaica se convertirá en un país “totalmente independiente”.

“Jamaica es, como verán, un país que está muy orgulloso de nuestra historia, muy orgulloso de lo que hemos logrado, y seguimos adelante”.

El primer ministro señaló que el gobierno tiene la intención de obtener los documentos necesarios y participar en los procedimientos pertinentes con el objetivo de “cumplir nuestras verdaderas ambiciones como un país independiente, desarrollado y próspero”.

**Periodista venezolana, analista de temas de Centroamérica y el Caribe,  asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE)