Perspectivas para la economía venezolana en 2021, según Gayazut y Sutherland

Jessica Sosa-Hinterlaces|

Aunque el centro de los debates respecto a la realidad nacional recae en el tema político, la principal preocupación de los venezolanos está en el ámbito económico. Así se ha reflejado durante los últimos años en resultados de estudios y encuestas, pero también ha sido la solicitud fundamental durante campañas electorales y en los debates sobre el rumbo de la nación.

En tal sentido y a propósito del año nuevo, Hinterlaces.net consultó con dos expertos en el tema, con el propósito de vislumbrar las perspectivas económicas que tiene el país de acuerdo con su realidad, marcada por las sanciones coercitivas impuestas por Estados Unidos y la corrupción interna.economía venezolana en 2021

Luis Gavazut: La esperanza de reactivación económica recae sobre el sector privado

Luis Gavazut, analista económico, considera que si el país continúa con los mismos niveles de inversión y de oferta de divisas, «la economía nacional seguirá exhibiendo un comportamiento macroeconómico muy negativo en términos de producción, inflación, depreciación de la moneda y caída del poder adquisitivo de la población, al igual que un mayor deterioro de la infraestructura y de los servicios básicos»

El experto advierte que la caída en los ingresos fiscales ocasionada por la disminución en el ingreso petrolero y por la recesión económica, «seguirá determinando niveles históricamente bajos del gasto público, sin posibilidades de que este actúe como motor de reactivación de la demanda».

En tal sentido, reconoció que La Ley Antibloqueo que presentó al país el presidente Nicolás Maduro facilita la atracción de inversiones extranjeras que probablemente comenzarán a materializarse de manera gradual a partir de 2021, «es previsible, por la situación geopolítica que afecta a Venezuela, que esas inversiones provengan principalmente de los países del bloque euroasiático que son aliados del gobierno bolivariano, y que se efectúen fundamentalmente en el sector petrolero y minero extractivista», dijo.

Para Gavazut, la única forma de atraer inversiones extranjeras provenientes de Estados Unidos, Europa y sus países aliados, es a través de «un acuerdo político que se traduzca en la eliminación de las medidas coercitivas unilaterales que el bloque atlántico liderado por Washington ha impuesto sobre Venezuela y que determinan un bloqueo financiero y operacional severo en contra de PDVSA y económico en general en contra de todo el país».

En medio de ese escenario, el analista económico señaló que «la esperanza de una reactivación económica a mediano y corto plazo pudiera recaer exclusivamente sobre el sector privado venezolano, cuyos capitales líquidos en el extranjero asciende probablemente en estos momentos a alrededor de 150 mil millones de dólares americanos».

Sobre este tema, cita investigaciones propias según las cuales, tanto el número de empresas como el potencial productivo del sector privado están influidos significativamente por las reacciones de pánico o expectativas negativas, al igual que de euforia o expectativas positivas, de los empresarios privados formales, relativas al gobierno y su permanencia en el poder.Diario Caribazo:.

«Así como las empresas privadas y su potencial productivo pueden perderse con rapidez y en gran magnitud ante expectativas negativas de los empresarios, también pueden recuperarse de manera igualmente rápida y sustancial a corto plazo y sostenerse tendencialmente a mediano y largo plazo, una vez que las expectativas empresariales se vuelven favorables. Este hecho constituye una posibilidad muy tangible para la rápida recuperación económica del país, dada la enorme cantidad de capitales líquidos que el sector privado nacional posee en el extranjero», explicó.

Sutherland: Se requiere un gran consenso nacional

Por su parte, el economista Manuel Sutherland se refirió a la situación actual de la economía nacional, «entre 2013 y 2020 la economía ha perdido casi el 90% de su Producto Interno Bruto», recalcó. Con esa información como punto de partida, manifestó que «es fundamental entender que siendo tan pequeño el PIB actual, tiene un océano de posibilidades de crecimiento si las cosas se empiezan a hacer mejor y si se hacen con sensatez y sensibilidad», apuntó.

apuntó.

Admitió que son diversas las amenazas como la pandemia por COVID-19, «las cuarentenas, la caída de los precios y la producción de petróleo, la salida de millones de obreros calificados con la obsolescencia moral y técnica y la caída y empeoramiento de los servicios públicos que frenan esas alternativas de crecimiento sin embargo, a pesar de todas esas dificultades Venezuela tiene grandes oportunidades de hacer importantes cambios que le permitirían generar un cambio».

A ese panorama agregó las medidas impuestas por EEUU, No obstante, para el especialista «se necesita un gran consenso entre la clase obrera, sindicatos, consejos de trabajadores, empresarios, partidos políticos ayuda internacional en aras de poder impulsar una recuperación económica, a pesar de que la situación política es un lastre en ese sentido. Pudiera darse una recuperación vertiginosa si hay una solución política a la larga disputa por el poder», reiteró.

En este contexto, Sutherland propuso un conjunto de medidas:Economista Manuel Sutherland: Maduro se ha convertido en "paquetico" CAP II

  1. Un Acuerdo Humanitario que plantee un programa de emergencia económica
  2. Reactivar una mesa de negociación y diálogo con presencia internacional organizaciones internacionales de peso, en la búsqueda de microacuerdos para eliminar la asfixia que tiene la economía venezolana.
  3. Intentar la negociación, un trueque de sanciones por libertades políticas y económicas que permitan de alguna manera volver a la senda de crecimiento.
  4. Estabilizar de una vez por todas el tipo de cambio, los niveles de los precios y reducir la inflación.
  5. Cambiar el signo monetario. «Hay que hacer dos cosas o se dolariza de manera formal, con lo que no estoy muy de acuerdo o se hace otra moneda, un nuevo bolívar que sea de alguna manera equivalente al dólar con una tasa fija que permita una gran movilidad en cuanto a medios de pago y una capacidad mucho más fuerte para entregar cambios y movilizar cantidades que ahorita son difíciles de mover».
  6. Restringir el gasto inorgánico estatal y la emisión de dinero sin respaldo.
  7. Tratar de vender petróleo a futuro.
  8. Dinamizar la bolsa de valores de caaracas y tratar de hacer que las empresas estatales y privadas puedan conseguir financiamiento por esa vía.
  9. Tratar de renegociar deuda externa.
  10. Sacar de alguna manera fondos que están congelados en el extranjero por las sanciones y utilizarlo para dar préstamos a empresas privadas y públicas para producir más y darle a la población que está en los niveles de miseria un bono entre 100 y 150 dólares por familia, «es pagable para una cantidad de uno o dos millones de familias y sería una ayuda sólida, temporal para frenar los índices de mayor pobreza, debería enfocarse sobre todo en las regiones»

Sutherland afirmó que más allá de perspectivas, el país debe centrarse en la actualidad en las cosas que se deben hacer, pues el momento de la realidad económica lo vislumbra como una oportunidad para crecer.

Jessica Sosa

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*