Patas arriba: el mundo al revés

125

Álvaro Verzi Rangel

“Hace ciento treinta años, después de visitar el país de las maravillas Alicia se metió en un espejo para descubrir el mundo al revés. Si Alicia renaciera en nuestros días, no necesitaría atravesar ningún espejo: le bastaría con asomarse a la ventana. Al fin del milenio, el mundo al revés está a la vista: es el mundo tal cual es, con la izquierda a la derecha, el ombligo en la espalda y la cabeza en los pies”. señalaba en 1988 el escritor uruguayo Eduardo Galeano.

Así va el mundo: los azeríes haciendo lo que les da la gana, incluyendo un nuevo genocidio de armenios, los israelíes mintiendo descaradamente, los rusos diciendo lo mismo de siempre, los turcos, atacando a Siria y a los kurdos, los palestinos, masacrados y sin voz “como de costumbre”, dice Maciek Wisniewski. Los europeos con un ojo cerrado, los estadounidenses con un oído tapado, pero ambos soñando con un estado de guerra globalizado y permanente, bueno para los negocios. Las mejores 20 ideas de el mundo al reves | medio ambiente dibujo, arte ambiental, el mundo al reves

En Palestina, ocupada, cercada, destruida, su población padece la violación de todos sus derechos. Ahora se ve doblemente cercada y obliga a migrar dentro de su territorio.

Las inteligencias israelí y estadounidense quedaron mal paradas, tanto como lo hiciera ésta última en 2001 al no tener ni idea de los atentados del 11-S (¿Recuerdan las Torres Gemelas,  Al Qaeda y las persecución y caza de Osama bien Laden?).

Hoy Israel no sólo es considerada como una potencia militar, sino también tecnológica, pero ninguna de las dos  le sirvió para prever, conocer e impedir lo acontecido, pese a que Israel ha invertido miles de millones de dólares en Inteligencia Artificial (IA), con la que espiar cualquier comunicación en Gaza.

La primera víctima de la guerra siempre es la verdad (ya lo había dicho Esquilo 500 años antes nuestra era). Los medios de todo el mundo tan occidental y cristiano difundieron -en la campaña paralela de terrorismo mediático-, la fake (mentira) que había lanzado un diario afín al gobierno ultraderechista israelí: “40 bebés israelíes decapitados”en el atentado cometido por Hamás en Kfar Aza.

Sospechando de que pudiera tratarse de otra maniobra propagandística israelí, la periodista que firma la Medios de comunicación occidentales difunden noticia falsa sobre 40 bebés asesinados por Hamás“exclusiva” de los 40 bebés decapitados explica que su fuente fue un soldado israelí que dice que cree que pasó, pero que no está seguro. Una maniobra de distracción que pretende convertir a los palestinos en los animales y bestias que describe el ministro de Defensa israelí. Y el inefable Biden promociona la fake: “Nunca pensé que vería y confirmaría imágenes de terroristas decapitando niños”.

La guerra desencadenada entre Israel y Hamas más allá del riesgo de desencadenar una conflagración regional de consecuencias devastadoras, puede tener consecuencias nefastas también en Europa, como las provocadas por la guerra en Ucrania: aumento de los precios del petróleo y de gas, crisis de inmigrantes, nueva ola de racismo.

Así va el mundo

La jefa del Comando Sur de Estados Unidos, Laura Richardson, que hace unos meses sinceró el interés de su país por los recursos naturales de América Latina, volvió al ataque y esta semana el blanco fueron las cadenas RT en Español y Telesur, que según ella “no practican periodismo”.

Para traducirlo a lenguaje llano: no repiten ni difunden lo que las usinas de la internacional del terror mediático quieren imponer desde Washington como verdad absoluta. Hacen daño a EEUU y su belicismo, discuten el concepto aribitario de democracia que quieren imponer por la fuerza.Funcionarios de EE.UU. lanzan acusaciones contra teleSUR y RT

En mayo de 2005, al inaugurar Telesur, su fundador y director Aram Aharonian había señalado: Estamos en plena batalla cultural, la guerra por imponer imaginarios colectivos. Hoy, además de tanques, cohetes y fuerzas armadas para imponer un modelo político, económico o de dependencia, hace falta el control de los medios de comunicación”.

“En América Latina tenemos más de 31 millones de seguidores con Sputnik Mundo, RT (Rusia Today) en Español y Telesur. Medios que no practican el periodismo de justificación o de verificación. Difunden desinformación. Socavan las democracias en todo el hemisferio, y tenemos que hacer algo mejor que eso. Debemos hacer algo en la región que sea muy específico, que promulgue las democracias y cómo las democracias benefician a la gente”, dijo.

Tras el atentado del pasado 5 de octubre contra el Ministerio del Interior, en Ankara, Turquía volvió a apuntar a los territorios kurdos del norte y este de Siria, al igual que en noviembre de 2022, tras el atentado de Estambul. Turquía acusa de nuevo a la Administración Autónoma del Noreste de Siria (AANES) del ataque.

El canciller Hakan Fidan, dijo que uno de los autores del último ataque es “un terrorista suicida entrenado en Siria”, donde los territorios de la AANES son defendidos por las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF), una coalición de milicias que incluye también a las Unidades de Protección Popular (YPG) y a las Unidades de Protección de Mujeres (YPJ) kurdas.

Por qué Turquía está cada vez más encerrada en una espiral de violencia y terrorismo - InfobaeEn 2022, el gobierno turco lanzó una operación militar contra esos territorios sirios, al alegar que el atentado de Estambul se había organizado “mediante una orden que procedía de Kobane”, una ciudad siria situada dentro de la Administración Autónoma, símbolo hace alguno años de la resistencia kurda contra el Dáesh o Estado Islámico.

La retoma del enclave armenio de Nagorno Karabaj por Azerbaiyán no sólo fue posibilitada por la desastrosa invasión a Ucrania por Rusia, que parece haber abandonado a su (mala) suerte a la República de Artsaj,junto con Armenia. Resulta no Después de todo, Rusia optó por Bakú al firmar antes de la invasión a Ucrania,  anticipándose a eventuales sanciones europeas, un acuerdo para la reventa de su gas.

La invasión a Ucrania fue inspirada por las propias acciones azeríes durante la anterior guerra con Armenia (2020), que para los rusos demostró que todas disputas geopolíticas han de ser resueltas por fuerza. Si las acciones rusas anteriores en el Cáucaso tenían que ver con parar a Turquía y el “neootomanismo” de Yacip Erdogan, ahora ante el debacle ucraniano, los dos países llegaron a un acuerdo en el que Armenia –antes, sin ninguna otra opción de seguridad que Rusia– y la población civil de Artsaj han sido sacrificados.

Azerbaiyán es uno de los principales receptores de armas israelíes (70 por ciento de compras recientes), y su “aliado estrella” frente a Irán. Además comparten los patrones de la deshumanización de las poblaciones “no deseadas” y bloqueos ilegales desde el punto del derecho internacional como el que Israel impuso a Gaza (agua, electricidad, alimentos) , y que Azerbaiyán impuso ayer a Nagorno Karabaj.

Israel es uno de los pocos países que -por acuerdo con Moscú respecto a Siria- no suministra directamente armas a Ucrania. Su ocupación colonial y subyugación de Palestina genera la indiferencia comparable con la indiferencia respecto a los ataques de Azerbaiyán a los armenios.Se reavivan las tensiones en Nagorno Karabaj: dos soldados armenios muertos y uno azerí en enfrentamientos en la zona

La Unión Europea ve en Azerbaiyán “un socio confiable en materia energética” -aunque en realidad le compra el reempacado gas ruso- , que condena vehementemente los cortes de agua, electricidad y comida cuando lo hace Rusia a la población ucrania ocupada o ellos mismos a la población armenia de Artsaj, pero le da carta blanca a Israel para hacer lo mismo en Gaza, criminalizando de paso hasta la no-violenta resistencia palestina.

Estados Unidos se pasa denunciando las fake news rusas, pero digiere con gusto y reproduce la desinformación (hasbara) israelí (“40 niños decapitados por Hamas”). Es un fake repetido con otro nombre que sale de sus usinas de “inteligencia”, como lo hicieran en 1991 cuando en la llamada Guerra del Golfo inventaron lo de ”niños kuwaitíes sacados de incubadoras por iraquíes” y en 2003 en Iraq con las “armas de destrucción masiva de Sadam”.

El terror mediático -digitalizado, cartelizado, internacionalizado- se ha convertido en el disparador de los planes de desestabilización de los gobiernos que no comulgan con las directrices de Washington y la restauración del viejo orden neoliberal, y es ariete imprescindible en la guerra por territorios, por recursos, por hegemonía…o por las ideas.

*Sociólogo , Codirector del Observatorio en Comunicación y Democracia y analista senior del Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)