Paramilitares colombianos, responsables del crímen del diputado Serra

88

Vanessa Davies – Correo del Orinoco

El presidente Nicolás Ma-duro acusó a un paramilitar colombiano del asesinato del diputado socialista Robert Serra y de su asistente, María Herrera.

El Jefe del Estado informó que se habría utilizado “una banda dirigida por otro maleante asesino”, de apellido Padilla Leiva y conocido como “El Colombia”.

“Un paramilitar colombiano dirigió todo el proceso de pre- paración del crimen de manera meticulosa y utilizó otra banda dirigida” por “El Colombia”.

Según informó el Mandatario en rueda de prensa, en el crimen participaron ocho personas, dos de ellas provenientes de Colombia e identificadas como Padilla Leiva y Johnny José Padilla, alias “Oreja”, quienes no han sido capturados.

De esas ocho personas, que habrían llegado en dos vehículos, seis entraron a la casa “y procedieron a participar en el asesinato directamente”. De los seis “tenemos dos detenidos ya, convictos y confesos, que participaron en la matanza directamente y en la planificación completa. Tenemos identificado al resto y está en proceso de búsqueda” internacional con el apoyo de Interpol.

El que “dirige toda la banda, todo el plan y recibe los dineros, mucho dinero recibió, es Padilla Leiva, alias el ‘Colombia”. Dijo que “recibió mucho dinero de otro colombiano que es el que nos está conduciendo” al resto de la investigación.

También mostró un par de videos: uno, del circuito de seguridad de la casa del diputado y otro del interrogatorio a uno de los escoltas –ambos evidencia principal– y anunció que en los próximos días la fiscal general, Luisa Ortega, y el ministro de Relaciones Interiores, Miguel Rodríguez Torres, precisarían mayores detalles.

En pocos minutos

“Robert Serra no fue torturado”, subrayó. “Entraron a matar”. Desde el momento cuando lo capturaron el crimen “habrá durado dos minutos”.

Este es “un asesinato que se preparó durante algo más de tres meses”, dirigido “por un colombiano que está por identificar desde el punto de vista legal”. De acuerdo con su análisis “se planificó el crimen y también se planificó la impunidad, con el falso móvil del robo” y otros.

Fue un “asesinato por parte de sicarios contratados”, sentenció. El crimen está “despejado”,
con los autores materiales, “la coartada o el móvil que fabri- caron”, precisó. Maduro señaló que los culpables “fueron grabados”. Uno de los objetivos era llevarse las cámaras, pero esas cámaras “tenían otro soporte”. El crimen fue cometido en cinco o seis minutos, precisó: “Entran a matar”.

El asesinato se produjo con un punzón, “de manera directa y sin mediar palabras”. Maduro puntualizó que los homicidas tenían teléfonos celulares especiales para cometer los crímenes; “no utilizaron sus propios teléfonos”, sino equipos especiales que supuestamente “El Colombia” recogió posteriormente. Son métodos que utilizan “los paramilitares solo en Colombia”.

El punto vulnerable de Serra fue “comprar al jefe de sus escoltas”, quien participó “en la planificación a detalle junto a toda la banda de asesinos”.

Indicó que estos son “métodos atípicos”, con un seguimiento detallado de la víctima. “Han tratado de imponer una matriz, algunos sectores, de que el móvil fue el robo o algo personal”.
El Presidente comentó que uno de los asesinos –el jefe de sus escoltas, Torres Camacho– declara que “estuvieron la se- mana anterior haciendo ensayos, chequeos”.

Fariñes Palomino, alias “El M” y Padilla Leiva están solicitados, detalló el Mandatario. También Jhonny Padilla, colombiano, está solicitado. “Ya sabemos su verdadera identidad, su rostro, su ubicación. Lo mejor sería que se entreguen a las autoridades y se sometan a la justicia”.

Opinó que con el homicidio se buscaba “infundir terror” en la juventud, así como “llenar de violencia el país” y “golpear a la generación de oro, a la juventud de oro que se está levantando”.

Reiteró que el que contrata de manera directa es “El Colombia”, quien dirige “todo el pro- ceso de planificación” con base en seguimiento diario. “Todo eso lo analizaron expertos; estoy seguro”. Presuntamente hubo un centro de control y seguimiento del crimen.

Hasta ahora, aclaró, no se ha encontrado la vinculación entre los asesinatos de Serra y Eliézer Otaiza, presidente del Concejo Municipal de Caracas.

Solicitud por Interpol

El Gobierno Nacional solicitará por Interpol a todos los gobiernos del mundo, especialmente a los de Colombia, Brasil y países vecinos, a los presuntos autores materiales de los asesinatos.
“Los vamos a buscar” don- de estén, tanto a los materiales como a los intelectuales, prometió. “A los intelectuales, tengan el apellido que tengan”, aseguró.

Del Gobierno de Estados Unidos se exigirán acciones concretas contra el terrorismo. “Vamos a solicitar en extradición a varios de esos terroristas”, por distintas vías. “Tenemos una estrategia, un plan y cumplimos los objetivos que nos planteamos”.

Ciclo de violencia

Maduro estimó que este crimen forma parte del ciclo de violencia inaugurado con las guarimbas y ratificó que fue cometido para “desestabilizar el país” y “forma parte de una cadena de crímenes que se han planificado y nosotros hemos logrado disipar a tiempo”.

El Presidente dijo tener la certeza de que podría tratarse de una célula pasiva de para- militares que se activó para cometer los asesinatos, con mucho dinero. Consideró que fue así por los métodos y por el tipo de preparación, así como “el chequeo periódico del objetivo”. Esto “se preparó, se chequeó, se contrachequeó”.

También insistió en que, en varias oportunidades, ha denunciado las agresiones contra Venezuela. Recordó que se re- velaron presuntos planes “para asesinarme, para asesinar a otros dirigentes de la Revolución”. Aseguró que hay factores en el exterior que han entrado “en fase de locura extremista”.

Maduro opinó que 2014 “ha sido un año trágico” por las conspiraciones, y agradeció la comprensión del pueblo.

La mayoría de las víctimas de la guarimba “son imputables a los eventos de la guarimba”, sostuvo.

Este ha sido “un año duro”, aseveró el Mandatario, y pidió ver la verdad de la embestida “contra la paz y la democracia”.

El Presidente rememoró que en abril fue asesinado Otaiza, y sostuvo que los crímenes se montan “contratando bandas de asesinos” venezolanos o colombianos. “En el caso de Otaiza nos falta una pieza clave para develarlo; ojalá la pieza todavía exista”. Afirmó que el asesinato “fue montado, preparado, le encontraron un punto vulnerable en su seguridad”.
Rememoró que el 25 de mayo el alto mando político de la Re- volución hizo la denuncia de los presuntos planes violentos. Mencionó a Pedro Burelli y Diego Arria: “Trataron de in- ventar mil cosas” pero “están todas las pruebas”.

Maduro dijo que se han neutralizado acciones “capturando directamente a sus ejecutan-
tes”, como ocurrió “dos días antes del asesinato” de Serra. Aseguró que fueron captura- dos dos grupos diferentes que “venían a colocar bombas”. Criticó la actitud de la oposición, a la que calificó de irresponsable por tratar de banalizar lo sucedido. El 4 de septiembre, agregó, luego de gestiones diplomáticas, se capturó a Lorent Gómez Saleh, “activista de movimientos terroristas de la oposición” y “muy vinculado con connotados líderes de la oposición venezolana”. También reiteró sus acusaciones contra el expresidente colombiano Álvaro Uribe Vélez, a quien señaló como el exponente de los “falsos positivos”.

Diálogo

El Jefe del Estado enfatizó que el diálogo con la oposición es posible, pero con base en el respeto. “Ellos se pararon del diálogo nacional, apostando siempre a que pase algo en el país” y “porque me subestiman”. Reivindicó el diálogo pero con base en el respeto por el pueblo.

Maduro destacó la decisión tomada el martes en el Par- lamento, con el acuerdo para designar el comité de postulaciones que elegirá al Consejo Nacional Electoral. “Eso es diálogo”, resaltó.

Aun cuando dijo que no esperaba “nada de la derecha ni la oposición venezolana”, porque a su juicio no ha surgido un líder democrático, afirmó que el día que surja un liderazgo que se deslinde de la violencia habrá paz en el país. Cuestionó las posturas asumidas por algunos sectores opositores sobre el asesinato de Serra.

“Aspiro, como jefe de Estado y de Gobierno” a que la Mesa de la Unidad Democrática “saque una posición pública” de des- linde de la violencia y de reconocimiento de las investigaciones hechas por el caso Serra. Dijo esperar que la MUD avale la lucha del Gobierno contra el paramilitarismo.

Sistema popular

El Presidente ratificó que se creará un sistema popular de la protección de la paz del país. “Creamos una brigada especial de lucha contra los para- militares, que está combatiendo” y ahora “vamos a dar un salto mayor” para crear “un sistema de inteligencia popular, nacional, y de protección de personalidades”.

El Mandatario Nacional también notificó la activación del número 0800-286-32-84, por el cual se recibirá información.