Pandemia, geopolítica y Venezuela

52

 

 Leopoldo Puchi|

La actual paralización o desaceleración de la actividad productiva y comercial pudiera equipararse a los ciclos en los que la economía entra en crisis, que son propios de la naturaleza y funcionamiento del sistema. Sin embargo, hay que resaltar que el impacto proviene, en esta ocasión, de un factor externo, una pandemia, un hecho que en la historia ha afectado diversos tipos de economía.

En todo caso, un nuevo ciclo de funcionamiento se irá desarrollando, con transformaciones en los procesos productivos, financieros y comerciales, y en la relación de esos procesos con el Estado. Igualmente, tendrá lugar una reconfiguración de la globalización y de las relaciones geopolíticas, procesos que ya habían comenzado antes de la aparición del Covid-19.

Ahora bien, la forma en que esas transformaciones se concreten dependerá más de los intereses y de las correlaciones de fuerza, internas o internacionales, que de elaboraciones bien intencionadas.

Geopolítica

En la esfera de la globalización, ya se habían emprendido redefiniciones, como consecuencia del choque de intereses económicos nacionales y el resquebrajamiento de la cohesión interna de varios países. Grecia, el Brexit, la Guerra comercial de Estados Unidos con China son episodios de este trascurso.

En el campo geopolítico también se había comenzado a transitar del esquema unipolar que resultó del fin de la Guerra Fría, hacia formas de multipolaridad. La redefinición de la globalización impulsará aún más la pugna en la que la multipolaridad buscará consolidarse frente a los intentos por desvanecerla.

Las respuestas ante la pandemia muestran que no hay un Estado mundial, y que tampoco la Unión Europea lo tiene. Del mismo modo, no hay un Estado unipolar líder. Y se ha revelado que las instancias multilaterales de coordinación mundial no se ajustan a la nueva multipolaridad, entre ellas el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

La pandemia como arma geopolítica – Kaos en la redVenezuela

El torbellino de las redefiniciones geopolíticas encuentra a Venezuela en su centro. Washington no ha aceptado que Caracas se haya separado de su órbita geopolítica y se ha entablado un tenso conflicto entre los dos países por este motivo.

Se ha llegado a un punto tal, que las solicitudes del secretario general de la ONU y del papa Francisco para que se alivien las sanciones en medio de la contingencia epidemiológica, se han respondido con una negativa, incluso para una tregua. Se ha endurecido la posición del Departamento de Estado en relación al documento de enero de este año, que se centraba en elecciones y designación del CNE, y se ha retomado el discurso de abril de 2019, que apunta como estrategia a la fractura del sector gubernamental.

De manera que habrá que esperar al menos hasta las elecciones presidenciales de EEUU para celebrar negociaciones sobre la relación geopolítica futura de Venezuela-EEUU, y sobre los asuntos internos.

Día a día

  • El gobierno de Estados Unidos transfirió el viernes a su Reserva Federal depósitos bancarios propiedad del Estado venezolano, por 342 millones de dólares . El Banco Central de Venezuela denunció la incautación de las cuentas bancarias de la República.

La operación se realizó con el respaldo del sector de la oposición liderado por Juan Guaidó. La suma de los montos de fondos bloqueados o confiscados alcanza 5.470 millones de dólares.

  • El comisionado de EEUU para Venezuela, Elliott Abrams, propone el reinicio de las negociaciones bajo el auspicio de Noruega entre el Gobierno y la oposición. En un sentido distinto se manifestó Carrie Filipetti, subsecretaria del Departamento de Estado para el hemisferio occidental, quien señaló que ya era muy tarde para que Nicolás Maduro negociara. “Desafortunadamente, esperó mucho”, dijo.
  • Los miembros de la Comunidad del Caribe -Caricom- pidieron este miércoles el levantamiento de las sanciones de Estados Unidos contra Cuba y Venezuela.
  • La OFAC emitió un boletín informativo sobre las exenciones que contemplan las sanciones, en cuanto a autorizaciones para asistencia humanitaria, alimentos y medicinas. El canciller Jorge Arreaza señaló: “Los recursos del país están bloqueados, la banca y los proveedores no trabajan con Venezuela por temor a sanciones”.
  • “Venezuela no tiene inconveniente en coordinar asistencia humanitaria con EEUU para enfrentar el Covid-19 (…) previa coordinación y revisión de su calidad a través de la OMS”, declaró Arreaza.
  • EEUU está bloqueando «activamente» en el FMI la emisión de nuevos Derechos Especiales de Giros que serían destinados a combatir el impacto económico del coronavirus. La administración Trump no quiere que Irán y China tengan acceso a miles de millones de dólares. De aprobarse esos fondos, «incluso la asediada Venezuela obtendría una asignación.
  • Borrell desea que Italia acuerde los presupuestos con la UE para ...
  • La UE lamentó que EEUU congele su financiación a la OMS en plena pandemia.  Josep Borrell abordó la situación generada por la pandemia en conversaciones con el director de la Organización de Migraciones, Acnur y la Cruz Roja, que  «se concentraron en particular en la situación en Siria, Libia, Yemen, Venezuela y África». La UE movilizará a nivel global 20.000 millones de euros.● Dos ex ejecutivos de Gazprom ayudan a Venezuela a mantener su flujo de petróleo».  Se trata de la empresa GPB Global Resources, que tiene su sede en los Países Bajos, trabaja con Petrozamora y está dirigida por Boris Ivanov y Sergey Tagashov. EEUU está reconsiderando la decisión de permitir que Chevron continúe en Venezuela, «a medida que aumenta la presión de las sanciones diseñadas para obligar al presidente venezolano Nicolás Maduro a renunciar.