Países del ALBA rechazan borrador de documento final en cumbre de Durban

13

Los países miembros de la Alianza Bolivarana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) rechazaron el borrador del documento final de la XVII Cumbre de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP17), por tratarse de un texto distinto al que habían discutido las delegaciones de los 193 países reunidas en Durban, Suráfrica.

AVN

«El borrador del documento de #COP17 no contempla compromisos justo como pedían EEUU, India, China y Japón, los grandes contaminadores», informó, a través de su cuenta en Twitter, la  corresponsal de Telesur, Aissa García.

Las dos potencias emergentes como son China e India que en los últimos años han escalado a los primeros lugares en producción interna bruta, hasta desplazar a Alemania y a Japón, han sostenido que mientras las tradicionales potencias del orbe no asuman compromisos mayores por ser las que por más de tres siglos han contaminado el aire y tierra del planeta no se podrá llegar a un acuerdo.

EEUU es la principal potencia contaminante que no ha ratificado el Protocolo de Kioto que entró en vigor dessde 2005 y ya para 2009 lo habían ratificado 187 países, entre ellos todas las potencias emergentes.

El negociador de Bolivia, René Orellana afirmó que la declaración de Durban debe ser «un documento que resuelva la crísis del clima y no que la empeore».

La delegación de Bolivia advierte que «sin compromisos vinculantes nadie podrá controlar el aumento de emisiones de gases que provocan cambios climáticos» agregó la enviada especial.

El borrador que circula este viernes a pocas horas de que se celebre la sesión final de la COP17 es rechazado también por la Unión Europea por no precisar un año para alcanzar un acuerdo vinculante que sustituya al Protocolo de Kioto, actual instrumento que regula las emisiones de gases de efecto invernadero.

Hace pocas horas, la presidenta de COP17 y ministra de de Exteriores de Sudáfrica, Maite Nkoana-Mashabane, designó a las delegaciones de Venezuela, Ecuador y Brasil como facilitadoras en las negociaciones que este viernes se llevan a cabo.

La representante de la comisión venezolana, Claudia Salermo, explicó que la delegación nacional tiene la responsabilidad de evaluar los impactos económicos y sociales de las medidas que se decidan en las discusiones de la jornada de hoy.

Agregó que la delegación ecuatoriana, liderada por la ministra María Fernanda Espinoza, y la brasileña, presidida por el embajador Luiz Alberto Figueiredo, tienen como objetivo buscar áreas de convergencia para fija runa posición común frente a los retos que implican la creación de un nuevo protocolo que rija las emisiones de gases de efecto invernadero.

En su intervención en la plenaria, la delegada venezolana recordó las palabras del presidente venezolano Hugo Chávez, quien en 2009 advirtió que si el cambio climático fuera un banco, ya lo hubiesen salvado, a propósito de la negativa de los países industrializados a destinar dinero para la creación de un Fondo Verde.

Este fondo, estimado en 100.000 millones de dólares anuales, es un instrumento que, der aprobado, entraría en vigencia en 2020 y estaría destinado a ayudar a los países pobres a adaptar sus economías a tecnologías no contaminantes.

La reunión en la que participan más de 15 mil delegados y 5 mil observadores de 195 países se realizan a menos de un año de que expire el Protocolo de Kioto.

Los dos objetivos principales de la cita son la creación de un reglamento vinculante que comprometa a los países a reducir las emisiones de gases contaminantes y evitar que la temperatura global ascienda más de 2º C, como se acordó en Cancún 2010.

You might also like