Nuevo récord de desempleados en España

26

El paro registrado aumenta en 128.242 personas en octubre y el total del número de personas demandantes de empleo en las oficinas del INEM (servicio público de empleo estatal) se sitúa en 4.833.521.

Tercera Información

Ante este nuevo récord del paro registrado en el país, la Confederación General del Trabajo (CGT) considera inadmisibles estos datos y condena una vez más la política económica del Gobierno del PP que se demuestra incapaz de abordar el gravísimo problema del desempleo.

Según los datos conocidos, CGT considera que la Reforma Laboral aprobada recientemente no está sirviendo para generar empleo, sino más bien para todo lo contrario, ya que la destrucción de puestos de trabajo y los despidos están siendo una constante.

Otros datos,“ igual de penosos”, que se han conocido en octubre, son que en términos interanuales, es decir entre octubre de 2011 y octubre de 2012, el paro se ha incrementado en 472.595 personas, lo que representa un 10,84%. Por ejemplo entre los jóvenes menores de 25 años el desempleo aumenta 4,41% respecto al mes anterior y entre los de 25 y más años aumenta en 2,54%.

La Confederación General del Trabajo señala que nuevamente se pone de manifiesto que la política económica y social que está llevando a cabo el Gobierno perjudica gravemente a las personas trabajadoras y a los sectores populares. El gobierno del PP, como antes el del PSOE, n“o escucha a la población e incumple su programa electoral. No cumple con el derecho que las personas tienen al empleo, vivienda, servicios públicos de calidad, más bien al contrario, está llevando a cabo medidas antisociales de todo tipo, recortes en educación, sanidad, cuidados, derechos,… haciendo que la crisis la paguen las personas trabajadores.”

A tenor de los datos sobre desempleo de la Encuesta de Población Activa del tercer trimestre de 2012, 5.778.100 personas paradas, y del paro registrado en octubre, CGT opina que las razones por los cuales el sindicato ha convocado huelga general para el 14 de noviembre se hacen más evidentes. A las y los trabajadores no les queda otra que hacerse oír a través de la movilización, la protesta en la calle y la huelga general laboral, social y de consumo.