Mensaje de Maduro: camino socialista para consolidar la paz y la victoria en 2015

17

AVN

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, llamó este miércoles al país a trabajar unidos para hacer de 2015 el año del renacimiento económico productivo y de prosperidad para todos, reafirmando la paz y la victoria socialista.

Durante su mensaje anual desde la Asamblea Nacional (AN), en cadena nacional de radio y televisión, invitó al pueblo venezolano a unirse «en la batalla por el renacimiento económico de nuestra patria, en la batalla por enfrentar las dificultades ahora con las bajas de precios petroleros, en la batalla por optimizar la inversión para el crecimiento económico social. Yo llamo a toda Venezuela a la unión para el trabajo, la unión para la prosperidad entre todos».

Maduro advirtió que habrá quienes quieran tomar partido político de la baja en los precios del petróleo, por lo cual hizo «un llamado a la moral del pueblo de Venezuela, este es el pueblo de los libertadores, este es el pueblo que en siglos ha dado el ejemplo de cómo se enfrentan grandes obstáculos, grandes dificultades».

En este sentido, Maduro convocó a la oposición a sumarse al trabajo en colectivo, al margen de los sectores de la derecha que insisten en promover la violencia política.

«Quiero hacer un llamado una vez más a los sectores democráticos de la oposición venezolana a que no caigan en agendas de aventuras, de desespero. A que sean capaces de retomar el camino del diálogo, a que se toquen el corazón y sean capaces de contribuir en la recuperación económica del país, con las diferencias que tengamos», expresó.

Asimismo, resaltó que «si algún logro tuvo el 2014 fue que acentuó la conciencia de paz que hoy tiene la gran mayoría de nuestra patria, de nuestro pueblo. Paz, paz y más paz quiere nuestro pueblo».

Plan desestabilizador de la derecha

El mandatario llamó a la unión y al rechazo a los planes violentos, tras revelar un video que demuestra los planes desestabilizadores de la derecha para generar descontento en la población, debido a la supuesta escasez de productos, y provocar caos en las redes públicas de alimentación por medio de acciones violentas.

El material audiovisual muestra dos llamadas telefónicas, efectuadas entre diciembre de 2014 y enero de 2015, en las cuales se planifican estas acciones. La primera de ellas entre José Gámez Bustamante, exmilitar acusado por espionaje, conspiración y asociación para delinquir, e Iván Carratú Molina, quien fuera jefe de la casa militar del expresidente Carlos Andrés Pérez y quien ha estado involucrado en acciones terroristas en el país.

La segunda conversación es entre Gámez y Franklin Hernández, cabecilla violento contratado por la extrema derecha en los estados Mérida, Táchira, Trujillo y Caracas.

En ambas llamadas telefónicas se habla de generar situaciones violentas utilizando estudiantes en las colas para adquirir productos, así como romper vidrieras de comercios para «generar grandes saqueos» y llamar la atención de efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) para que «ataquen».

Al respecto, Maduro señaló que esto es solo parte de las investigaciones que se adelantan para descubrir los planes desestabilizadores de la derecha. En ese sentido, informó que tanto Gámez como Hernández se encuentran privados de su libertad.

«Hago un llamado a que haya un deslinde temprano sobre los planes desestabilizadores, pongo la mano a todo el que lo quiera hacer, pero también pongo un puño férreo a todo aquel que le quiera hacer daño a nuestro país, que nadie se engañe», enfatizó el mandatario, quien afirmó que la Revolución Bolivariana es la única garantía de paz que tiene Venezuela.

«El pueblo bolivariano y chavista es la gran garantía de la paz, de la estabilidad del futuro de esta República. Somos la columna vertebral sobre la fuerza que ha sostenido la nueva independencia y sobre la cual se ha construido un nuevo modelo social que incorporó a millones ignorados antes» por los Gobiernos neoliberales de la IV República, expresó el jefe de Estado.

Asimismo, resaltó que los 22 meses transcurridos desde la partida física del líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, han sido suficientes para que la derecha venezolana reconozca las grandes fortalezas que posee la Revolución Bolivariana, que «tiene la capacidad de renovarse de superar las dificultades».

Triunfo en elecciones parlamentarias

El presidente Maduro también destacó este miércoles que los candidatos de la Revolución Bolivariana a la Asamblea Nacional (AN) tendrán un triunfo contundente este año, pues junto al pueblo venezolano labrarán esta victoria para honrar la memoria del comandante Hugo Chávez.

«El año que viene nos veremos la cara aquí, no tengo duda de que la Revolución Bolivariana va a tener una gran victoria en las elecciones parlamentarias de este 2015», expresó Maduro, quien comentó que si las elecciones parlamentarias se hicieran hoy «las fuerzas revolucionarias superarían por más de 10 puntos a la derecha».

En su discurso, Maduro señaló que ninguna opción política podrá ejercer el poder en Venezuela bajo la agenda desestabilizadora y la destrucción económica, tal como lo ha pretendido hacer la derecha durante los últimos 15 años.

Además, Maduro expresó que «es tonto pensar que se puede atacar a un Gobierno atacando al pueblo. Yo les puedo decir hoy aquí, que se trata no solo de fracasos políticos, sino de un fracaso humano porque toda esa estrategia de violencia llevó a la pérdida de la vida de 43 valiosos venezolanos y más de 850 heridos» durante los hechos violentos liderados por la derecha en el primer semestre de 2014″.

Maduro llamó a la oposición a desarrollar una política de respeto. «Yo aspiro de verdad, de corazón, como lo aspiró el comandante Chávez que algún día en Venezuela surja una opción verdaderamente democrática, respetuosa de la vida política, donde nos podamos respetar».

Modelo de distribución justa

Venezuela se propone este año profundizar el modelo socialista que se consolidó en 2014, y que garantiza la distribución justa de la riqueza entre los venezolanos.

«Es un modelo de distribución justo de la riqueza único en la historia de la patria y en los modelos progresistas de transformación que se han desarrollado en países latinoamericanos. Este modelo logró soportar la embestida internacional y los mecanismos de guerra económica que se fueron recrudeciendo en el segundo semestre de 2014 «, dijo en cadena de radio y televisión.

Planteó que la inversión pública ha venido sosteniendo a la población de tres países, producto de las acciones desestabilizadoras de la derecha.

«El primer país es el de la familia venezolana trabajadora, ya que contamos con el récord de disminución del desempleo, así como con el ingreso por familia más alto en los últimos 10 años», dijo, al tiempo que explicó que el segundo país es «la economía criminal del acaparamiento de productos por parte de los grandes distribuidores». Por su parte, el tercero es el de los efectos del contrabando de extracción hacia Colombia.

«Son tres países que prácticamente son atendidos por el esfuerzo del trabajo de los productores nacionales», acotó Maduro, quien anunció la aprobación de 148.998 millones de bolívares para inversiones y garantizar los sistemas de distribución de alimentos a nivel nacional.

Indicó que además se aprobó un plan de divisas, a 6,30 bolívares por dólar, por un monto de 8.109 millones de dólares para la inversión alimentaria y de productos fundamentales y destacó que el Gobierno ha consolidado convenios con productores de insumos básicos para asegurar el abastecimiento del pueblo y derrotar acciones de la Guerra Económica.