Maduro a la Casa Blanca: “no acepto amenazas de nadie”

113

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, rechazó una serie de amenazas directas recibidas por parte del gobierno de Estados Unidos (EEUU) que ampara las acciones violentas que impulsan grupos de la derecha para forzar un golpe de Estado.

AVN

“No acepo amenazas de nadie. Venezuela no recibe órdenes de nadie”, aclaró el Presidente.

Explicó que el embajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Roy Chaderton, recibió una llamada telefónica del Departamento de Estado de Washington (EEUU).

“Un funcionario Alex Lee, subsecretario adjunto para América del Sur, le transmitió un mensaje al gobierno de Venezuela: Le dijo que Estados Unidos le exigía al pueblo de Venezuela que se sentara a dialogar con la oposición; en segundo lugar, que dejáramos en libertad a todos los detenidos por los disturbios recientes; y en tercer lugar, dijo ‘el arresto del señor Leopoldo López podría causar muchas consecuencias negativas con sus ramificaciones internacionales’ y solicitó que se detuvieran las medidas judiciales (en su contra)”, informó.

El Presidente calificó como inaceptables las exigencias presentadas por el gobierno de Estados Unidos contra el pueblo venezolano.

“Mandé a responder diplomáticamente, como debe ser. Le mandé a decir al Departamento de Estado: No acepto amenazas de nadie en este mundo; no habrá fuerza que nos detenga a los bolivarianos venezolanos en la tarea de hacer justicia y vencer al fascismo; y tercer mensaje, en Venezuela estamos dispuestos a llegar hasta la última consecuencia en la defensa de la paz, nuestra independencia y nuestra democracia, que se entienda en el mundo”, recalcó.

Explicó que este lunes solicitará al secretario general de la Unión de Naciones del Sur (Unasur) y a una serie de mandatarios latinoamericanos el apoyo para denunciar las agresiones directas realizadas por el gobierno estadounidense contra Venezuela.

“Por si alguien lo duda, en Venezuela está en marcha un plan para crear una crisis política y justificar un golpe de Estado. Los patriotas debemos estar claros de dónde estamos parados, qué representamos en este momento de la historia”, recalcó.

Resaltó también la necesidad de demostrar una gran lección de dignidad exigiendo el respeto de los derechos, independencia y soberanía conquistados por los pueblos de América Latina y el Caribe. “No vendrá ningún gobierno del mundo a fijarnos pauta”, aclaró el Presidente.