La defensa de la democracia y la Amazonía, temas de la visita de Lula a los Estados Unidos

@POTUS
282

Luciana Rosa – Opera Mundi | 

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva llegó a Washington a última hora de la tarde del pasado jueves (02/09). En su primera visita a Estados Unidos en este nuevo mandato, Lula se hospedó en la tradicional residencia diplomática Blair House, una mansión adquirida por el gobierno estadounidense durante la Segunda Guerra Mundial y abierta a visitantes internacionales de honor.

La casa, que se encuentra a metros de su pareja más famosa, la Casa Blanca, fue el lugar elegido para albergar las primeras actividades del mandatario en territorio norteamericano. En una mañana soleada en Washington, Lula habló en exclusiva para el canal CNN Internacional.

Poco después, el mandatario acogió una reunión con diputados progresistas, entre los que se encontraban los demócratas Bernie Sanders y Alexandria Ocasio-Cortez, quienes se manifestaron públicamente pidiendo la salida de Jair Bolsonaro de Estados Unidos, poco después del intento de golpe de Estado en Brasilia, el 8 de enero.

El senador por el partido demócrata Sanders, llegó a Blair House poco antes de las diez y media, hora local. Pramila Jayapal, Sheila Jackson Lee, Brad Sherman, quienes también asistieron a la reunión, llegaron un poco más tarde.

Afuera, opositores y simpatizantes del presidente se manifestaron frente a la residencia.

Entre ellos se encontraba Myriam Marx, quien forma parte de la organización Defendemos la Democracia en Brasil. Dijo a Opera Mundi que desde 2021 una parte de la organización tiene su sede en Florida, precisamente el estado donde el expresidente Bolsonaro fijó su residencia.

“No es fácil, sobre todo porque la mayoría de las personas que organizan la base son mujeres, y Florida es una región inhóspita para nosotros porque en Nueva York te pierdes entre la multitud. Y allí, la mayoría de estas mujeres son trabajadoras de limpieza, son inmigrantes económicos, viajan solos en autos y allí se sueltan las armas, la gente es muy agresiva y la gente que apoya a Bolsonaro allí es muy agresiva”, dice la militante al explicar cómo su organización aprendió a defenderse de los ataques y atropellos de militantes pro-Bolsonaro.

Al final de la reunión, que duró cerca de una hora, Sanders habló con la prensa brasileña y se irritó con los manifestantes pidiéndoles silencio.

“El presidente y yo hablamos sobre la necesidad de fortalecer las bases democráticas no solo en Brasil, no solo en los Estados Unidos, sino en todo el mundo porque existe una amenaza masiva de la extrema derecha autoritaria como [Donald] Trump o Bolsonaro que intentan socavar democracia, y nuestro trabajo es fortalecer la democracia en Brasil, fortalecer la democracia en los Estados Unidos y en todo el mundo”, dijo el senador.

Lula y Bernie Sanders, encuentro en Washington. (Ricardo Stuckert)

Antes de dirigirse a la Casa Blanca, Lula también conversó con representantes del Sindicato de la Federación Estadounidense de Trabajadores y del Congreso de Organizaciones Industriales.

En la Casa Blanca, el foco de la conversación fue la democracia y el cambio climático.
Lula llegó a la Casa Blanca acompañado de la primera dama, Janja, alrededor de las cuatro de la tarde del viernes. Biden los recibió solo, ya que Jill Biden no se encontraba bien y no pudo asistir.

En sus primeras palabras en el Salón Oval de la Casa de Gobierno estadounidense, sin mencionar a Bolsonaro, Lula dijo que Brasil ha sido marginado en los últimos cuatro años. “El expresidente, a quien no le gustaba mantener relaciones con ningún país, su mundo empezaba y acababa con fake news, mañana, tarde y noche. Parecía despreciar las relaciones internacionales”, dijo el mandatario brasileño. Su homólogo estadounidense comentó entre risas, “suena familiar”.

Biden recordó que ambos países pusieron a prueba sus democracias recientemente, en referencia a la toma del Capitolio el 6 de enero de 2021 y durante la invasión de los Tres Poderes el pasado 8 de enero.

El representante estadounidense, a su vez, recordó que en ambos casos prevaleció la democracia. “Cuando hablamos en enero afirmé nuestro compromiso inquebrantable con la democracia y cuando hablamos de nuestras agendas, parecían muy similares. Afirmé el apoyo incondicional de Estados Unidos a la democracia brasileña y el respeto a la libre voluntad del pueblo brasileño”, recordó Biden.

Preservación de la Amazonía

En el centro de la discusión también estuvo el cambio climático. El presidente brasileño volvió a pedir a los países miembros del G20 que se comprometan con los acuerdos realizados en esta área del cambio climático.

“En los últimos años, la Amazonía ha sido invadida por la irracionalidad política, la irracionalidad humana, porque tuvimos un presidente que ordenó la prospección para entrar en áreas indígenas y prospectar en los bosques que demarcamos como reservas en la Amazonía”, dijo Lula sobre la emergencia actual. situación que se vive actualmente en la región.

(Ricardo Stuckert)

Dijo que se comprometió a llegar al 2030 a cero deforestación en la región. “Vamos a hacer un esfuerzo muy grande para transformar la Amazonía en un santuario para la humanidad”, dijo Lula.

Del lado norteamericano, el presidente Biden reforzó que los países deben unirse en la lucha para defender el estado de derecho y los valores que comparten. “Brasil y Estados Unidos son socios naturales para enfrentar los desafíos globales actuales y en especial el cambio climático”, completó Biden.

6 y 8 de enero

Los recientes ataques físicos que ambos países sufrieron en las sedes de sus instituciones crearon una especie de denominador común entre las dos naciones, en términos de población, las dos democracias más grandes del mundo.

“Ahora tenemos algunos problemas para trabajar juntos: nunca más permitir que haya un nuevo capítulo del Capitolio, y nunca más tener lo que pasó en Brasil, una invasión del Congreso Nacional, el Palacio Presidencial y la Corte Suprema”. dijo Lula en la Casa Blanca.

Para Biden, quien aún tiene que declarar oficialmente si participará en las elecciones presidenciales del próximo año, nuestras dos naciones son democracias fuertes y han sido probadas, duras”, pero para él, en ambos casos prevaleció la democracia.

Traducción de Question Digital

Source Opera Mundi