Estados Unidos ya no tiene “gobierno alterno” en Venezuela

MARIELA LOPEZ
311

Marcos Salgado |

El Departamento de Estado de Estados Unidos tomó control del edificio de la embajada de Venezuela en Washington, y otros edificios en esa ciudad y en Nueva York, hasta ahora en manos de representantes del diputado y autoproclamado presidente, Juan Guaidó, quien en diciembre fue cesado en el “cargo” por sus propios aliados.

La agencia Bloomberg citó fuentes de la diplomacia estadounidense para confirmar que desde esta semana se le prohibió el ingreso al edificio del 1099 de la calle 30, a unas 10 cuadras de la Casa Blanca.

En rigor, el “embajador” designado por Guaidó y reconocido en 2019 por el gobierno de Donald Trump, Carlos Vecchio, había cesado en sus “funciones” el 6 de enero, cuando emitió un comunicado que todavía puede leerse en una suerte de página web alternativa de la embajada, donde achaca a los partidos opositores haber eliminado “inconstitucionalmente“ la “presidencia encargada”.

La embajada de Venezuela en Washington.

La casona de ladrillos rojos ya había sido objeto de seguimiento de prensa, cuando en los primeros meses de 2019 varios grupos de solidaridad con la Revolución Bolivariana tomaron la sede durante semanas, hasta que fueron desalojados por la policía. En junio de 2020 Kevin Bruce Zeese, Margaret Ann Flowers, Pino Adrienne y David Vernon Paul, integrantes de Code Pink y Popular Resistance, fueron sentenciados a pagar multas por haber permanecido en el edificio hasta que los desalojaron por la fuerza.

Sin relevo

Después de destituir a Guaidó los diputados con mandato cumplido, pero que se siguen arrogando el titulo de legisladores activos, nombraron a Fernando Blasi como representante en Estados Unidos. Blasi había sido “agregado comercial” en la embajada al mando de Vecchio y está ligado al partido Un Nuevo Tiempo, una de las agrupaciones que le dio la espalda a Guaidó.

Blasi viene siendo investigado por la fiscalía venezolana, por participar de una trama de corrupción en el desvío de fondos bloqueados que Estados Unidos entregó a Guaidó. A pesar del “nombramiento”, Estados Unidos no le otorgó estatus de diplomático (como sí lo tenía Vecchio) y ahora completó el cuadro tomando control de los edificios, y dejando a Blasi y los suyos en la vereda de la Calle 30.

Fernando Blasi, designado pero no reconocido.

Según Bloomberg, Blasi no será reconocido por EE.UU. porque “no lo nombró un presidente”. Aún así, la administración Biden seguirá sin reconocer al gobierno de Nicolás Maduro, aunque funcionarios de primera línea se reunieron en el mismísimo Palacio de Miraflores con el presidente.

Según las fuentes, el Departamento de Estado mantendría los edificios hasta que se devuelvan al Estado venezolano. ¿Podrá alargarse este impasse hasta 2025, fecha en la que debe asumir en Venezuela un gobierno electo en el próximo turno electoral?

Periodista argentino del equipo fundacional de Telesur. Corresponsal de HispanTV en Venezuela, editor de Questiondigital.com. Analista asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, estrategia.la)