La declaración de los 14: más que advertencia, el informe parece una amenaza

21

Eleazar Díaz Rangel-UN|

Quienes parecen amenazar fueron los 14 cancilleres que pidieron al gobierno venezolano “Un calendario electoral, la liberación de los presos, políticos y y que se reconozca la legitimidad de las decisiones de la AN”. Entre esos países no está ninguno angloparlante del Caricom, ni Surinam, ni Nicaragua y El Salvador, entre los centroamericanos, y de Suramérica faltan Bolivia,   Ecuador y Venezuela, por supuesto, todos los cuales forman una mayoría de mas de 20.

Es importante observar que gobiernos que parecían entender la situación que vive el país, pero particularmente las razones del gobierno venezolano en cuanto a las cuestiones expuestas, como podrían ser los de Colombia, Uruguay  y México, asumen esas posiciones por dos motivos: primero, por presiones desde EEUU, y luego por la influencia que, en el caso de Bogotá, ejercen fuerzas opositoras venezolanas.

En relación a sus peticiones,  son todas consignas de sectores de la oposición pero que formuladas desde el exterior podrían considerarse injerencia en nuestros asuntos internos. Veámoslas: el calendario electoral lo anunció, oportunamente el CNE y sigue vigente hasta las elecciones de alcaldes y de gobernadores, auque faltan precisiones; sobre la libertad de los políticos presos, es materia que se examinaba en la mesa de diálogo y se habían producido unos avances, y en cuanto a la legitimidad de las decisiones de la AN, es materia juzgada en el Tribunal Supremo de Justicia, que seguramente podrán cambiarse si la propia AN toma algunas decisiones previas; pienso que es cuestión que ambas partes pueden discutir y resolver.

Entretanto, esa declaración refleja que los sectores que en Washington mantienen relaciones con la oposición venezolana, seguirán impulsando medidas y acciones para desestabilizar el gobierno, y desde la OEA en busca de la mayoría que  logre, por lo pronto, aplicar la “carta democrática”, que por ironías del destino fue elaborada y propuesta por Venezuela para frenar cualquier impulso antidemocrático en la región. No cesarán en estos propósitos, y el alto gobierno estará consciente. Lo veremos mañana, cuando la Canciller les hable claro en la OEA.

La palabra presidencial

A veces me da la impresión de que el presidente Maduro no siempre tuviese idea  exacta de los efectos de sus palabras, ni asesores o altos funcionarios cercanos que se le adviertan. ¿Cuantas veces nos ha hablado sobre amenazas de golpes y de conspiraciones?. Y finalmente todo parece disolverse en la nada. Incluso llegó a crear un Comando anti-golpe, revelador del peligro que existe.  El pasado martes “señaló que  han activado para esta semana nuevas acciones antigolpes “porque las amenazas van mas allá de las declaraciones”.

¿Sabremos algo mas de esas amenazas? ¿Tendremos en los próximos días informaciones que revelen un seguimiento, algunos hallazgos, nombres y planes?  Pero cuando habló en la  Universidad Bolivariana de los Trabajadores dijo otras cosas que han generado las mayores expectativas y especulaciones. Entonces llamó a estar “alerta con la traición y con los traidores”,  denunció  que querían “meterle una puñalada por la espalda”, y explicó que “como no han podido (con él) preparan nuevas jugadas con traidores, no los subestimemos con sus tesis reformitas…”

  ¿Se podrá imaginar el Presidente la cantidad y jerarquía de nombres que se han barajado entre la gente en busca de esos traidores?

Por otro lado, el  próximo jueves se cumplen dos meses del anuncio del presidente Maduro, según el cual   la nueva directiva de Pdvsa, designada el 29 de enero, la “saneará de la corrupción”.Buena fecha para que le informen al país cuantos corruptos han descubierto