La burbuja mediática, el parto de los montes: de la supuesta Toma por el fascismo a una concentración sin pena ni gloria

44

ven maduro en marchaMario Sanoja Obediente-  Iraida Vargas-Arenas |

Uno

Venezuela y las y los venezolanos somos, en estos momentos, objeto de una de las más virulentas campañas mediáticas de desprestigio que haya organizado jamás el imperio contra país alguno. Solo faltaría que la propaganda de los medios de derecha nos acusara, como a la Unión Soviética en la década de 1940, de comernos crudos a los niños.

El principal pecado que nos achaca el imperio capitalista,  es que tratemos de construir  el socialismo bolivariano en medio de su situación de descalabro generalizado. Pero no es esto lo que transmite su mafia cartelizada de medios  internacionales y nacionales de comunicación controlados por las derechas, sino la falsa imagen de  una sociedad venezolana muerta de hambre,  sometida supuestamente a una  pavorosa dictadura madurista. Ello ocurre en un momento cuando el imperio intenta ocultar con esta cortina de humo que el capitalismo neoliberal y su estrategia de conquista, la hiperglobalización, están entrando en la fase final de su coyuntural hegemonía mundial.

A pesar de haber golpeado al pueblo de Venezuela, los efectos de la guerra económica distan mucho de los que presentan los medios cartelizados a nivel internacional.  En Venezuela nadie se muere de hambre, a nadie de quitan su vivienda, al contrario se la dan, nadie muere por falta de atención médica –que por demás es gratuita–, ningún niño o niña en todo el país falta a la escuela donde además de educación, formación y conocimientos recibe totalmente gratis alimento –almuerzo y merienda– y útiles escolares, incluyendo canaimitas (mini computadoras), las y los jóvenes ingresan a las universidades sin que ello suponga pago alguno y además el gobierno les da libros y tabletas electrónicas totalmente gratis, etc.

Dosven marchas_del_1s

El peor fracaso del neoliberalismo y su praxis merkeliana de la austeridad reside en haber provocado, a nivel global, un enorme crecimiento de la desigualdad social. En Estados Unidos el 10% de la población pobre aumentó su miseria en un 10%, mientras que el 1% más rico aumentó correlativamente sus fortunas personales. En Europa occidental,  el capitalismo keynesiano  de la II  posguerra mundial  que había logrado hasta la década de los 70’s del siglo  pasado un aumento del bienestar general de la población fue opacado a partir de entonces por la ola de miseria y degradación social provocada a partir de esa época por el dogma de la austeridad económica del capitalismo neoliberal que golpea particularmente a la población de países como España, Grecia e Italia.

Provocan un profundo dolor los documentales y fotografías que nos muestran la lenta agonía que sufren los pueblos de España  en una cotidianidad poblada de desahucios. Ésta ha generado ciudades enteras de gente sin vivienda y ciudades enteras de viviendas sin gente, de desempleo, de carencias de todo tipo y de represiones como consecuencia del ajuste neoliberal implementado por el Partido Popular y, en su tiempo, por el PSOE; la miseria inducida por el neoliberalismo  carcome la vida del gran pueblo griego: gente  sin trabajo, expulsada de sus hogares, viviendo de la caridad pública, sin presente y sin futuro; el progresivo desmantelamiento de la gran nación mexicana en manos del narco-Estado, sometida a todo tipo de violencia  y humillaciones para que la clase dominante, que transfiere al exterior 71.908 millones de dólares, pueda preservar un fantasmagórico equilibrio macroeconómico neoliberal que consolida la terrible desigualdad social mientras cancela la movilidad social y la reactivación del mercado interno; los millones de campesinos y campesinas empobrecidos, desplazados, despojados de sus tierras; los niños y niñas muriendo de hambre en la Guajira colombiana para favorecer las transnacionales mineras, mientras se nos presenta en los medios la Colombia neoliberal opulenta, turística, de la cual disfrutan los ricos; el millón y medio de nuevos pobres que en menos de 8 meses creó el gobierno neoliberal de Macri; la patética desigualdad social neoliberal en Perú y en Chile; el truculento golpe parlamentario con que la clase política corrupta neoliberal de Brasil derrocó a la presidenta legítima Dilma Rouseff…..

En tanto, los medios y los supuestos organismos mundiales defensores de derechos humanos (incluida la ONU)  cartelizados bajo la férula imperial cierran los ojos y la boca, callan su vergüenza mientras arremeten sin piedad contra la pequeña Venezuela. Sin ningún pudor la burbuja mediática convierte una relativamente rala concentración de 25.000 personas (ver link 1) en dos municipios del este de Caracas (Chacao y Baruta) que tienen una población aproximada de 800.000 de personas,  en una fantasmagórica marcha que habría concentrado un número mayor personas que la población total de los mismos ¡un millón de personas! que  supuestamente habrían “tomado” la ciudad el 1 de septiembre. Los seguidores de la derechista Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que habían sido mentalizados durante semanas para salir a la calle a derrocar a Maduro y a “matar gente” (ver link 2), se sintieron engañados cuando sus dirigentes les dijeron que la  nueva orden era cacerolear. Este malestar se manifestó en la redes sociales con la etiqueta “#MalditaMUD”. Por el contrario, los medios ocultan el hecho evidente del resurgimiento del protagonismo de calle del pueblo chavista que se manifestó en una mega concentración  de 200.000 personas que plenó los más de 3 kilómetros de largo por 50 de ancho de la Avenida Bolívar en Caracas (ver link 3),  así como en grandes concentraciones chavistas en todas las capitales de estado del país.

La  tan publicitada toma de Caracas por la derecha fascista el 1 de Septiembre pasado, tenía como objetivo presionar al Consejo Supremo Electoral para que fijase la fecha del Revocatorio, sin reparar que ya dicho organismo, con semanas de antelación, había fijado el lapso entre el 24 y el 30 de Octubre próximos para la recolección del 20% de manifestaciones de voluntad. Sin embargo, el objetivo real de la derecha fascista era obligar al CNE a convocar  el Revocatorio para este mismo año 2016  en condiciones fijadas por ellos, saltándose arbitrariamente la legalidad de la Constitución que establece una serie de lapsos que deben ser cumplidos. Si el revocatorio se efectúa como es legal, en 2017 y Maduro fuese eventualmente  revocado, el Vicepresidente Ejecutivo, Aristóbulo Istúriz, según la Constitución, sería designado Presidente hasta el final del mandato en 2019. La tan cacareada Toma de Caracas resultó pues finalmente   como el Parto de los Montes: ¡la montaña parió un ratón!.

ven guardia se defiendeLa burbuja mediática de la derecha internacional oculta igualmente que desde el mismo momento   que es electo el Presidente Maduro en 2013, la derecha fascista local, siguiendo las órdenes del candidato derrotado, Henrique Capriles,  llamó a sus seguidores a drenar su “arrechera”, quemando los módulos de salud con todo y médicos cubanos adentro, a quemar los autobuses públicos con los pasajeros adentro, asaltar las estaciones del metro, las oficinas públicas, asesinando a 18 civiles, incluyendo niños. Posteriormente ocurrió en 2014 el acto terrorista denominado “La Salida”, ejecutado por el movimiento fascista Voluntad Popular liderado  por Leopoldo  López, que llenó a Venezuela de violencia  dejando un saldo de 47 muertos y más de 860 heridos, todos chavistas. Universidades, guarderías infantiles, oficinas públicas como la de la fiscalía, autobuses y patrullas de la policía, así como numerosos  vehículos   oficiales sucumbieron a la ola de violencia quemados y destruidos.

Tres

La hiperglobalización neoliberal tiene como meta una promoción exagerada de las ganancias del  gran capital que es antagónica a los intereses de la mayoría de la población que no es rica. En Estados Unidos, en 2015, el 48% de la población se declaró como clase trabajadora, es decir,  que no se considera parte del capitalismo corporativo que los explota. Ello explicaría por qué dicha clase social se ha convertido en un objetivo político tanto del movimiento contestatario socialdemócrata que lidera Bernie Sanders,  como del movimiento populista de derecha liderado por Donald Trump.

Por las razones expuestas, Trump se ha declarado como opuesto a los tratados de libre comercio suscritos o inducidos por la hiperglobalización, que el capitalismo corporativo de Estados Unidos ha impuesto a los pueblos de su periferia,  particularmente al Tratado del Pacífico (TTP) que hoy comienza a ser rechazado en Europa. Esta  parte de  la política de  la hiperglobalización capitalista neoliberal, promovida particularmente por las administraciones de Clinton, Bush y Barak Obama, ha ocasionado a la clase trabajadora estadounidense la pérdida de miles de empleos que han migrado a otros países, así como también la quiebra de ciudades otrora pujantes como Detroit, entre otras, antigua capital de la industria automovilista estadounidense.eeuu trump memes

El movimiento acaudillado por Trump se inclina, pues,  hacia un supuesto nacionalismo de derecha aparentemente opuesto a la hiperglobalización neoliberal y el libre comercio, postura que encuentra eco en los partidarios del Brexit en Inglaterra y en los movimientos  populistas nacionalistas de derecha como  el de Marie Le Pen en Francia, los de Austria y en Holanda, también de tendencia fascista, que abogan por la salida de sus respectivos países de la Unión Europea.

Cuatro

La innegable crisis estructural global del capitalismo neoliberal ha tenido efectos variados sobre las diferentes versiones nacionales del capitalismo. Ello se puede observar en sociedades económicamente tan complejas como la venezolana, donde se combinan todavía los vestigios del capitalismo rentista colonial que se inició hacia finales del siglo XVIII,  la cultura y el rentismo petrolero neocolonial que se consolidó a partir de 1936, el capitalismo estatal corporativo de corte desarrollista neocolonial que  comenzó  a manifestarse desde 1950 bajo el régimen nacionalista de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez y luego liderado por Fedecámaras (mafia de empresarios y comerciantes) y la clase política de Acción Democrática y Copei. Este proceso histórico culmina, finalmente, con la apertura revolucionaria hacia el socialismo, sistema que busca el bienestar y la justicia social, iniciado por la Revolución Bolivariana bajo el liderazgo del Presidente  Hugo Chávez en 1999.

El modelo de justicia social y de liberación nacional bolivariano elaborado por el Presidente Hugo Chávez ha logrado finalmente, gracias al extraordinario programa de inversión en políticas sociales  hecho por el gobierno revolucionario, limitar las secuelas negativas del colapso del viejo modelo rentista venezolano que exacerbó la dependencia económica y cultural que el imperio usamericano nos impuso a través de  la derecha empresarial y comercial venezolana. La agenda económica para promover la productividad propuesta por el Presidente Nicolás Maduro, sin embargo, ha sabido administrar pacientemente, por ahora, el impacto combinado que tiene tanto la crisis económica mundial como la guerra económica-cultural interna sobre la estabilidad y la conciencia política de la sociedad venezolana.

chavez saludaDentro de tal juego perverso,  uno de los factores que juega -felizmente- a favor de la Revolución es la intemperancia y la prepotencia tanto de la llamada Mesa de la Unidad Democrática como de la burguesía empresarial-comercial, naturaleza criminal que los lleva a tratar de perseguir una cruenta victoria sobre el gobierno revolucionario apoyados en la guerra económica y cultural,  en el castigo implacable a la sociedad venezolana que se niega a ser sierva o esclava del sector empresarial-comercial,  parásito de los dólares de la renta petrolera nacional.

La guerra económica que persigue, como hemos dicho, objetivos culturales y psicológicos que abran paso a un revivir del neoliberalismo en el país, intenta ser un ajuste neoliberal concebido por el imperio y aplicado por la burguesía empresarial-comercial venezolana con la complicidad activa o pasiva de los regímenes fascistas de la derecha latinoamericana y europea, uno de cuyos voceros es el Sr. Almagro, Secretario General de la OEA. Se trata en realidad de una versión muy violenta de la lucha de clases donde el objetivo es quebrar la resistencia de la población venezolana, sea de derecha o revolucionaria, para rendirla por hambre y forzarla a que acepte sin chistar el ajuste neoliberal  planificado por el Fondo Monetario Internacional con la corporación político empresarial local (Fedecámaras, Consecomercio, etc.) que pretende derrocar al presidente legítimo Nicolás Maduro para colocar al  impresentable adeco Henry Ramos Allup  como  presidente-verdugo del pueblo venezolano.

Dentro del marco de aquellas intervenciones se inscribe -como ya dijimos- la guerra terrorista urbana denominada “La Salida”, iniciada en 2014 por la extrema derecha venezolana denominada Voluntad Popular, bajo el liderazgo de Leopoldo López, miembro conspicuo de la alta burguesía venezolana. “La Salida” tuvo como finalidad utilizar el miedo como estrategia desestabilizadora de la Revolución Bolivariana, organizando células terroristas urbanas, siempre apoyadas por mercenarios paramilitares colombianos, que alteraron la vida cotidiana de las y los venezolanos y se saldó por 47 muertos militares y civiles, y 860 heridos todos del pueblo chavista.

La guerra terrorista, continuada una vez que “La Salida” fue controlada por las fuerzas del orden,  desembocó en 2015 en una inflación inducida por la burguesía empresarial y comercial, acompañada por el ocultamiento selectivo de los productos de primera necesidad y su contrabando hacia Colombia, el “bachaqueo” y la especulación con los mismos utilizando sectores populares corrompidos por los valores negativos del capitalismo.

La  última ofensiva terrorista programada para el 1 de Septiembre de 2016  en Venezuela y  ejecutada por los sicarios locales del imperio, los partidos políticos que integran  la  llamada Mesa de la Unidad  Democrática, fue estruendosamente derrotada por la acción conjunta del gobierno cívico militar y las multitudinarias concentraciones chavistas que se realizaron tanto en Caracas como en todas las capitales de los estados del país. El aparato terrorista, el armamento y los explosivos que apoyaban dicha ofensiva, incluidos dirigentes políticos importantes y grupos de paramilitares colombianos, fue capturado con armas y bagajes (ver link 3). ven guarimbero s1

Cinco

El recorte programado de la producción de bienes de primera necesidad para inducir la escasez afecta principalmente la vida cotidiana de las mujeres y en consecuencia la reproducción de la vida social de sus familias. Todas las acciones anteriores están unidas a la guerra financiera externa e interna que intenta asfixiar la economía venezolana y al ataque político que lidera la OEA y la campaña mediática internacional y nacional que dirige la derecha transnacional cartelizada como arma mortal de la hiperglobalización neoliberal.

En Venezuela, la manifestación fenoménica, cultural, terriblemente devastadora de aquella guerra económica, son las llamadas “colas” para comprar los alimentos subsidiados por el gobierno revolucionario venezolano. Las colas fueronuna manera de recordarnos diariamente que la  burguesía empresarial-comercial tiene el poder para mantener indefinidamente  la especulación, el acaparamiento de los alimentos y las medicinas y su impacto artero sobre la vida cotidiana y el futuro de la sociedad venezolana… hasta que  supuestamente caiga la Revolución Bolivariana… o que se imponga un drástico golpe de timón en la política exterior de  los Estados Unidos y éste finalmente entienda que una Venezuela   Libre y Soberana, podría ser un aliado que los beneficie para conservar la América Latina como una región de paz y de justicia social en momentos que Estados Unidos se encuentra en franca decadencia tanto global como doméstica.

Referencias

Link 1: imágenes marcha opositora

https://www.youtube.com/watch?v=xGwUu7aOcZE

Link 2: Actividades de inteligencia que permitieron frustrar el intento de golpe de estado (rueda de prensa del Ministro Reverol):

https://www.youtube.com/watch?v=se1zEfgHN4M

Link 3: Opositores increpan a Freddy Guevara en la marcha del 1° de Septiembre

https://www.youtube.com/watch?v=6nL5vlphcz8